martes, agosto 30, 2016

Graves violaciones generan alerta en el macizo colombiano



El Comité de Integración del Macizo Colombiano – CIMA, denuncia ante la opinión pública la crítica situación de derechos humanos que enfrentan comunidades, organizaciones, líderes y lideresas y hoy tiene atemorizada la región del Macizo Colombiano y coloca en máxima alerta al movimiento social y de derechos humanos en el departamento del Cauca.

Asesinado líder Indígena Awá del Resguardo Hojal la Turbia, Tumaco Nariño



El día de ayer 26 de agosto a las 5:00 pm, dos sicarios acabaron con la vida de nuestro hermano Camilo Roberto Taicus Bisbicus de 50 años de edad, líder indígena del resguardo Hojal la Turbia. Cuando se encontraba de regreso a su resguardo una moto se interpuso al taxi que lo transportaba y de manera indiscriminada abrieron fuego contra él, quien murió instantáneamente.

Las Falacias Contra El “Bronx”



Por Thomas García Laviana

Han trascurrido más de 13 semanas, desde aquel pasado sábado 28 de mayo donde en medio de una población flotante de más de 9.794.896 habitantes, la Policía, fiscalía y entes distritales se tomaron 10.000 metros cuadrados del centro de la capital colombiana mal llamado El “Bronx” los cuales estaban ocupados por dueños de inmuebles, arrendatarios, comerciantes y no más de 2.000 “habitantes de calle” además de la mafia que con complicidad de altos efectivos de la policía y el batallón guardia presidencial del ejército nacional, atreves del control de la droga, producían todo tipo de vejamenes.

Los Megaproyectos De La Desposesión



La privatización de los recursos naturales avanza en toda América Latina y México no es la excepción. Con los nuevos tratados de libre comercio, la situación podría empeorar

Nueva política Minero – Energética



Hablar de una nueva política minero energética significa para el movimiento social y sus organizaciones construir soberanía sobre los preciosos recursos naturales del país. Recursos que como el carbón, el petróleo, el oro, el coltán o el agua, entre otros, son elementos no renovables y que su explotación desmedida no producen riqueza para los colombianos, sino miseria y contaminación ambiental.

Pronunciamiento de la Diócesis de Quibdó, sobre los acuerdos del Paro Cívico por la dignidad del Chocó



El Paro Cívico evidenció la decisión del pueblo chocoano de trabajar por la construcción de una nueva sociedad con mayor participación política que luche por el cambio del actual modelo de desarrollo económico.  Los logros alcanzados son significativos y corresponden al espíritu esencial del pliego de exigencias. No obstante, son coyunturales y no resuelven las problemáticas de fondo del departamento, por lo cual se requiere continuar en la búsqueda de soluciones en diversas instancias.

El planeta pierde 33 mil hectáreas de tierra fértil por día



Por Baher Kamal

El mundo pierde 12 millones de hectáreas de tierra fértil por año, lo que equivale a 33.000 hectáreas diarias, de 30 a 35 veces más que la proporción histórica.

Crecimiento, empleo y equidad frente al falso mito de la independencia de los Bancos Centrales



Por Alejandro Vanoli – UDE de CELAG/ ALAI

Los Bancos Centrales tienen su origen en bancos privados que tuvieron por objeto la emisión de dinero en el siglo XVII. Los primeros fueron el Banco de Estocolmo y el Banco de Inglaterra. Pero recién en el siglo XX se concibe a los Bancos Centrales tal y como los entendemos en la actualidad, como un Banco estatal que detenta el monopolio de la emisión de dinero y es encargado de la regulación monetaria y cambiaria.

México, una democracia donde el Estado desaparece civiles


Por Daniela Pastrana

“Vete tú y le avisas a mi papá que aquí me detuvieron”, dijo Maximiliano Gordillo Martínez a su compañero de viaje el 7 de mayo en la estación migratoria de Chablé, en el sureño estado mexicano de Tabasco. Fue la última vez que fue visto con vida y lo último que sus padres saben de él.

Democracia vale más que el oro: El proyecto minero La Colosa y el derecho ciudadano a la participación




El informe que usted tiene en la mano es el resultado del compromiso que desde hace 10 años ha tenido el movimiento de paz holandés PAX con la situación de las comunidades que se encuentren en el área de influencia del proyecto minero La Colosa, en el municipio de Cajamarca, en el departamento Tolima. El proyecto lo adelanta la empresa transnacional AngloGold Ashanti.

lunes, agosto 29, 2016

Las FARC, la Paz y sus Aliados



Por: Gearóid Ó Loingsigh

En junio de este año, las FARC y el gobierno de Colombia anunciaron el fin del conflicto armado y el 24 de agosto 2016, firmaron el Acuerdo Final entre las partes. En ambas ocasiones el anuncio fue recibido con alegría, lágrimas, besos, abrazos y un estado de exaltación entre la multitud que la veía en pantalla, un gran jolgorio.  Parecía como una de esas reuniones carismáticas de predicadores tele-evangelistas en los EE.UU.  Igual que en esas reuniones, no cabía la duda, la fe exigía una creencia ciega en lo anunciado y él que discrepaba, dudaba o simplemente tenía alguna pregunta está condenado a las llamas eternas del infierno.

Participación política ¿Apertura democrática para construir la paz?



Por: Jorge Salcedo

Cuando escribo estas líneas, recuerdo algunos de  los  perennes pendientes de los acuerdos con los que nos tuvieron engolosinados cuatro años y que, finalmente, se pactaron a escondidas y de los que nos enteramos solo cuando ya “todo estuvo  acordado”. Entre, estos importantes temas  se encontraban las garantías para la oposición, que finalmente se concretaron exclusivamente y  precariamente en favor de la FARC,  pero no de la democracia. La participación política de las Farc, desmovilizadas, se resolvió con  la garantía de diez curules (5 en Cámara y 5 en senado) durante 8 años, botín electoral con el que “salvan” el orgullo después de 50 años de lucha armada. Sobre este aspecto no tengo ningún reparo salvo que, seguramente, los diez escaños los perderán  las actuales minorías parlamentarias. Habrá que ver que opinan tales minorías.  

Paz que humaniza, fusiles que destruyen



Por: Manuel Humberto Restrepo Domínguez

Periódicos tradicionales, canales de televisión y radio como RCN, NTN, CARACOL, y sus redes sociales asociadas, han venido prestando un flaco favor a la pretensión de un país por empezar a vivir el derecho negado a la paz, abandonando la guerra y los aplausos a la muerte. El país tiene que empezar a olvidarse de los héroes y a reconocer a los humanos como humanos a secas, que merecen vivir en condiciones de dignidad, alejados del temor, de la persecución, del odio, de las humillaciones y las carencias. Los titulares de esta prensa, basados en encuestas de mínimo rigor, con preguntas tendenciosas e ideologizadas y respuestas incoherentes, anuncian mensajes confusos, oscuros y tramposos, como que la gente quiere la paz pero no a los que se desarman; que a la gente no le molestan los habitantes de calle, pero no los acepta en sus calles; que no le afectan los desplazados pero no frente a sus negocios; y que si hay muertos no sean de su familia; y que haya guerra pero lejos de sus casas. Quien es la gente, esa gente que quiere esas cosas y que atributos los hacen mejores humanos? y ¿cual es la gente a la que no quieren y cuales sus atributos para que sean negados?

domingo, agosto 28, 2016

El barcino, Jorge Villamil




Por: Omar Durango / Arcadia

Jorge Villamil nació en 1929. Venía de la vieja élite rural de hacendados y terratenientes del Huila, una tierra que se había convertido en escenario de las luchas agrarias de los años veinte cuando los campesinos, colonos y aparceros iniciaron fuertes movimientos locales en rebelión contra el latifundismo. Villamil creció en El Cedral, la hacienda cafetera de su padre, en contacto con la vida campesina y el mundo rural que albergaba el 79% de la población colombiana en ese entonces, y de ahí surgió su gusto por la música campesina que, dicen, aprendió a interpretar con las guitarras de los campesinos que trabajaban en la finca.

El burkini en la Europa de las libertades



Por: Ángeles Ramírez

En estos días, la vestimenta de las musulmanas ha vuelto a estar de actualidad porque al menos diez ciudades costeras francesas han prohibido el burkini, un bañador de cuerpo entero con un gorrito, que utilizan las mujeres que no quieren mostrar el cuerpo. Como obedeciendo a una consigna, algunos alcaldes – la mayoría del partido Republicano de Sarkozy, más un socialista- decidieron a la vez que ese traje de baño debía ser erradicado de las playas francesas.