miércoles, junio 22, 2011

¡"Gurisatti, paramilitar con micrófono"!

LIBERTAD DE EXPRESIÓN O PROSTITUCIÓN PERIODÍSTICA? (2-2)

¡"Gurisatti, paramilitar con micrófono"!

TEGUCIGALPA / 2011-06-22 / Así gritaba el grafiti que los estudiantes de la Universidad Nacional de Bogotá, habían escrito en la pared al lado de la Avenida 26.

Fue en el año 2000 cuando los paramilitares, para sabotear el recién iniciado proceso de paz entre Pastrana y las FARC, asesinaron entre 50-200 colombianos en una semana. Ahí estaba la señora Claudia Gurisatti entrevistando al jefe de los escuadrones de la muerte, Carlos Castaño, con una sonrisa que le iluminaba el rostro.

Anoche, martes 21 de junio de 2011, se percibió la misma expresión de odio en el rostro de esa mujer, cuando se mencionó a la guerrilla en el programa que conducía. Hubo un mensaje dirigido a las autoridades suecas mediante el cual exigían el cierre de ANNCOL y Café Stereo.

Mensaje vano ya que sabemos muy bien que Suecia no se dejará intimidar porque un par de generales y una periodista colombiana suban sus voces, desde el estado terrorista.

Afirma, Gurisatti, que Anncol y Café Stereo hacen apología del terrorismo y que son órganos radiales de la guerrilla. La señora no dejó lugar a duda alguna. No dijo “según opinión de…”sino que rotuló directamente, frente a la pantalla de los colombianos, utilizando en su afirmación la misma letra que utiliza la inteligencia militar.

Cuando vi el “bombardeo” de mentiras y otras medias verdades, ayer, en su programa “Noche de RCN”, fue como revivir los años que viví en Colombia. Volvieron los sonidos de ese bombardeo de un terrorismo mediático que no solamente asusta a los colombianos sino que además, los manipula y los embrutece, invitándolos al pánico.

Hace diez años fue asesinada con un collar bomba, Elvia Cortés Gil, de 55 años. Todavía estaba caliente su cuerpo cuando los medios, como RCN, acusaron y sentenciaron al 16º Frente de las FARC, de ser los autores de ese crimen tan espantoso.

La histeria logró torpedear la Conferencia Internacional sobre el Narcotráfico convocada por Pastrana y las FARC en la zona de despeje durante esos días.

“Sorprendida por guerrilleros del XVI frente de las Farc”, decían “la señora Cortés se había negado a pagar varios millones de una extorsión que la subversión le exigía y ayer fue sorprendida por guerrilleros del XVI frente de las Farc que ingresaron a su vivienda, la amarraron y le instalaron un collar con explosivos compuesto por varios tubos galvanizados que contenían cargas de dinamita”. Lo aseguraba RCN y Gurisatti, quien miró fijamente con sus ojos azules, la pantalla de millones de colombianos.

Y no habían sido las FARC.

Tras un mes de investigaciones, la Fiscalía General de la Nación dictó medida de aseguramiento. La medida de detención preventiva sin beneficio de excarcelación recayó contra José Miguel Suárez, un hombre que había sido detenido por miembros del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI) el 30 de mayo, 15 días después del hecho, en Chiquinquirá, Boyacá.

¿Y la responsabilidad social de un medio de comunicación, cuál es? ¿Cuál es el ABC del periodismo cuyo eje central debe ser investigar, elaborar, cuestionar, procesar y entregar los elementos a los ciudadanos para que ellos saquen sus propias conclusiones?

Anoche, la “estrella de RCN”, muy consciente, volvio a mentir cínicamente, recordando ese crimen achacado a la organización. De esta manera, reforzaría la ofensiva del estado colombiano hacia los gobiernos, como el sueco, que mantiene los principios sobre la libertad de expresión, en tanto y en cuanto no cometan delitos según su legislación.

Manuel Marulanda, expresó a los medios, en esos días del Proceso de Paz en San Vicente de Caguán : “Ustedes tienen una deudita con el pueblo colombiano”. Nada más cierto que ese dicho, “gracias” a medios como RCN y a periodistas como Claudia Gurisatti, Colombia sigue en guerra y el pueblo sigue muriendo.

Su ex jefe, Álvaro García, era director de RCN en abril de 2002. En ese momento fueron asesinados por el ejército, el camarógrafo HÉCTOR SANDOVAL y WALTER LÓPEZ, conductor del equipo de RCN-Televisión en Cali, dirigido por la periodista LUISA ESTELA ARROYAVE. Luisa está exiliada en Canadá por las amenazas de muerte del ejército lanzadas contra ella, ese mismo día [2].

El trío de RCN fue acribillado por un helicóptero del ejército que cazaba a una columna guerrillera en Cali. Al día siguiente lanzaron un cohete contra la construcción de RCN en Bogotá, como advertencia a los ejecutivos, entre ellos Álvaro García, de no tocar el tema sobre la muerte de los dos. Si no, la puntería seria mejorada.

No son palabras mías, sino de reporteros de RCN con los cuales estuve en una conferencia una semana después de los sucesos, organizada por el entonces ministro de trabajo, Angelino Garzón, hoy vicepresidente de la República de Colombia. Estaban horrorizados los colegas por el poder y las amenazas del terrorismo de estado.

Álvaro García se unió al bando de los verdugos de sus empleados y fue embajador de Uribe en Buenos Aires. Ahí envió a sus compatriotas en el país sudamericano un memorando [3], llamándolos a cooperar para informar o “sapear” toda actividad de colombianos o argentinos que actúan contra los intereses de su estado, es decir, todos aquellos que denuncien el terrorismo que nace desde el seno del estado y cuya víctima central es el pueblo desarmado.

La misma posición sostiene Gurisatti. Su solidaridad no es con sus compañeros de trabajo sino con el estado terrorista, los dueños de Colombia.

Nosotros, que no tenemos esos patrones, seguimos transmitiendo la realidad, allá y acá, le guste o no le guste a Gurisatti & Cia.

Estoy seguro que muchos de los que vieron el programa de anoche habrán sentido el mismo asco, la misma indignación y hasta la misma impotencia que sentí, pero no nos desesperamos porque toda esa mezcla de sensaciones será convertida en fuerza para seguir por el camino que hemos emprendido, abrazados por el respeto y recuerdo de nuestros mártires.


Por Dick Emanuelsson

FUENTE: http://anncolprov.blogspot.com/2011/06/la-caceria-de-brujas-se-intensifica.html

[1] La agencia ANNCOL analiza cómo los medios colombianos utilizaron el caso del collar bomba contra las FARC http://members.fortunecity.com/jcmaravaca/contenido/colombia/articulos/anncol220600.html

[2] ¿Por qué los medios no hablan de los periodistas de RCN asesinados por el ejército en la retención de los 12 diputados en Cali 2002? Por Dick Emanuelsson, Rebelión. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=53238

[3] Los colombianos en el extranjero deben volverse informantes. El embajador Álvaro García Jiménez llama a realizar inteligencia en Argentina. Por Dick Emanuelsson, Argenpress.
http://www.argenpress.info/2010/01/los-colombianos-en-el-extranjero-deben.html