martes, octubre 09, 2012

|10-10-03| Un día como hoy fueron asesinados dos salmones en la Universidad de Cundinamarca

"Hay veces, cuando todo el mundo duerme, en que las preguntas acosan a este simple hombre.  Ten cuidado con lo que dices, o te dirán que eres radical, liberal, fanático, criminal”

- ¿Seria un viernes de luna llena?

En la Universidad del Tolima se gestaban jornadas culturales para detener el espíritu colonizador del Emperador Uribe Balas. La campaña seguía siendo de ´Abstención Activa contra el Referendo´. Durante más de dos semanas, las actividades lúdicas fueron acompañadas por los encantadores sonidos de la resistencia. ´Radio Pirata´ funcionaba en el Teatrino del Parque Arnulfo Ducuara, parque con nombre de Mártir, por cierto. En el lugar predilecto para el encuentro sonaba ´La Canción Lógica´ de Supertramp: Los pájaros en los árboles cantaban felices, alegres y jugueteaban, observándonos.

En un ambiente diverso y solidario se compartían palabras y sonidos para recordar a nuestra América digna y soberana; pero la alegría de un momento a otro fue afectada por el sonido de un celular. Una voz muy triste y sin eco nos daría la trágica noticia:

- “Se murieron los dos”… y después no había respiración -


En efecto la historia se escribió con sangre. Muy temprano levanto la muerte el vuelo. Los soldados sin cabeza, habían masacrado a los “pescaos” de la Universidad de Cundinamarca: Indira V. Tapiero, estudiante de Enfermería, Carlos Andrés Rodríguez, de Administración de Medio Ambiente, y a otros dos espíritus libertarios que se encontraban en la estación de gasolina de la Ciudad de Girardot. Los demás compañeros estaban heridos de muerte.

Hay veces, cuando todo el mundo duerme, en que las preguntas acosan a este simple hombre. Ten cuidado con lo que dices, o te dirán que eres radical, liberal, fanático, criminal.

Así fue, sobreviviente contralector:

El viernes 10 de octubre de 2003, el brazo oscuro y sangriento de la muerte se tropezó con los compañeros de la Universidad de Cundinamarca. La muerte, uniformada por dentro y por fuera, disfrazada de verde militar, dio de nuevo en el blanco, bajo la consigna de eliminar cualquier posibilidad de liberar el pensamiento y el caminar.

Para todos aquellos que no resisten una voz disidente / disonante, los compañer@s eran culpables por pensar distinto, sospechosos por ser los gestores de un nuevo movimiento estudiantil que buscaba el bienestar académico y social para la población universitaria. Los compañer@s en el mes de septiembre habían liderado las jornadas de protesta en la Universidad de Cundinamarca, con la iniciativa de garantizar los servicios de bienestar universitario, alos cuales todo joven humilde tiene derecho en un sistema educativo de carácter público estatal.

Entonces, sería justo preguntar a los verdugos, a los cabrones soldados sin cabeza por qué las raíces, la razón, los sueños y la esperanza se aplazan una vez más en el ALMA MATER.

- Nos quieren aceptables, respetables, presentables? ¡Un vegetal ¡