miércoles, enero 02, 2013

Ibagué: Urbanización San Sebastián, al menos una condena


|Por Revista Cofradía|

La urbanización San Sebastián, construida en Ibagué hace más de 12 años, ejemplariza la manía delincuencial de algunos constructores que en complicidad con servidores públicos estafan a familias pobres carentes de una vivienda digna donde vivir.

La historia de esta urbanización está signada de lágrimas, procesos hipotecarios, desalojos, denuncias y mucha impunidad.

Las 123 familias que adquirieron sus viviendas mediante créditos hipotecarios con la corporación financiera AV Villas, las recibieron con evidentes fallas estructurales y como parte de una urbanización que adolecía de conexión externa y permiso para el servicio público de alcantarillado.

Además, un gran número de viviendas fueron construidas en áreas reservadas para espacio público y zonas verdes y comunitarias.

Los constructores de la urbanización, Henry Gutiérrez Fandiño y Nubia Alcira Lozano Rubio, socios y representantes legales de la firma Construventas Limitada, después del lento caminar de la justicia fueron condenados por el juzgado Tercero Penal del Circuito adjunto de Ibagué por los delitos de urbanización ilegal y estafa agravada, pero en segunda instancia el Tribunal Superior de Ibagué declaró a su favor la prescripción de la acción.

Óscar Chalarca Santa, arquitecto adscrito a la Secretaría de Planeación Municipal de Ibagué, investigado penalmente en el mismo proceso por avalar documentalmente la modificación de los planos aprobados por la curaduría urbana y que fue base fundamental para la consumación de los ilícitos, fue condenado por el tribunal Superior de Ibagué a la pena de prisión de cuatro años e inhabilidad para ejercer funciones públicas por el mismo tiempo. Sentencia que fue recurrida en recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia, la cual fue inadmitida en providencia del 10 de octubre de 2012 (Semtencia http://revistacofradia.com//91f5167c34c400758115c2a6826ec2e3/recursos/noticias/3/554/adjuntos/condena-chalarca.pdf), quedando en firme la condena y la inhabilidad ordenada por el Tribunal Superior de Ibagué.

El constructor Henry Gutiérrez Fandiño afronta una condena a 72 meses de prisión por falsedad en documento privado y fraude procesal, según sentencia proferida por el juzgado segundo Penal del Circuito de Ibagué, la que fue confirmada por el Tribunal Superior el 28 de julio de 2011, al falsificar y utilizar documentos de información tributaria ante la Dian.

Un gran número de familias que adquirieron las viviendas mediante crédito hipotecario debieron abandonarlas, pues las fallas estructurales y la carencia de alcantarillado las hicieron invivibles.

Otras, dieron la batalla jurídica ante juzgados, órganos de investigación disciplinaria, tribunales y cortes, hasta que fueron rematadas sus viviendas y desalojados por la decisión adoptada en común de no pagar las cuotas crediticias de unas viviendas inservibles.

Las que hoy quedan, afrontan procesos administrativos de desalojo, porque paradójicamente la alcaldía de Ibagué que avaló por intermedio de un servidor público la modificación de los planos para la construcción ilegal en zonas de espacio público, los pretende desalojar y demoler sus viviendas por estar ocupando zonas reservadas para el espacio público.

Mientras todo esto ocurre, el arquitecto Óscar Chalarca Santa, condenado a prisión  e inhabilitado para ejercer funciones públicas mediante sentencia en firme proferida por la Corte Suprema de Justicia, continúa laborando en la Secretaría de Planeación Municipal sin que el mismo alcalde, el personero municipal y demás autoridades competentes acaten y hagan cumplir la pena impuesta por el Tribunal Superior de Ibagué.

Fuente: http://www.revistacofradia.com/

Fotografías: Cortesía de Jairo González, líder de la lucha jurídica de la urbanización San Sebastián de Ibagué.