jueves, febrero 21, 2013

Comunicado de la ASOREWA sobre situación en el Alto Andágueda

La Asociación de Cabildos indígenas Embera, Wounnan, Katio, Chami y Tule del departamento del Chocó – OREWA  denuncia ante la opinión pública Nacional, Internacional, ante las Organizaciones Defensoras de los Derechos Humanos y ante los Organismos de Control del estado, los hechos de confrontación armada que se vienen presentando en las comunidades indígenas del Alto Andágueda, los cuales atentan contra la integridad física y territorial de los indígenas, y su derecho a vivir en paz de manera autónoma en sus territorios ancestrales.

Luego de la aprobación de la medida cautelar de protección de territorios indígenas, solicitada por la Unidad Administrativa Especial de Gestión de Restitución de Tierras Despojadas – Dirección de asuntos étnicos, la cual fue emitida el 4 de febrero del 2013 por el Juzgado Primero Civil del circuito especializado en Restitución de Tierras de Quibdó y promovida en el marco del retorno de las comunidades que se encuentran desplazadas en las principales ciudades del país; que consiste en la suspensión de los estudios y trámites de solicitudes a terceros ajenos a la comunidad indígena de títulos mineros que se superpongan con el resguardo indígena del Alto Andagueda, (el 80.63% del resguardo indígena del Alto Andagueda, se encontraba bajo títulos otorgados y solicitudes en curso) se denuncia que:

El lunes 20 de enero a las 4:00 am se presenta un bombardeo por parte de la fuerza pública a territorios del Alto Andagueda afectando un tambo indígena, por fortuna no se presentaron víctimas, ni heridos. Sin embargo, a partir de este hecho se inicia el desembarco de tropas del Ejército Nacional en toda la región del Andágueda. Es de resaltar que se había programado un Consejo Territorial de Justicia Transicional en el marco de la ley de víctimas para realizarse el día 28 de enero, éste fue cancelado.

Al día de hoy, el Ejército Nacional se encuentra en territorios indígenas por más de un mes. Y sus constantes enfrentamientos con el frente 34 Aurelio Rodríguez de las FARC, agrava nuestra condición de víctimas en medio del conflicto armado, pues permanecemos en medio de una lucha de intereses por nuestros territorios que vienen siendo explotados y saqueados por terceros. El día de hoy 19 de febrero del 2013 siendo las 3:00 pm se presentan bombardeos y enfrentamientos entre la guerrilla y el ejército en cercanías de las comunidades: Alto Andiadó, Alto Jarandó y Conondo, y a las 4:25 de la tarde se presentan enfrentamientos  y fuertes bombardeos en cercanías a la comunidad Chichidó, ésta comunidad se encuentra a tan sólo 15 minutos de la comunidad Aguasal. Vale resaltar que en éstas comunidades anteriormente mencionadas viven alrededor de 800 familias, que sistemáticamente se han visto afectadas con desplazamientos internos por enfrentamientos entre grupos armados.

Es de precisar que para el próximo lunes 25 de febrero se tiene previsto nuevamente un Consejo Territorial de Justicia Transicional en la ciudad de Quibdó, en el cual se analizará nuevamente la situación de seguridad de las comunidades del Alto Andágueda.

La Asociación OREWA responsabiliza directamente a la Guerrilla de las FARC y al Ejército Nacional de todas las acciones y sus consecuencias sobre la población indígena del Andagueda, ambos grupos son ilegales en nuestros territorios, ambos se disputan un terreno que les es ajeno y se les exige que no permanezcan dentro de las comunidades poniendo en riesgo las vida de miles de indígenas de los cuales la mayoría son niños y mujeres.

Los  indígenas no podemos ser utilizados como escudos humanos en el conflicto, no somos carne de cañón, exigimos que los grupos en combate abandonen nuestros territorios y podamos hacer efectivos nuestros derechos de vivir en armonía con la naturaleza y morir de viejos. Nuestros tambos y nuestras comunidades no pueden ser utilizados por los grupos armados como sitios de protección o como lugares de acuartelamiento.

Llamamos a las Agencias Internacionales para el desarrollo, al Equipo humanitario del Departamento del Chocó, a la Gobernación del Chocó, a la Alcaldía de Bagadó, al Sistema de Naciones Unidas, a la Iglesia Católica y a la Unidad de Víctimas para que de manera expedita iniciemos   acciones destinadas a atender la crisis humanitaria que estos hechos victimizantes y violatorios al Derecho Internacional Humanitario generarán sobre la población indígena del Alto Andagueda.

 19 de febrero del 2013, Quibdó Chocó.

CONSEJO DE AUTORIDADES ASOCIACION OREWA