domingo, febrero 03, 2013

Parar desalojo violento de 250 familias en Cajamarca, Tolima

|Comunicado de prensa|

1. 250 familias, aproximadamente 800 personas entre niños, jóvenes, adultos mayores y mujeres embarazadas, del municipio de Cajamarca, Tolima, se vieron precisadas a tomar un lote para construir el barrio “Pueblo Nuevo” ante su imposibilidad de cancelar arriendo por su alto costo a partir de la presencia en la zona de los megaproyectos, especialmente el relacionado con la explotación de la mina de oro La Colosa, la doble calzada y el túnel de la línea. Todo encareció. Resulta más económico comprar los productos en Ibagué o Armenia que en esta municipalidad considerada “La despensa agrícola del Tolima”.

2. La toma de terreno de Invías se realizó hace un mes en forma pacífica y organizada, se construyeron cambuches con paroi, pedazos de madera sin pulir, plásticos y costales o empaques, con la esperanza de levantar allí sus viviendas y poder vivir dignamente bajo un techo. Tienen constituidas diversas comisiones y se han afiliado a la central  nacional provivienda, CENAPROV y al sindicato de trabajadores agrícolas del Tolima, SINTRAGRITOL, con la esperanza de fundar un asentamiento allí bien organizado.

3. Se han dirigido respetuosamente en varias oportunidades a las autoridades municipales en cabeza del alcalde, Luis Evelio Gómez, con el objeto de concertar y poder contar con su respaldo para la concreción del ansiado proyecto de vivienda con los respectivos requisitos y requerimientos que exige la constitución y las normas vigentes, pero hasta el momento no ha habido esa reciprocidad. El mandatario no ha hecho una propuesta plausible para estas familias, y, por el contrario, la constante son las amenazas de que serán retirados de allí violentamente con el Esmad y demás aparataje represivo del Estado, a lo cual la comunidad ha respondido que está dispuesta a luchar por el derecho a la vivienda consagrada en el artículo 51 de la constitución nacional. Le ha dado una fecha perentoria que terminaría el 31 de enero a las seis de la tarde, el alcalde Luis Evelio Gómez, a las 250 familias destechadas.

4. Rechazamos en forma categórica las amenazas del mandatario cajamarcuno, pedimos la solidaridad de los organismos defensores de Derechos Humanos, la Cruz Roja Internacional, Defensores del medio ambiente, medios de comunicación y organizaciones políticas comprometidas de verdad con los intereses populares, del orden local, regional, nacional e internacional. Censuramos la postura violenta, agresiva y hosca contra esta comunidad por parte del alcalde, Luis Evelio Gómez, mientras que asume una postura laxa, servil y permisiva con los intereses económicos leoninos de la transnacional Anglo Gold Ashanti. Responsabilizamos desde ya al alcalde de lo que le pueda pasar a esta comunidad que viene reclamando algo demasiado justo.

Ibagué, enero 30 de 2012

FUENTE: http://www.pacocol.org