viernes, abril 19, 2013

La victoria de Maduro es democrática, constitucional y avalada por el CNE



Capriles no reconoce su derrota y suelta su jauría fascista a matar al pueblo
La victoria de Maduro es democrática, constitucional y avalada por el CNE


Por Diego Olivera.

Nuevamente el imperialismo y el fascismo pretenden desconocer la Constitución venezolana. Luego de una elección con más del 79% de participación de votantes, el pueblo venezolano ratificó la victoria del candidato bolivariano Nicolás Maduro, con 50.66 % del total de los votos escrutados para una cantidad de 7.505.338, mientras el candidato opositor Henrique Capriles Radonski alcanzó 7.270.403 votos, para un total de 49.07%, de acuerdo al primer boletín oficial emitido por la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, con una diferencia de 235 mil votos. 

Es importante ratificar que las actas electorales de cada centro fueron firmadas y avaladas por las mesas de votación, con representantes de cada partido, incluida la denominada Mesa de la Unidad (no) Democrática (MUD), además ellos avalaron el 54 % de la auditoria de los votos. Por su parte algunos voceros del ex candidato Henrique Capriles reconocían el triunfo de Maduro como presidente constitucional. Pero la oposición reniega de la Democracia venezolana, por ser participativa y protagónica, no concibe un modelo independiente y soberano, porque su verdadero plan es privatizar a PDVSA, la electricidad, las comunicaciones, las Industrias Básicas (metalúrgicas), los metales y todos los recursos naturales del país, lo que la llevó a  negociar con el gobierno de EEUU, que designó a Capriles como su candidato.    

Pero en la noche del 14 de abril comenzó el plan desestabilizador, anunciado desde el inicio de la campaña electoral por el Gobierno Bolivariano de Venezuela, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), los partidos aliados y el Gran Polo Patriótico (GPP), de que el plan de la derecha y EEUU, era desconocer los resultados electorales, hablar de un fraude imposible ante un sistema electoral automatizado, casi perfecto, como lo avalaron las misiones de UNASUR; MERCOSUR; Centro Carter, entre otros invitados. Ningún argumento podría convencer al Gobernador de Miranda Capriles, de que perdió como candidato, que el pueblo le dio la victoria una vez más en 14 años al gobierno bolivariano, que en esta oportunidad no pudo contar con el candidato y líder del proceso Hugo Chávez Frías, desaparecido físicamente, pero su legado continua, sus dirigentes y el pueblo le dieron esta victoria.

Porque el candidato de la MUD ataca a las instituciones del Estado 

La convicción golpista y antidemocrática de Capriles no viene de ahora, es parte de su historia, de su origen en Tradición Familia y Propiedad (TFP), secta que intento un atentado contra el Papa en la década del 80;  junto a su edecán paramilitar Leopoldo López, que desembocó en la construcción del Partido Primero Justicia (PJ), con fondos ilegales extraídos de PDVSA por su madre. Su grupo se opuso al gobierno del comandante Chávez desde su primera elección en 1998, posteriormente se enfrentaron a la Asamblea Constituyente, y en el referéndum para aprobar la nueva Constitución en 1999. Como diputado Capriles generó con su sector, continuos disturbios en la Asamblea Nacional (AN) nuevo poder legislativo, en el marco de la nueva forma constitucional de la nación, la Republica Bolivariana de Venezuela. 

Todas las  iniciativas revolucionarias, conducían a una nueva sociedad, a un nuevo modelo donde el pueblo sería el eje de la nueva Venezuela. La nacionalización de PDVSA y su control fueron parte de ese nuevo proyecto. Ante el cambio, surgió la furia del fascismo el 12  de abril del 2002, el golpe de estado que intento borrar la constitución, los poderes públicos, la AN; el secuestro e intento de magnicidio del presidente Chávez, pero en 48 horas el pueblo y la mayoría de la Fuerzas Armadas de Venezuela restituían el orden constitucional, pero la derecha internacional hasta ahora niega que fue un golpe militar.

Capriles fue parte de ese golpe como Alcalde, el firmó el decreto del verdadero presidente espurio, el presidente de FEDECAMARAS, Carmona Estanga, pero además participó del ataque a la embajada de Cuba, violando el derecho internacional. Además apoyó las detenciones ilegales, las torturas, el secuestro de ciudadanos. En un corto período el odio y la violencia se apoderaron de Venezuela, pero no sólo apoyo ese golpe, fue parte del paro patronal y el Sabotaje criminal a PDVSA entre diciembre del 2002 y 2003.

Capriles no reconoce su derrota y suelta su jauría fascista a matar al pueblo

Ante su derrota, su frustración fascista de no poder imponer su plan neoliberal, de no cumplir con los acuerdos con el gobierno de Obama, de fracasar su plan de dividir al chavismo, de usar los símbolos que él y su grupo odian, (usaron a Simón Bolívar en su campaña, los símbolos de la revolución bolivariana, hasta se disfrazaron de rojo, hasta llego a decir que era el nuevo Chávez, para el mitómano de la política, mentiroso por vocación) no podía aceptar una nueva derrota. En su soberbia enfermiza, él y su grupo conscientes de la derrota, activaron su plan macabro de violencia y asesinato, sus acciones dirigidas  por mensajes a sus objetivos, como lo realizó el farandulero comunicador Nelson Bocaranda, para destruir un centro médico popular. 

Este lunes realmente su jauría fascista salió a atacar, a  matar al pueblo en donde estuviera, a golpear, a asediar los medios de comunicación, a VTV del estado, a la televisora TELESUR, a los medios alternativos, quemando sus locales y equipos.  El odio acumulado por un sector violento de la oposición actúa bajo la indiferencia de la mayoría de los políticos de oposición, tal vez esperaban un nuevo golpe militar, porque el modelo de accionar de este lunes 15 de abril es igual al del golpe del 2002. 

De la misma manera el derechista y jefe de la subversión López, salió a contratar a delincuentes y paramilitares, muchos de ellos fueron detenidos antes de estas acciones con uniformes de militares venezolanos. Su plan estaba armado, pero ellos no encontraron grietas en el ejército para un golpe, no había generales apátridas como en el 2002, solo contaban con su policía estadal y municipal del Estado Miranda, estos con sus armas repartieron franelas (remeras) rojas, para tratar de culpar de la violencia al gobierno y al pueblo bolivariano, buscaban un enfrentamiento con el pueblo chavista, pero no pudieron, el gobierno y el pueblo apostaron a la paz, a la unidad, ante la muerte y la violencia.  

La Fiscal General de la República actuará legalmente contra los golpistas

El Estado venezolano actúo con responsabilidad democrática y ciudadana,  el Plan República asumió su responsabilidad, todas las instituciones militares y policiales están coordinadas por el mismo.  Este plan se mantendrá hasta este 20 de abril, con constantes llamados a la paz, pero con el uso adecuado del poder militar, evitó más violencia, logró enfrentar sólo con gases a los violentos y sicarios de la derecha, que se decían estudiantes pero en su mayoría eran individuos lumpen, que actúan en los barrios contra los ciudadanos y sus vecinos, esto no es nuevo ha sido  un plan constante de la ultra derecha. 

¿Por qué Capriles  no acudió  a impugnar ante el CNE o el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), para un conteo de los votos? Porque no confía en sus propios miembros de mesa, en los observadores internacionales y nacionales que ellos mismos aprobaron. Estos hechos demuestran un plan desestabilizador, no buscar el mecanismo legal y constitucional. ¿por qué el candidato derechista llamó a desconocer el resultado y al CNE? porque abrigaba un plan anticipado de desconocer los resultados si perdía las elecciones, porque su opción ya estaba determinada: si no gano, subversión y golpe de estado.    

Para poder profundizar en estos acontecimientos tomamos parte de la rueda de prensa de la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz, a continuación parte de sus declaraciones “No es posible que el candidato Henrique Capriles Radonski incite a sus adeptos a atacar a la población porque no lo favoreció en las elecciones presidenciales, señaló la Fiscal General de la República”. Y agrego que “Ataques de grupos fascistas seguidores del candidato perdedor Capriles,  hayan causado, hasta ahora, 7 fallecidos y 61 personas lesionadas, luego de arremeter contra distintos lugares en el país; se reportaron quemas de Centros de Diagnóstico Integral -CDI- (en los barrios de Venezuela, gratuitos), así como sedes de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV), Mercado de Alimentos (Mercal), Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval), tiendas, negocios y comercios”.

También afirmó Ortega que “Lo más grave es que en estos hechos violentos fallecieron siete venezolanos, de esos siete venezolanos, uno de ellos era un funcionario de la Policía del Táchira, y además, hasta este momento, tenemos registrados 61 personas lesionadas", reiteró. “De las personas lesionadas, hay una a quien trataron de quemar viva, fíjense los niveles de agresividad y de violencia que en estos momentos tienen un grupo de personas". 

Asimismo, subrayó que “..en nuestro país hay un Estado derecho, por lo que recordó lo que establece el artículo 2 de la Constitución: Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político".

El presidente Maduro alerta sobre nuevos planes de violencia

El presidente venezolano electo, Nicolás Maduro, alertó que sectores de derecha están preparando a grupos violentos para simular ataques. "Tenemos información que la derecha está armando grupos con franelas rojas para simular ataques. He alertado a todos los cuerpos de seguridad”

A lo que acotó Maduro que ordenó al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) mantener la protección al ex candidato antichavista, Henrique Capriles, “Soy hombre de paz y de palabra, ordené al SEBIN mantener la protección al ex candidato de la derecha, a pesar que botó (hecho) a quienes lo protegían". Además alertó que “en los últimos días, se intenta sembrar una tendencia de opinión para atribuirle al Gobierno un supuesto ataque a su residencia como Gobernador del estado Miranda”.

Por último manifestó el mandatario venezolano  que "Sólo pido sensatez y que cesé la intolerancia y la violencia Fascista. Paz, ahora Capriles  dice yo no fui, asuman su responsabilidad, derrotamos su golpe.” A lo que agregó en su mensaje que “seguirá gobernando con el pueblo en las calles de Venezuela, con amor haciendo la paz y el socialismo. Vamos todos a trabajar y prosperar."

Una nueva intentona golpista fue abortada en Venezuela

El mundo ha reconocido al nuevo presidente de Venezuela, hasta España que no reconocía a Maduro, hoy acepta los resultados, como Francia, sólo EEUU y la pro imperialista OEA, ellos son parte de este golpe frustrado, como los hicieron en el 2002 en Venezuela, como lo hicieron en la décadas del 70 y 80 en América Latina.  Para Obama y la OEA, solo existe la democracia capitalista, la de las elites. 

Para ellos los golpes fascistas son la salida ante democracias populares o verdaderamente democráticas, para ellos no importa la “muerte” como lo hacían las SS de Hitler, las camisas pardas de Mussolini o las Falanges fascistas de Franco, en ese marco para EEUU y la derecha los muertos y heridos, o los ataques a centros médicos populares, son un daño colateral, son parte de su estrategia en Irak, Libia o Siria.

Pero nuevamente han subestimado al pueblo y al gobierno venezolano, pensaban que a la muerte del presidente Chávez, lograrían imponer sus condiciones, ellos decían “que ahora o nunca”, porque no pudieron ganar, se fueron por el camino de la violencia y el fascismo. No han respetado a los sectores del pueblo que confundidos, apoyaron a sus propuestas, pero la intolerancia, su irrespeto a los pobres “los pata en el suelo” o los “tierrudos”, en su desprecio clasista. 

Pero fueron vencidos por más de 270 mil votos, pero ya lo sabían y atacaron a la sociedad venezolana.  La unidad cívico militar funcionó, el pueblo bolivariano apostó a la paz, dijo no  a las provocaciones. Una vez más la derecha fracasó, pero no descansará en su guerra fascista.  Ante esta nueva realidad, sólo queda consolidar la revolución, profundizar el Estado Comunal, la verdadera revolución agraria, industrial y económica de Venezuela, retomar las 3 R (rectificación, reactivación y reimpulso) del comandante Chávez, sólo con eficiencia, con lucha contra la corrupción y la burocracia, como lo ha planteado Maduro, se  pueden crear las bases del modelo socialista venezolano. 

diegojolivera@gmail.com

                                                                                         FUENTE: BAROMETRO INTERNACIONAL