jueves, junio 13, 2013

VINIERON POR EL ÚLTIMO TROLLANO, VINIERON POR GERMAN “EL LOCO” LLANOS



Primero vinieron por los judíos y no dije nada, porque yo no era judío. Después vinieron por los comunistas y no dije nada, porque yo no era comunista. Más tarde vinieron por los sindicalistas y no me importó porque yo no era sindicalista. También vinieron por los intelectuales, pero como yo no era un intelectual, me dio lo mismo. Luego vinieron por los católicos, pero no me importó porque yo era protestante. Por último vinieron a por mí. Entonces sí que reaccioné y grité, pero ya era demasiado tarde: no quedaba nadie para decir algo en mi defensa.