martes, julio 16, 2013

El futuro de la Unión Patriótica

|Martes, 16 Julio 2013 12:26| 

El pasado 9 de julio, el Consejo de Estado restituyó la personería jurídica al partido político Unión Patriótica, UP, medida exigida en la mesa de conversaciones de La Habana por las FARC. Los demandantes e integrantes de la UP invitaron a una rueda de prensa el viernes 12 para explicar su perspectiva de la situación, lo que sugiere varios debates, cuya solución marcará el futuro de esta colectividad.

En el año 2002, el Consejo Nacional Electoral, CNE, argumentando ausencia de la UP en las jornadas  electorales del momento, quitó a ese partido, mediante las resoluciones 5659 y 7477, la personería jurídica. Recientemente, la Sección Quinta del Consejo de Estado declaró nulas esas medidas, con lo que esa colectividad política recobró su condición legal y las posibilidades de participar, especialmente, de la vida electoral del país.

Esto ocurre en un momento en el que en la ciudad de La Habana, Cuba, el gobierno colombiano y las Farc EP, están debatiendo el punto sobre participación política, segundo en el llamado Acuerdo general para la finalización del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera. Lo que se muestra así en la coyuntura, lo interpreta la periodista Constanza Vieira haciendo otros énfasis:  “aunque algunos sospechan que la decisión de devolver la existencia jurídica a la UP tiene que ver con las negociaciones para poner fin a la guerra, que se adelantan en La Habana, quizá sea más real tener en cuenta el avance de este caso ante la Corte Interamericana”. Por otra parte, en voz de los convocantes a la rueda de prensa, la sentencia de nulidad corresponde también al curso seguido por la demanda interpuesta ante el Consejo de Estado, razón por la cual  consideran como «nuestro primer triunfo en el camino de la reparación integral de la UP», frase con la que comenzó su comunicado en la rueda de prensa.

Los medios de comunicación asistentes escucharon a renglón seguido que ante la magnitud de las acciones de exterminio desatadas en los años 90 contra la UP para desaparecerla de la escena política del país, «falta mucho por resarcir; se exige que haya verdad, justicia, reparación integral y castigo, para los autores intelectuales y materiales» de esos hechos. El comunicado leído por la militancia de base de la UP instó a que el proceso jurídico garantice la integralidad de la reparación de las víctimas.

El documento precisó además la urgencia de impulsar el 5° congreso de la UP.  Varios requerimientos atendería este encuentro democrático: actualizar los estatutos, renovar el programa político, reafirmar las estrategias con miras a la toma del poder para el pueblo, diseñar tácticas, nombrar directivas y decidir «sobre la conveniencia o no de participar en las futuras contiendas electorales».

Más allá de la rueda de prensa

Colombia Informa estuvo presente en la rueda de prensa, donde se preguntó sobre las posibilidades de participación de las Farc EP en la UP y sobre las alianzas que haría este partido en un escenario electoral. Presidían la mesa 5 militantes, entre ellos, Juanita del Río, Ricardo Pérez González y Francisco Basilio Arteaga. También se destacaron nombres como el de Dilia Nelma Forero Sánchez, quien ha concedido entrevistas y publicado análisis sobre la situación de su organización.

En contraste, informaciones y entrevistas públicas anteriores han destacado como primer vocero de la UP a Ómer Calderón, quien no estuvo en la rueda de prensa. Calderón también representó a este partido político en el reciente Foro sobre Participación Política, en el que eran principales convocados los partidos y organizaciones políticas y sociales del país. En el foro de Participación Política organizado por Naciones Unidas y la Universidad Nacional en el mes de abril de este año,  por petición de la mesa de conversaciones de La Habana, Calderón hizo la presentación como vocero de la UP y es quien más se ha tenido en cuenta para las intervenciones públicas luego de la noticia de la recuperación de la personería jurídica de la UP.

Sin embargo, los militantes de base han calificado de ilegítimo el nombramiento de Calderón como presidente. Así se lee en la carta enviada al Partido Comunista de Colombia, PCC, por Nelma Forero Sánchez, ex alcaldesa y ex candidata de la Unión Patriótica a la Cámara de Representantes por Cundinamarca.

Debate por la historia y la representatividad

Se asoma una discusión central en la UP que interpela a la sociedad sobre las formas de hacer la política. Los militantes de base de esta agrupación critican la injerencia en indebida del PCC en ella, exigen que se respeten los estatutos y el carácter del partido e instan a que consecuentemente se adelante el quinto congreso de la colectividad, propuesto para los días 13, 14 y 15 de septiembre de 2013.

Mientras tanto, personas importantes en la historia del país, como Aída Avella Esquivel, ex concejal de Bogotá, que debió salir del país en los años 90 por amenazas y por un atentado contra su vida y la de su familia, y Hernán Motta Motta, ex senador de la República, reconocen la vocería de Calderón como presidente de la UP. Ambos firman una carta de más de 20 exiliados de esta organización, fechada el 11 de julio pasado, en la que exigen  al gobierno la restitución de los cargos públicos.  

En la comunicación mencionada, Nelma Forero Sánchez coloca un tono de invitación al debate cuando dice a los miembros del PCC: «creo que son más las cosas que nos unen que las que nos separan» y cita un llamado del profesor Libardo Sánchez, también de la UP: «es el momento horizontal de una política de emancipación. La política de la Unión Patriótica debe ser fruto de la acción de masas leudando en medio de la realidad, y no nacerá en las cúpulas de las organizaciones políticas de la izquierda, ni en la cabeza de los líderes carismáticos sino en el propio seno de la sociedad con su praxis social».

Luego  ahonda Nelma Forero en la presentación de la inconformidad: «ustedes afirman, le dice al PCC: ´la Dirección Nacional de la UP es la única instancia legítima que ha permanecido en la resistencia y en la lucha por el rescate de la memoria y el legado histórico´. Pero resulta que (…) el último Congreso se realizó hace más de 13 años y nadie escuchó durante este tiempo al PCC hablando de La Unión Patriótica. Es más, el periódico oficial del PCC, Voz, en la edición del 17 de febrero del presente año, dice que “la UP fue un Partido”, es decir, que para ustedes la UP desapareció; así mismo, se sabe que retirada la personería jurídica de la UP, el PCC pasó a hacer parte del Polo Democrático Alternativo, PDA, de donde fue recientemente expulsado, y últimamente lidera el Movimiento Social y Político Marcha Patriótica».

La militante critica además la descalificación del PCC a la propuesta del quinto congreso de la UP, hecha desde la militancia de base: “la UP, dice el Partido Comunista, no está convocando la realización de un supuesto quinto congreso, por lo que alerta frente a los intentos de oportunismo y confusión de algunas personas ajenas a su estructura”. “Señores, enfatiza Nelma Forero, ninguno de los militantes que propugna por revitalizar el Partido (UP) se cree directivo de nada ni de nadie. Los que están usurpando cargos son los que se dicen Directivos. Veamos lo que dice el artículo 8 de los Estatutos: 'la Dirección Máxima de la UP es el Congreso Nacional'. Entonces, atendiendo lo preceptuado en la norma que rige a la UP es  través de un Congreso Nacional que se debe y se puede realizar la reestructuración organizativa.”

Reafirma y argumenta el rechazo, por razones estatutarias del Partido UP, a la representación que como presidente funge Ómer Calderón: «se ha escuchado insistentemente al Dr. Ómer Calderón diciendo que él, por derecho propio, es el presidente. Es una pena que así no sea, no porque lo diga yo, sino porque no aparece como tal ante ninguna institución, menos ante los militantes de la UP». Calderón dice una junta nacional lo eligió y Nelma precisa que para entonces no podía existir este organismo, pues su vigencia es de 36 meses y fue elegida por el último congreso hace 13 años. 

Nelma insiste en la trascendencia del respeto a las organizaciones de base del partido y recuerda el texto de los estatutos que la define: “Estas tendrán un carácter democrático, amplio, flexible, pluralista, popular y progresista – dentro del contexto programático y estatutario de la UP. La organización de base, estará adecuada a las condiciones y características locales y regionales de las entidades territoriales y podrán constituirse como Juntas Patrióticas, comités, comisiones, Centros, Círculos, Núcleos, Clubes etc.” Son precisamente, destaca ella, estas organizaciones de base, las que se movilizan para  impulsar el quinto congreso y las que lucharon durante estos años por la recuperación de la personería jurídica.

Que el quinto congreso de la UP puede ser el espacio donde se resuelvan estos debates, es el espíritu que invita a asumir Nelma Forero cuando dice al PCC: «en el V Congreso se les tendrá en cuenta y, seguramente, serán elegidos en los cargos que apetezcan, pues eso de quién esté a la cabeza poco importa, así como poco importa la legalidad burguesa. Lo que se persigue es la legitimidad del pueblo.»