miércoles, julio 17, 2013

EN EL TOLIMA, LA VIDA Y LOS DERECHOS AMBIENTALES NO SE NEGOCIAN



Después de leer el artículo “¿Marchan por la vida y el medio ambiente?”, elaborado por el asesor de multinacionales mineras Martín Carotí y publicado en el portal Hablemos de Minería, nos permitimos enfatizar nuestro profundo rechazo a éste tipo de propaganda pagada por el gobierno y las multinacionales que buscan envilecer la voluntad de los Tolimenses y Colombianos. Rechazo multitudinario que se ha expresado por las calles de Ibagué y que evidencian la negativa generalizada al proyecto La Colosa y en general a la locomotora minero-energética impuesta unilateralmente por los gobiernos de Alvaro Uribe y Juan Manuel Santos.

1. Consideramos que el artículo del señor Martin Caroti es difamatorio y hace parte de la campaña de estigmatización y señalamiento que vienen haciendo las empresas mineras, específicamente la AGA en contra de las personas, líderes y organizaciones que planteamos y denunciamos públicamente las irregularidades de estos emprendimientos, además de sus nefastos impactos sobre el agua, el alimento, entre otros problemas ambientales.

2. Rechazamos los señalamientos contra el sociólogo Alfredo Molano Bravo, un investigador serio y juicioso que se ha ganado el respeto de la opinión publica colombiana gracias a sus rigurosas investigaciones y ejemplares posiciones éticas y políticas frente a la problemática nacional. Exigimos al medio electrónico HABLEMOS DE MINERIA que aclaré el vínculo contractual que tiene el señor Caroti con las empresas del sector, así como el carácter de éste medio virtual que está al servicio de la propaganda de los grandes negocios mineros, como parte de sus estrategias de posicionamiento como sector.

3. Develamos la manipulación que Martin Caroti y ésta página, hacen de cifras y estudios como el caso de las encuestas del instituto Fraser, según el cual Colombia no es un paraíso minero porque no aparece en el ranking que ha hecho éste instituto a partir de encuestas a empresarios mineros, en la que no se han tenido en cuenta la opinión de gobiernos locales, academia, ONG y demás sectores sociales. Más allá de éste detalle que compromete la seriedad de los estudios por este medio citados, lo que realmente es interesante es ver como al igual que las empresas que los patrocinan, éste columnistas evade los aspectos centrales del atractivo negocio minero en Colombia como son:

- Las exenciones fiscales que en Colombia otorgan gigantescas ganancias a las corporaciones mineras; el Goverment Take, o los ingresos totales que le quedan al Estado Colombiano por la extracción minera restando exenciones, es de los más bajos de América Latina y del mundo; la evasión del pago del Canon Superficiario y el desmantelamiento de los controles ambientales al cual recurren como parte de su prácticas empresariales en detrimento del patrimonio público y común y en beneficio de sus dividendos con los cuales pagan a “expertos” como Caroti.

4. El Instituto Fraser en el cual se basan los argumentos de defensa de la minería a gran escala es catalogado como una institución conservadora, proclive a la extrema derecha. Es una Institución “patrocinada” por empresas extractivas como Exxon Mobil. El instituto Fraser no puede ser considerado como una referencia seria, imparcial u objetiva, dado que ha rechazado la evidencia científica sobre el cambio climático, negado los efectos del tabaco sobre la salud y recibido millones de dólares en donaciones originadas por multinacionales.

5. Es inapropiada e insulsa la comparación sobre lo que llama paraísos para la inversión entre Finlandia o Suecia y Colombia. Primero, por cuanto es de infantes sumar peras con manzanas. Segundo, porque lo que no dice es que las reservas existentes en nuestros países (con alta corrupción y debilidad institucional) es el aspecto más importante para los inversionistas, junto con la garantía a sus inversiones y la perspectiva de un gran margen de rentabilidades, como lo ha expresado públicamente el presidente de la AGA Ken Kluksdahl en entrevista dada el 10 de Julio del presente año al periódico PORTAFOLIO.

6. Claramente para la AngloGold Ashanti Colombia si es un paraíso para la inversión minera: 763 mil hectáreas concesionadas, y solicita 865 mil más, sin considerar los títulos que tiene con sus empresas satélite y sus grupos mineros aliados. En una conferencia del Scotia Bank sobre minería dice: “La Colosa es una gran reserva de oro de escala mundial y sigue creciendo, y es sólo la punta del iceberg dado la gran cantidad de objetivos en Colombia”. Aunque el proyecto minero en exploración tiene sólo 515 hectáreas, hay indicios de que AngloGold ha comprado 14 mil hectáreas más, para unas reservas de 26,8 Moz en el que el área de impacto es del orden de 20 mil hectáreas, y que el proyecto ANAIMA TOCHA que la empresa ha anunciado a sus inversionistas (desde hace 2 años y del que el gobierno sólo se enteró la semana pasada) es de 60 mil hectáreas. La Colosa es uno de otros seis proyectos prioritarios para la empresa en Colombia.

7. En relación a los aspectos técnicos, el señor Caroti demuestra con suficiencia que su objetividad depende de quien la paga. En todos los sentidos hace afirmaciones tendenciosas y engañosas que buscan confundir a la opinión pública abusando de su título de geólogo, por ejemplo, compara el uso del Cianuro con la producción de sal y otros elementos. Omite plantear que los procesos mineros liberan grades cantidades de arsénico, junto a la movilización de metales pesados y drenaje ácido de mina a las fuentes hídricas superficiales y subterráneas. Al respecto resaltamos que La Contraloría General de la República, hace dos meses en su libro Minería en Colombia, realizado entre otros profesionales por geólogos, afirma que “el contenido de arsénico y otros químicos tóxicos con respeto al oro es un asunto que se relaciona con un eventual problema de salud pública”. Haciendo referencia al proyecto Angostura en el páramo de Santurbán afirma también que “la roca mineralizada muestra 40 veces mayor contenido de arsénico, diez veces más cromo, 170 veces más plomo, cinco veces más uranio, y cerca de 50 veces más zinc... todos estos elementos son tóxicos, los que, de acuerdo con los estudios, serán liberados al ambiente”. Estas aseveraciones merecen una preocupación generalizada sobre lo que puede suceder con La Colosa, sobre todo ahora que hablan que este proyecto vincula tres departamentos y varios de sus municipios.

8. Se dice que el consumo de agua no es problema porque ésta se reutilizará. Eso es falso. El mismo ex director del proyecto la Colosa, Jorge Tapia, afirma que en el mejor de los casos se utilizará la mitad del agua del proceso (algo de por si demasiado ambicioso). En el caso de la máxima reutilización, el agua utilizada equivaldría al consumo mínimo vital de Agua (6m3-familia/mes) de 2,5 millones de personas. A lo anterior hay que añadir las miles de toneladas de residuos altamente peligrosos que, al no poder ser tratados, tendrán que ser almacenados a perpetuidad (por los siglos de los siglos), incluso después de que la empresa se vaya o se declare en quiebra para evadir los costos ambientales o laborales.

9. Acerca de su malintencionada afirmación que nuestra movilización social y ambiental es contra la minería legal y no contra la minería ilegal, nos permitimos aclarar que: la AngloGold Ashanti conserva 4 títulos en zonas de Parques Nacionales Naturales, mantiene 17 títulos en zonas de páramo y su proyecto la Colosa se encuentra superpuesto con 50 hectáreas de páramo, hechos claramente ilegales sin olvidar que estuvo explorando desde abril de 2006 sin tener el titulo minero (En la zona sólo contaban con títulos mineros desde noviembre de 2006), lo que quiere decir que lo hacía ilegalmente. Recordamos que esta empresa ya fue multada por violentar la Ley colombiana, en la medida que no realizó la respectiva sustracción de la Reserva Central Forestal. Tampoco informó con suficiencia y transparencia sobre el carácter de sus operaciones en el corregimiento de Doima, municipio de Piedras, Tolima. La Contraloría denunció problemas fiscales por evadir el pago del canon superficiario sobre los títulos que tiene en Colombia. Entre otras de las irregularidades se encuentra la denuncia de los campesinos sobre el manejo de sustancias peligrosos, la amenaza a periodistas y a líderes campesinos de la región y la vinculación directa en casos de desplazamiento forzado y violación de derechos humanos en el Chocó, Sur de Bolívar y Nariño. De manera tal que, si algo podemos reivindicar es estar en contra de la minería ilegal, lo que sucede es que al parecer hay ilegales de primera clase e ilegales de segunda y tercera clase, aquí no tenemos esa clasificación ESTAMOS EN CONTRA DE TODA LA ACTIVIDAD DE GRAN Y MEDIANA MINERIA QUE AFECTE LA VIDA, EL AGUA Y EL DERECHO DE LAS GENERACIONES PRESENTES Y VENIDERAS A UN AMBIENTE SANO.

10. El Sr. Martín Caroti es un geólogo que ha participado en exploraciones geológicas en el antártico, ha trabajado durante años para la multinacional minera Anglo American, ha tenido vínculos con la industria militar y es uno de los asesores pagos de AngloGold Ashanti. Este personaje es el autor del artículo “¿Marchan por la vida y el medio ambiente?” con él cuál de manera tendenciosa se trata de desvirtuar la marcha carnaval contra La Colosa

Invitamos a la ciudadanía a rechazar la locomotora minero-energética y en general las actividades mineras legales e ilegales que favorecen a los grupos armados, al igual que los proyectos de multinacionales mineras que atentan contra la soberanía alimentaria y el derecho a un ambiente sano para las presentes y futuras generaciones. La locomotora minera del anterior y actual presidente va a generar un sinnúmero de problemas socio-económicos, ambientales, culturales y políticos que afectarán a la sociedad en general y depende de los ciudadanos con ética y en lucha por la defensa del bien común y público, que no se realicen, porque sólo van a enriquecer a unos pocos, incluyendo a los expertos “a sueldo” de las multinacionales.

Atentamente,

Comités Ambientales y campesinos del Tolima en defensa de la vida, el agua y el territorio.
comiteambientaldefensavida@gmail.com