jueves, agosto 15, 2013

TRES GRANDES SECTORES ECONÓMICOS DE COLOMBIA ENTRAN A PARO INDEFINIDO



-Representantes de los sectores salud, agropecuario y transporte ratificaron su participación en el paro nacional que iniciaría el próximo lunes 19 de agosto-.


En una rueda de prensa realizada el 14 de agosto a las 11 a.m. en la sede de la Unión Sindical Obrera –USO- en la ciudad de Bogotá, los voceros de los sectores que se acogen a esta medida de protesta contra las políticas gubernamentales, reunidos en la Coordinación Nacional de Movimientos Sociales y Organizaciones Políticas, expusieron los motivos y reivindicaciones que llevarán a miles de colombianos, por ellos representados, a cesar actividades laborales y a movilizarse a lo largo y ancho del territorio nacional a partir del próximo lunes 19 de agosto de 2013 de manera indefinida.

Ricardo Virviescas, vocero del sector transporte, manifestó: “el sector transporte se está movilizando a una jornada de reclamación por el alto costo del combustible que no nos está permitiendo ser competitivos”. Se refiere a que el alto costo del galón de combustible que se usa en un vehículo está dejando fuera de competencia a toda la industria, afecta al pueblo colombiano y al consumidor final, quien debe pagar el alto costo de las operaciones en el alza de la canasta de consumo diario. A su vez, los transportadores solicitan al gobierno un desarrollo sostenible de infraestructura vial, pues según ellos, la actual no les permite operar en condiciones dignas, eficaces y competitivas. “Estas son las peticiones de fondo que está haciendo el sector transporte para que el gobierno nacional cambie la política minero-energética que es lo que está afectando en todo al sector transporte y al sector productivo”, concluye Virviescas.

Héctor Alvis, vocero de la Alianza Nacional por la Salud y la seguridad social –ANSA- , afirma que el paro del sector salud comenzará el 20 de agosto a las 00:00 horas y será indefinido. “Nos vamos a paro porque no estamos de acuerdo con la ley que recientemente fue aprobada por el Congreso de la República y no estamos de acuerdo porque no aceptamos intermediación financiera. No deben existir ningún tipo de gestoras en salud para que sean ellas quienes recauden unos recursos y sean ellas quienes continúen con el afán desmedido de lucro en favor de los mercaderes de la salud, en favor de los capitalistas y en detrimento de los derechos humanos y del derecho fundamental de la salud que es el que estamos reclamando”. 

Entre las exigencias se pide que cesen las barreras de acceso, que se eliminen los carnets del sisbén, que sea a través de la cédula de ciudadanía que se pueda atender a los ciudadanos. Se contemplan además otros factores como parte importante de la salud de los colombianos y que no han sido tenidos en cuenta por el gobierno nacional, tales como el acceso a servicios de saneamiento básico: acceso a agua potable, manejo de agua residuales disponibles para cada ciudadano, la disposición de residuos sólidos y las condiciones de vivienda digna, que “son los determinantes sociales que definirían la salud”. Además, los trabajadores de la salud exigieron estabilidad laboral, sin tercerización ni intermediación, que les permita trabajar en condiciones dignas. En este mismo sentido exigen el pago de salarios, pues hay hospitales con 60 meses de sueldos congelados. Finalmente, exigieron que se garantice la protección adecuada de las movilizaciones y que cese la estigmatización por parte de ministros del gobierno. Así mismo garantizaron la atención de urgencias en los hospitales en los que se adelanten los paros. 

Heberto Díaz, representante de la Mesa de Interlocución Agropecuaria y popular –MIA-, manifestó el propósito de hacer sentir la voz del campesinado, tan ampliamente excluido en Colombia. Plantean seis puntos de exigencia dirigidos a: 1° Solucionar la grave crisis del sector agropecuario; 2° La aplicación inmediata de la Carta de los Derechos Campesinos decidida en las Naciones Unidas; 3° Acceso a la propiedad rural; 4° Aplicación de política minera concertada con los pequeños y medianos mineros artesanales; 5° Inversión social en salud, vivienda, educación, infraestructura, vías de penetración; 6° Pensión para los campesinos, que diariamente producen alimento para el país. En su llamado, los campesinos exigieron que el gobierno nacional cese de favorecer los intereses de las multinacionales y del capitalismo y vuelva los ojos hacia los campesinos: “Necesitamos que la Universidad Pública llegue al campo, que en vez de soldados para la guerra tengamos médicos en el campo”.

Ricardo Herrera, Coordinador Nacional Agrario –CNA- e integrante del Congreso de los Pueblos, afirma que se atiende al llamado de los campesinos que proponen esta jornada en rechazo a las políticas gubernamentales que afectan el sector. En primer lugar, se exige el cumplimiento de los acuerdos previamente firmados con el gobierno, así como la implementación de una Reforma Agraria Integral. Desde el sector surge un rechazo a la política minero-energética, pues ésta nos ha llevado a perder soberanía sobre los bienes de la naturaleza. En consonancia con ello, la jornada de protesta y denuncia del sector agrario dará inicio el próximo viernes 16 de agosto con la ejecución del Juicio Ético y Político a las multinacionales Anglo Gold Ashanti y la Pacific Rubiales. Herrera expresa que solucionar el tema agrario es la solución política al conflicto social y armado del país: “si esto se resuelve, en gran medida obtendremos la paz para este país”.

Finalmente, Omar Fernández, vocero de la mesa de coordinación, habló sobre la probabilidad de un pliego único por parte de todos los sectores allí reunidos. Por su parte, el gobierno nacional respondió a la decisión de los colombianos que se preparan para el gran paro nacional mediante la creación de una Comisión Anti-Paro, realizada paralelamente en el Congreso, a la que no fue invitado ni de la que fue oficialmente notificado ninguno de los sectores. 


Redacción: Dejando Huella_Haciendo Memoria

Acción Fotográfica: Archivo DH_HM

Serie: Juicio ético y Político 

15 de agosto de 2013
Bogotá, Colombia