domingo, noviembre 10, 2013

Arrecian amenazas contra líderes campesinos y populares del Tolima



|Por Nelson Lombana Silva|

Arrecian las amenazas contra los líderes campesinos y populares del Tolima, especialmente del sur y del oriente, sin que las autoridades militares se hayan pronunciado hasta el momento sobre el particular.

El terrorismo de Estado se incrementa en un esfuerzo sin precedentes para que el campesino no se movilice, proteste y exija sus derechos. Al amparo de éste, el paramilitarismo sigue intacto en distintas zonas del país y del departamento, para lo cual el lenguaraz ministro de defensa no dice absolutamente nada, guarda al parecer cómplice silencio.

Un panfleto de las autodefensas comando Niche se viene distribuyendo a diestra y siniestra por distintas veredas y caseríos del sur y del oriente del Tolima, en el cual amenaza a una serie de campesinos y líderes comunitarios, con el mismo cuento: Responsabilizarlos de pertenecer al movimiento guerrillero.

Entre las personas figuran miembros de la asociación campesina Astracatol y de la Marcha Patriótica. De acuerdo a dicho panfleto, se amenaza de muerte al líder campesino del municipio de Roncesvalles, Tolima, Luis Carlos Forero Murcia y le pide que no se relacione con sus compañeros de lucha, los cuales son acusados de pertenecer a la guerrilla, entre otros: Omar Guzmán, Hernana Torres, Dago López, Eduardo Cortés, Jailer González, Elmer García, Ernesto Soto, Jorge Espitia. Dice textualmente el panfleto en esa parte: “Entre otros líderes que ya saben quienes son y pertenecen todos a las guerrillas de las FARC y serán todos declarados objetivo militar de nuestra organización”.

Hay preocupación entre los habitantes de la región que conocen a estas personas como líderes comunitarios, dirigentes preocupados por la terrible crisis social y económica por la cual atraviesa el campo sin que el gobierno asuma una política seria en favor de los labriegos.

Se espera un pronunciamiento serio por parte del gobernador Luis Carlos Delgado Peñón y los altos mandos militares sobre el particular, indicaron miembros defensores de Derechos Humanos. 

(Ibagué, noviembre 10 de 2013)