lunes, diciembre 09, 2013

Ku Klux Ordoñes Klan destituyó al Alcalde Gustavo Petro




El Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, decretó la destitución de Gustavo Petro, Alcalde Mayor de Bogotá, y lo inhabilitó por 15 años.

Ordóñez aclaró que durante los hechos ocurridos con el sistema de recolección de basuras los días 18 y 19 de diciembre de 2012 se cometieron”faltas disciplinarias gravísimas”, que llevaron a su despacho a tomar la medida.

Esta es una decisión en primera instancia, Petro puede apelar, pero la respuesta a este recurso también será emitida directamente por el Procurador General.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Ordóñez explicó su decisión. El procurador dijo que su oficina encontró, probados, “en grado de certeza”, las siguiente irregularidades; el alcalde, ”de manera libre y consciente ordenó asignarle la prestación del servicio de aseo a dos entidades sin ninguna experiencia ni capacidad”, lo que ocasionó la crisis en diciembre pasado.

Además, agrega, Petro no fue riguroso a la hora de escoger los vehículos que se usaron en el programa de recolección de basuras.

Según la procuraduría, el alcalde también tomó la decisión de escoger un operador público para asumir el  100% de la operación,  aunque sabía que las empresas privadas podían hacerlo. Con esto, la decisión de Petro vulnera la libre empresa y competencia porque se impusieron limitaciones para otras empresas capaces de asumir la operación.

Según Ordóñez, “las conductos referidas fueron hechas de manera resuelta, aunque él sabía que eran irregulares”.

En cuanto al tema de los recicladores, que según una decisión de la corte deben ser incluidos en el sistema de recolección de basuras,  el procurador dijo que la corte no condicionó su concepto a la implementación de un nuevo sistema de aseo para Bogotá. “O sea -dijo Ordóñez- no era indispensable que para acatar a la corte se asignara la labor a las empresas del distrito, cuando eran incapaces” de realizarla.

Las opciones de Petro

Tras la decisión de la procuraduría, el alcalde de Bogotá tiene limitadas opciones para maniobrar. Según explica el abogado y analista político Francisco Bernate, si Gustavo Petro no quiere salir de inmediato a la Alcaldía Mayor, deberá apelar esta destitución, aunque el encargado de resolver esta apelación en segunda instancia será el mismo procurador Ordóñez. Lo más probable es que el jefe del Ministerio Público ratifique su decisión y con ello mantenga la sentencia que para muchos decreta la muerte política del actual mandatario.

“Si resulta desfavorable a Petro la decisión de la procuraduría en apelación, como se espera, él podría ir al Consejo de Estado para interponer una demanda de nulidad y restablecimiento del derecho. Esta medida podría ser resuelta de cinco a diez años”, agregó el experto.

La apelación de esta primera decisión podría ser resuelta antes de marzo de 2014, según estiman los conocedores de los ritmos en la Procuraduría. Es importante aclarar que tan pronto se corrobore la decisión, el alcalde tendrá que salir del cargo y no podrá regresar a la función pública por los 15 años ordenados, aunque curse su trámite ante el Consejo de Estado.

Varios de sus asesores incluso han hablado de acudir a instancias internacionales para tratar de reversar lo que consideran una arremetida política. La opción con la que contarían sería la Corte Interamericana de Derechos Humanos adscrita a la Organización de los Estados Americanos OEA. “Para acceder a esta opción debe agotar todos los recursos internos”, asegura Bernate quien recuerda que una respuesta de apelación ante el Consejo de Estado puede tardar casi una década.

Ministro de Justicia revisará la medida: 

El ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, estaba con Petro en el foro donde el alcalde se enteró de la situación. El funcionario dijo que era necesario revisar la decisión del procurador. Así lo explicó: https://soundcloud.com/kabinak/minjusticia-alfonso-g-mez-m