sábado, diciembre 28, 2013

SALMÓN URBANO LES DESEA PAZ, AMOR Y GANAS DE LUCHAR POR UN MUNDO

UN MUNDO NUEVO

Espero un mundo nuevo,
no regalado
sino conquistado,
espada a espada,
uña a uña,
mano a mano,
codo a codo,
hombro a hombro,
corazón a corazón,
mente a mente,
hombre a hombre,
muerte a muerte,
para que todos tengan
no mendiguen,
sean
no aparenten,
rían
no lloren,
luchen
no vegeten,
vayan libres
no arrastrando cadenas.

Serán capullos nuevos
cuando mueran las rosas.
Capullos defendidos
por sus propias espinas.

Espinas sin las cuales
un intruso cualquiera
podría destruirlos
abortando otro mundo
de nuevas rosas rojas.

Cristóbal González