jueves, abril 24, 2014

Policía arremete violentamente contra ambientalista jóvenes de Cajamarca, Tolima





| Por Nelson Lombana Silva|

El colectivo socio ambiental juvenil de Cajamarca (Tolima), (Cosajuca), ha denunciado en su reciente periódico de circulación municipal, criminal proceder de la policía nacional acantonada en esta municipalidad contra los integrantes de este colectivo que viene luchando a brazo torcido por la defensa del medio ambiente y contra la política minero – energética que viene implementando la transnacional africana Anglo Gold Ashanti con la complicidad pusilánime del gobierno nacional.

El periódico “La inconquistable” número 07 de abril de 2014, señala con nombres propios a los uniformados que al parecer puestos al servicio de la transnacional vienen atemorizando a los jóvenes que heroicamente vienen creando conciencia ambiental entre los campesinos de este municipio agrícola por excelencia, en las goteras de la ciudad de Ibagué.

Según el periódico local que se viene distribuyendo como pan caliente en la zona, entre los policías que vienen sembrando el terrorismo de Estado en esta población, figuran: Henry Yesid García Pedraza, Edwin Ordóñez, Alexander Pérez, Jorge González y Juan Medina. Hacen y deshacen sin control alguno, explica el periódico.

En un párrafo señala, textualmente: “El patrullero Henry Yesid García Pedraza con placa 22515, es uno de los policías que más ha perseguido a los integrantes de este colectivo juvenil. El 15 de marzo persiguió al muchacho hasta la casa en estado de embriaguez usando insultos y golpes. Luego de ocho días de este suceso, el patrullero García nuevamente ebrio atacó con un tábano (Generador de choques eléctricos) a otro compañero que afortunadamente no le causó ningún daño. García abandonó el lugar al ver que varias personas estaban reclamando por el abuso de autoridad. Veinte minutos después llegan ocho policías y agentes de la sijin en civil al parque y detienen arbitrariamente a seis jóvenes miembros activos del colectivo, a uno de ellos le rosean gas pimienta en sus ojos, impidiéndole ver, estos muchachos son tratados con golpes, empujones y ofensas, en la estación les retienen sus celulares, irregularmente son trasladados a Ibagué, dejando a los familiares preocupados”.

En otro párrafo, agrega el periódico: “Pero también otros policías como Edwin Ordóñez, Alexander Pérez, Jorge González y Juan Medina tienen antecedentes de abuso de autoridad, estos menosprecian y reducen el trabajo político y reivindicativo del colectivo, calificándolos como supuestos ambientalistas agregándoles palabras soeces”.

A pesar de esa hostilidad permanente por la autoridad policial que al parecer actúa sin ningún control, es decir, sin dios y sin ley, este colectivo ratifica su compromiso de seguir luchando en la defensa del medio ambiente. Es más: culpa a la transnacional Anglo Gold Ashanti de lo que bien le pueda ocurrir a cualquiera de sus integrantes.

Indica: “Cualquier daño a la integridad y dignidad de los integrantes del colectivo y sus familiares, es responsabilidad de la multinacional AGA ya que los jóvenes vienen defendiendo la tierra y el territorio en contra de la megaminería  y los agentes de policía son solo un elemento de intimidación al legítimo ejercicio de resistencia de estos jóvenes. Que no se haga raro que la AGA les pague estos agentes para que impidan el ejercicio político del colectivo”. Esta nota es escrita por Bernardo Ospina.

A pesar del terrorismo de Estado que se pone a favor de la transnacional Anglo Gold Ashanti, los jóvenes organizados en este colectivo persistirán en la lucha ambiental por la defensa de los recursos naturales y el territorio. Denuncian a nivel nacional e internacional y demandan – a su vez – acompañamiento y solidaridad.