sábado, mayo 31, 2014

|5 DE JUNIO| 5 CONSEJOS PARA LOS MARCHANTES DEL AGUA Y LA VIDA


El 5 de Junio, día mundial del ambiente sano, los tolimenses marcharán en defensa de la vida y el agua y por una Colombia libre de Megaminería a Cielo Abierto. Para leer caminando, hemos construido esta guía con 5 consejos básicos, que buscan sensibilizar a los comunes y silvestres para que sean arte y parte en la defensa de lo público y se sintonicen con los ritmos de la vida, el agua y la naturaleza.

1. La defensa del ambiente no tiene edad ni fecha en el calendario

Si escuchas con calma, podrás sentir el llamado de la madre tierra. Enciende tu radar, no importa la edad, el género, raza o clase. Sintoniza tu corazón con los ritmos de la naturaleza. El día mundial del ambiente sano es hoy, mañana y siempre. Es bueno que sepas que en tu casa, barrio, comuna, colegio, universidad, fábrica o empresa, hay alguien dispuesto a caminar junto a ti en la defensa de estas montañas y valles o por sus majestuosos ríos. Ya lo decía Jaime Garzón: “Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvárselos”. Si estás en los cielos… ¡Sálvame Jaime Garzón!

2. Desplazarse a pie, en bicicleta, en triciclo, en patines o en zancos

Siempre que puedas, aprovecha la riqueza del paisaje y camina en compañía de otros. Es la mejor forma de contribuir a la salud corporal y a un ambiente sano. Además es la oportunidad perfecta para contemplar la ciudad sin afanes ni traumas. Puedes caminar con tu familia y tus vecinos, con tu novia, con tu parche, o quizás ¿Vas con tu caballito de madera? ¿Vas con tu perro? ¿Vas con tu gato?  ¿Vas con tu voz? ¿Vas con tu bandera? Puedes pintar mensajes de No a la Mina o puedes gritar hasta el cansancio Si a la Vida. Todas las voces, todas, bienvenidas. Pero también es importante llevar calzado y ropa cómoda, prepararse para recibir el sol y el viento de una ciudad que presenta una temperatura promedio de 30 C°.

3. Consuma... con sumo cuidado

Si te gusta el discurso ambientalista, no lo pierdas en las acciones cotidianas. Debes estar en sintonía permanente con otras formas del Buen Vivir, la filosofía liberal del progreso y desarrollo nos trajo éste orgasmo múltiple: muerte, pobreza y destrucción. De nada sirve que salgamos 50 mil personas en defensa de la despensa agrícola del Tolima, cuando las calles y parques son prueba del consumismo acelerado. Lleva lo justo y necesario, cultiva tus propias plantas, re-envasa agua en tu casa, empaca frutas, lleva una bolsa plástica y recicla tú mismo los materiales y deshechos. No le dejes nada a La Carroñosa. Apaga la TV, desconecta el computador, sal de las redes sociales y vente a marchar que la vida es un carnaval. Invita a tu amiga la cacica Gaitana, a tu vecino el cacique Calarcá, a tu cuñado el indio Opía, a tu enamorada la princesa Bulirá, a tu suegro El Mohán o a todos los nietos, bisnietos y tataranietos del Gran Quintin Lame.

4. Volver a lo común, pero sin afectar el ambiente colectivo

Es mejor tener cuidado con las pasiones personales y los placeres compulsivos. Si te gusta consumir alcohol, cannabis, cigarrillos, no traigas estas ofrendas a los espacios públicos en defensa del ambiente sano. Hagamos un trato, tú, yo, él, ella, ellos, nosotros, conjuguemos el verbo vivir en diferentes tiempos y espacios. ¿Te asaltan las dudas? Mira el cielo, allá está Pedro Cesar García con una carcajada de rabo a nube. Ahora bien, pactemos el no consumo durante las 3 horas de la Marcha Carnaval en defensa del Agua. Recuerda que la fiesta la llevas en el corazón, y por eso vamos a marchar -sin permiso de Anglogold-, desde los 04 años hasta los 100 años.

1. Juntos, caminemos juntos

Recuerda que todo nace inacabado. Somos una gota de agua en un mar interminable. Si deseas un futuro sostenible para nuestros hermanos, hijos y nietos, no debes esperar a que las soluciones ambientales vengan de los burócratas cuyo trabajo es defender el interés privado a costa de los derechos de las comunidades. Si te preguntan qué es la Golosa o Rayuela puedes responder que es un juego de iniciación infantil que practicabas en la escuela y el barrio con tus mejores amigos. Pero si te preguntan qué es la Colosa Cajamarca, no olvides que lo que está en juego en ese territorio amado, se puede resumir en dos líneas: la vida y el agua de los tolimenses y colombianos. Ahora puedes decir que ya no recibes caramelos de cianuro. Vamos caminando, aquí se respira lucha. No entierres la luz. No te des por vencido sin luchar. Juntos resistimos, divididos caemos.


AQUÍ NO SE RINDE NADIE
SEGUIMOS DE PIE HASTA EL FINAL