domingo, mayo 18, 2014

|UT - NO MOLESTAR| ¿DÓNDE ESTA ÑUNGO? ¿ALGUIEN SABE QUIÉN ES ESTE SUJETO?



Pareciera que en la UNIVERSIDAD DEL TOLIMA no pasara nada, vivimos en una cotidianidad militarizada  y un silencio cómplice de quienes perplejos ven pasar un sinfín de anormalidades que acontecen en el día a día, mucho menos aquel personaje de apellido Ñungo que tan solo aparece a la inauguración de sus souvenirs, porque para los problemas de la universidad nunca tiene tiempo.

No pasó nada con la investigación sobre la misteriosa pérdida de varias piezas precolombinas, hurtadas del museo antropológico hace ya más de dos semestres, así como tampoco pasó nada con la concesión de las granjas del centro Universitario Regional del Norte  CURDN y la granja las brisas, para convenios inter institucionales con entidades privadas, para la explotación de sus tierras, limitando la investigación a los intereses privados. Es más, no se ha dicho nada sobre la tala indiscriminada de árboles que son cambiados por plantas ornamentales que engalanan el “territorio verde” con un gimnasio de última generación que adorna la entrada, obras para las cuales siempre hay dinero; la “ampliación” del restaurante que a la fecha continua sin terminarse ad portas de finalizar el semestre o por el sendero a la mierda que fue construido en el caño maloliente que pasa entre el la maría y el restaurante. Lo cual nos hace preguntarnos por ¿Quién es el arquitecto o diseñador? de tan majestuosas obras arquitectónicas a la altura de una universidad con programas de arquitectura, dibujo arquitectónico,  y topografía que no son tenidos en cuenta en la planeación del campus.

¿Qué dijo Ñungo? Sobre la militarización de la universidad el jueves primero de mayo, por parte de efectivos de la policía y miembros de la SIJIN que registraron toda la universidad, en especial el jardín botánico, mientras en los alrededores cientos de policías ubicados a lado y lado de la calle, requisaban y capturaban  a quienes por desgracia salían a buscar un litro de leche o los huevos del desayuno. Acto que fue presenciado por el vice Celemín quien perplejo lo único que hizo fue salir para su casa y enviar un funcionario de la vicerrectora de desarrollo humano al comando de la policía, donde tenían retenidos a más de veinte personas que fueron reseñadas y posteriormente dejadas en libertad. 

Finalmente, hay que preguntarle al vice Reinoso que pasó con el “comité” que se conformó luego de las discusiones decantadas con los estudiantes des-matriculados, que   presentaron inconvenientes para el pago del actual semestre, con los cuales se adquirieron una serie de compromisos como  la construcción de un “plan padrino” y la re-liquidación de la tabla de matriculas que diera la gratuidad al estrato 1 y disminuyera el cobro a los estratos 2, 3, 4 y demás, para lo cual se conformó un “comité”; clásica solución de la administración Benítez, eterno rector encargado. 

Ahora bien, nos podemos preguntar por qué apagan la luz del coliseo alterno en las noches o por qué desconectaron  los tomacorrientes de las casitas de maderas, unas de las tantas medidas absurdas del tan cuestionado “territorio de paz”. Él mismo que firmo convenio con ENGENSA para adelantar investigaciones en la hidroeléctrica el quimbo donde la multinacional y el investigador son los únicos que conocen la investigación. Además, son los mismos que prohibieron el ingreso a estudiantes y visitantes sin la debida carnetización violentando la libre movilidad que caracteriza el espíritu de una universidad pública. Así mismo, continúan evadiendo la discusión referente al consumo de sustancias psicoactivas al interior de la universidad, para lo cual también se conformó un “comité”.

¿Será que Ñungo conoce lo que pasa en la universidad del Tolima?¿Será que conoce el equipo de la ODI y a los arquitectos y diseñadores de su tan cuestionado “territorio de paz”? los mismos que priman la construcción de parqueaderos para motos, en vez de construir espacios de estudios, ya que los pocos que hay son insuficientes y están en condiciones precarias, pues algunos no cuentan con conexión eléctrica y mucho menos de internet.

¿Dónde está Ñungo y qué opina de todo esto? Cuando será que le dará la cara a la comunidad universitaria para que esta le exprese y le manifieste las diferentes problemáticas que hoy tienen lugar en la universidad del Tolima, Pues nos dejamos envolver por nuestra monotonía, en la cotidianidad del silencio y pasamos por alto todas las arbitrariedades que se comenten en el día a día, porque nadie dice nada y ya es hora que la administración en cabeza de Ñungo den respuesta. Ya estamos mamados de que todo termine en un comité o sencillamente no se diga nada, como si no fueran graves estas y otras tantas irregularidadesque tienen lugar en la universidad del “territorio de paz”.

¡SE LO QUE HICIERON EL VERANO PASADO!