sábado, junio 21, 2014

HOMENAJE EN LA MEMORIA DE ANGÉLICA PATRICIA SÁNCHEZ SÁNCHEZ

 Esta vez la brutalidad de un acto homicida inexplicable, ha cobrado la vida de la joven artista ibaguereña de 26 años: Angélica Patricia Sánchez, a quien los monstruos de la muerte una vez más, atravesados por el absurdo y la irracionalidad, tomaron la potestad de apagar el brillo de sus ojos. En nombre de Angélica y de los cientos de crímenes violentos que superan considerablemente las muertes que cobra la guerra, pedimos que la sociedad ibaguereña se solidarice y reflexione en torno a las escalofriantes cifras e historias que circundan los asesinatos que de manera frívola emiten diferentes medios de información y comunicación. Vivimos en un país cada vez menos tolerante y respetuoso de la vida, aumentan los crímenes cometidos por menores de edad, siguen creciendo los índices de criminalidad urbana alimentada por la también creciente desigualdad e injusticia social, balas perdidas, la violencia de género, las mafias, las venganzas, la eliminación de los “otros”. ¿Cuál es su compromiso para que este oscuro panorama se transforme y podamos construir una paz con verdad y justicia social?, ¿realmente este interminable capítulo de violencia se reduce al marco de la guerra? Una bala entonces arrebata la vida, reduciéndola al parecer a un manojo de cuerdas y tendones, terminamos viéndonos como pedazos de carne simplemente? El cuerpo, que se ha convertido en objeto, cuya esencia, fuerza y vitalidad está desapareciendo. Un cuerpo que se fragmenta, se divide y se aniquila, es un cuerpo que no importa. Eso son los cuerpos hoy, no importan ¿Si mi cuerpo es mi casa, por qué nos invaden? Mi cuerpo como un campo de batalla, donde se libran todos los desastres de la humanidad, las aberraciones, la violencia preparada, calculada sin el más mínimo respeto. ¿Dónde ha quedado el cuerpo sagrado? si después de tantas guerras, la humanidad no toma conciencia del cuerpo ¿en qué nos convertiremos? quizá en un raza despiadada capaz de aniquilar todo. El cuerpo no para de sentir, por ello, tenemos la obligación histórica de reivindicar el cuerpo y darle el lugar que le corresponde, una política del cuerpo que nos permita darnos cuenta que somos más que un objeto. Los invitamos entonces a no hacer del asesinato un evento cotidiano que se perpetúa en el silencio. Los informamos, los cuestionamos y los invitamos a un sentido homenaje a la vida, porque con Angélica asesinan un poco de nosotros, de ustedes y de cualquier ser humano que habite el planeta. La cita es el domingo a las 5 pm en el parque Murillo Toro donde el arte será la voz que nos devuelva la existencia.

NOTA: La Marcha programada para las 7:00 p.m, ya no se realizará. Los artistas y amigos quieren despedir a Lila Angélica Sánchez con un homenaje artístico. Lugar: Parque Murillo Toro. Hora 5:00 p.m