domingo, junio 08, 2014

LÍBANO, TOLIMA TAMBIÉN SE MOVILIZÓ CONTRA LA MINERÍA CONTAMINANTE

|Por Anabel|

Son tantas las alegrías que nuestro territorio nos proporciona, que nuestra tierra nos da: el agua, el verde de nuestras montañas, el café, el plátano, la yuca, el “recao”, la comidita, que por eso y en consecuencia con una conciencia que cada día cobra más sentido, los hijos propios y adoptivos, de este territorio Líbano, hoy nos encontramos en la cita que se dio producto del esfuerzo mancomunado de organizaciones sociales, ASACOL, Comité ambiental en defensa de la vida, estudiantes, docentes, campesinos, ciudadanía en general.

Unimos nuestras voces y en lo alto de nuestra cordillera central, cercanos al oído de cumanday (Nevado del Ruiz) retumbaron alegremente al ritmo de carnaval voces de protesta y rechazo frente a la explotación minera en nuestros territorios. Diciendo con esto a la pacha mama hasta lo profundo de sus entrañas que estamos vivos, conscientes y despiertos, dispuestos a defenderla y cuidarla, antes de que sea demasiado tarde.

En nuestro municipio se viene padeciendo este sacrilegio contra nuestra madre tierra desde hace más de 15 años con la explotación de la mina el Porvenir en el corregimiento de Convenio, ya algunas veredas no tienen agua, se han secado los nacimientos y se han contaminado las quebradas y ríos como el lagunilla, todo con el beneplácito de CORTOLIMA y el gobierno que permite que se de este tipo de explotaciones y que no garantiza para nada el derecho a un ambiente sano.

La gente se está concientizando porque las consecuencias que dejan estas explotaciones ya se están viendo, “el agua se esconde” dicen los campesinos, se va para otro lado, pues el agua y la tierra son seres vivos que sienten y si no se les cuida y protege con amor lo más seguro es que tengamos que sufrir su abandono.

También en la vereda Tapias del corregimiento de San Fernando se encuentra la empresa Mineros s.a, quienes tienen varias solicitudes de exploración y títulos de explotación para minería en otras veredas del Líbano, ahí de manera engañosa como todo lo relacionado con el supuesto desarrollo socio económico que obviamente no genera sino ganancias para unos pocos y desastre para todos, pidieron permiso para explorar el subsuelo de una finca, el señor inocentemente acepto y sin saber lo que `pasaría hoy vive la tristeza de no tener su propio nacimiento de agua pues solo explorando secaron el que había en su predio.

Ante situaciones como esta no queda más que reflexionar, informarse, tomar conciencia y tener firmeza a la hora de decir no a la minería. Porque tenemos derecho a defender con orgullo nuestra condición de ser agro descendientes, es decir campesinos y con ello resaltar la vocación para trabajar el campo y cuidar la tierra.

Por eso en esta fecha que solo era el día internacional del ambiente ahora se vuelve una fiesta en defensa de la vida y el agua que cada año seguiremos realizando hasta que nuestros territorios sean verdaderamente libres y soberanos.

Líbano, Tolima, Colombia, América, planeta tierra 5 de Junio de 2014