lunes, junio 16, 2014

“Que el crimen de mi hija sea el último en Colombia”



|Por Nelson Lombana Silva|

“Era una gran persona, no se metía con nadie, una persona pacífica. Inclusive, siempre la vi meditando su yoga, tenía pensamientos muy bonitos. Era una persona maravillosa”: Daniel Toro, músico. 

Hacia las 5:20 de la tarde de ayer lunes, el cadáver de Angélica Patricia Sánchez Sánchez, arribó a la funeraria Los Olivos ubicada sobre la carrera quinta con calle 39 y permanecerá allí, hasta mañana cuando se realizará el funeral en esta ciudad.

Decenas y decenas de compañeros y compañeras de estudio y amigos de la familia Sánchez Sánchez, desfilan para darle el adiós final a la joven artista que a los 26 años de existencia, es asesinada al parecer prácticamente a sangre fría y en completa indefensión.

Escenas de dolor e incertidumbre se viven minuto a minuto en esta familia Comunista tolimense ante absurdo e inexplicable suceso. Se pronunció la ex candidata vicepresidencial del Polo Democrático Alternativo, Aída Avella Esquivel, expresando un cálido saludo de solidaridad y condenando el horrendo crimen de la joven artista. También lo hizo el concejal de Ibagué por el Polo Democrático Alternativo, Jairo Villanueva, miembros de la Juventud Comunista, Juco, y decenas de deportistas de la ciudad musical de Colombia.

Con la voz entrecortada por el dolor el camarada Edgar Sánchez Cortés, al conceder declaraciones a los medios de comunicación formuló un llamado a la paz, la convivencia y la tolerancia. “Que el crimen de mi hija sea el último en Colombia”, dijo a la estación radial de la F.M.

Daniel Toro, músico y además compañero de estudio de Angélica Patricia, concedió algunas breves declaraciones a las páginas web: www.pacocol.org y www.semanariovoz.com lamentando profundamente el vil asesinato de la joven artista. “Esta mañana (ayer) llamé a un compañero del salón porque nosotros somos estudiantes de música de la escuela de formación artística y cultural (Efac), dejándome muy asombrado porque a Angélica la conozco hace más de diez años, siempre fue muy cerca a nuestra casa y como yo siempre me he movido en la música y el arte, pues teníamos muchas cosas a fin”.

Agregó: “Era una gran persona, no se metía con nadie, una persona pacífica. Inclusive, siempre la vi meditando su yoga, tenía pensamientos muy bonitos. Era una persona maravillosa”.

“Era estudiante de música de la escuela de la Efac, tenía una gran voz, era una gran soprano. Lamentablemente se nos fue. No entiendo las circunstancias. No entiendo por qué tienen que pasar estas cosas. Estamos muy conmovidos”.

Acerca de cómo llegó a tener amistad con Angélica, el joven artista Daniel Toro, señaló: “La llegué a conocer porque un gran amigo, con el cual tengo una amistad de más de 15 años, fue pareja de ella; de esa manera nos conocimos. Él me la presentó como su novia y tuve una gran amistad con ella de diez años. Ella siempre me vio tocar guitarra. Al decir de ella influimos en su carrera musical y sin lugar a dudas tenía mucho futuro, un futuro prodigioso”.

Angélica Patricia también mostraba interés por el teatro. Al respecto dice Daniel: “Sí. Recuerdo tanto una anécdota sobre el particular porque a mí también me gusta el teatro y me gusta hacer libretos. Recuerdo una reunión, un trabajo que tuvimos que hacer en mi casa sobre una radionovela. Inclusive, en ese cuaderno tengo plasmada la letra de ella, porque mientras yo le dictaba las ideas que ella quería plasmar, ella las iba escribiendo. Tengo plasmada esas letras y es para mí un recuerdo grato y desde luego, vuelvo y digo que fue una gran pérdida”.

Sobre el impacto de la muerte de una persona tan joven, Daniel Toro, dijo: “Es lamentable, nadie merece llegar a ese punto que se acabe la vida en un instante; ella no merecía lo que le pasó. Yo estoy muy conmovido. La verdad no lo creo, no creo que le haya pasado esto a Angélica”.

¿Qué está pasando en esta sociedad colombiana donde la vida como dice la canción no vale nada? “Es una realidad muy triste, muy triste. La verdad este consumismo, este materialismo nos ha llevado al caos total, porque ya no hay respeto por la vida, porque decía nuestro querido escritor Fernando Vallejo: Predomina el país de la impunidad, en donde todo el mundo hace lo que se le da la gana, donde no hay respeto por la ley, entonces estas son las consecuencias de todo este caos que vivimos acá en Colombia. Es lamentable. Yo quiero mucho a mí país y mi ciudad que es Ibagué, porque soy orgullosamente tolimense e ibaguereño. Pero me duele en el alma que una persona, una joya, un diamante en bruto como este, se haya ido de esta manera. Estoy muy conmovido, muy conmovido”, terminó diciendo el joven artista de la ciudad musical de Colombia Ibagué.

Decenas de ofrendas florales le siguen llegando como testimonio de admiración, respecto y solidaridad con esta familia que llora la partida temprana de uno de sus miembros porque alguien irracionalmente accionó un arma de fuego a quemarropa al parecer.

Los primeros en hacer llegar estos arreglos florales fueron, entre otros: Los escoltas del PCC – UP, Reiniciar, Alumnos música Efac, Los Olivos, Sindesena Tolima y personal administrativo de la Efac.  

Ibagué, junio 17 de 2014.