sábado, julio 05, 2014

Reconoce haber asesinado a Angélica Patricia Sánchez Sánchez


|Por Nelson Lombana Silva|

Durante la audiencia de legalización de captura de Dairo Ferney Poveda Cuellar, realizada por el juzgado séptimo, el 3 de julio del presente año, el detenido se responsabiliza del crimen contra la humanidad de la joven artista y cantante, Angélica Patricia Sánchez Sánchez, hecho ocurrido el pasado 15 de junio, después de las nueve de la noche, a algunos metros de distancia de la variante de la ciudad de Ibagué, Tolima.

La detención fue posible a la colaboración que prestó su hermano William Andrés, quien les dijo a las autoridades que no quería ser cómplice de los hechos que viene cometiendo su hermano en la zona, incluyendo el asesinato de Angélica Patricia de escasos 26 años de edad.

Según la fiscalía, William Andrés relató que al escuchar una discusión y luego dos disparos salió y escuchó gritos de alguien que decía: “Me la mató”, se trataba del novio de la occisa.  En una alcantarilla encontró a su hermano con las dos escopetas, el presunto homicida, quien inicialmente intentó ocultarse; se retiró del sitio y a los pocos minutos regresó con ropa cambiada y su esposa de nombre Adriana Oliveros Yate. Al notar la presencia de la policía, señaló a su esposa: “Vámonos que esto está feo”.

Tres delitos le imputó el ente acusador a Dairo Ferney Poveda Cuellar: Homicidio agravado, porte ilegal de armas y hurto calificado agravado, delitos que el sindicado se allanó, pidiendo perdón a los familiares de Angélica Patricia y justicia por los hechos cometidos. Al parecer le hurtó el celular, un bolso, una cámara fotográfica y unos libros.

El victimario nació el 23 de abril de 1990 en la ciudad de Ibagué, es decir, tiene 24 años de edad, vive con Adriana Oliveros Yate, habita la vereda de Martinica, 1.70 metros de estatura, contextura física delgada, frente pequeña, piel blanca, pecoso y cabello ondulado, según relató la fiscalía.

Si bien el sindicado tiene prontuario de abigeo en la región, según la Fiscalía, no registra antecedentes, indicó el mismo ente acusador.

Cuando la juez le preguntó que si aceptaba voluntariamente las imputaciones formuladas en su contra, Dairo Ferney con lágrimas en los ojos, lamentó el dolor que le había propinado a la familia de Angélica Patricia y abrigó la esperanza de que algún día sea perdonado. Luego, aceptó los cargos imputados en su contra declarándose culpable del atroz crimen y merecedor del respectivo castigo. 

El caso pasará en el transcurso de los próximos días a manos de un juez de conocimiento, quien tendrá la misión de adelantar el proceso abreviado y colocar la respectiva sentencia o sanción, aspirando el sentenciado a rebaja de penas por confesar los delitos cometidos. Mientras tanto, fue recluido en la penitenciaria de Picaleña de esta ciudad capital del departamento de Tolima.

Patricia Sánchez Giraldo – madre de la occisa – tuvo valor para contra interrogar al homicida, lo cual generó desconcierto y asombro en la sala. “¿Por qué le disparó a mi hija?” ¿Fue ella grosera con usted?” “¿Qué le dijo que lo llevó a tomar la decisión de matarla?”, fueron algunos de los interrogantes planteados por la progenitora de la víctima.

A pesar de que Dairo Ferney Poveda Cuellar se declaró culpable del horrendo crimen, perduran las dudas de que haya más personas involucradas en el hecho y que el móvil hubiera sido por robarla. Muchos de los asistentes, se siguen preguntando, ¿Por qué le disparó si ella entregó todo lo que le solicitó, sobre todo, si se tiene en cuenta que la “especialidad” del sujeto al parecer no era matar sino robar? Son entre otras, las conjeturas que los allegados de Angélica Patricia se siguen formulando.