sábado, agosto 30, 2014

“La misión del gerente estaría encaminada a liquidar el hospital Federico Lleras Acosta”



|Por Nelson Lombana Silva|

Se agudiza la crisis del hospital regional Federico Lleras Acosta de la ciudad de Ibagué, Tolima. Cerca de mil trabajadores por temporalidad que laboraban en este centro asistencial quedarán cesantes a partir de las doce de la noche de hoy 31 de agosto, por decisión unipersonal del gerente José Raúl Reyes.

Este gerente administrador agropecuario que al parecer llegó a esta posición adulterando documentos, es un clásico ejemplo de la politiquería vergonzante de un departamento sin clase dirigente pulcra, decente y visionaria. Al parecer su misión es liquidar el hospital y entregarlo a privados. Su ineptitud y conducta paquidérmica tiene en jaque al segundo centro asistencial más importante en Colombia.

Al decir del dirigente sindical Yesid Camacho, “el gerente es más subgerente liquidador que llegó aquí a crearle problemas y hacer que sea liquidado”. Por eso insiste el líder sindical de Anthoc: “Más que privatizador, es liquidador”.

Según el líder sindical, hay una especie componenda para que este gerente continúe en su cargo acabando con la institución. Cita como ejemplo a la Procuraduría departamental. Mientras la universidad de Antioquia sancionó a los docentes que le dieron vía libre al irregular nombramiento del administrador agropecuario como gerente de este hospital, este ente del Estado no actúa para inhabilitarlo.

Según Yesid Camacho, hay serios hechos de corrupción comenzando por su nombramiento adulterando documentos. Lo grave es que sigue cometiendo hechos de corrupción como si nada sucediera. “El gerente ha seguido haciendo actos de corrupción – dice Camacho – el mismo abogado que defiende al hospital, es el mismo abogado que defiende al gerente”.

A pesar de las denuncias de los sindicatos Anthoc y Sindes contra el gerente administrador agropecuario, el gobierno departamental insiste en sostenerlo. Según Yesid Camacho, el ministerio de Hacienda ha dicho que no girará un peso mientras esté en el cargo José Raúl Reyes. “El ministerio de Hacienda considera que el señor Raúl Reyes no reúne los requisitos para manejar adecuadamente estos recursos”, señala. 

A pesar de la adversidad, el líder sindical se muestra optimista. Producto de la lucha de los trabajadores, ha conseguido hasta ahora $80 mil millones de pesos, $50 mil millones por el ministerio de Haciendo mediante crédito condonable y $30 mil millones por parte de la gobernación del Tolima.  El principal obstáculo por el momento al parecer es la terquedad del gerente de quedarse en el cargo con todo el desprestigio que carga sobre sus hombros.

La moral revolucionaria de los trabajadores es elevada. Una comisión de 70 trabajadores, hombres y mujeres, permaneció cuatro días en las instalaciones de la catedral, se han hecho varios mítines y movilizaciones por las calles céntricas de Ibagué.

Los trabajadores despedidos continuarán asistiendo comunes y corrientes a sus obligaciones, según asamblea realizada ayer en las instalaciones del hospital Federico Lleras Acosta sede la Francia después de las dos de la tarde. Mañana  habrá una reunión en Bogotá entre los ministerios de Haciendo y de Salud con el equipo del hospital regional y los representantes de los trabajadores para seguir discutiendo fórmulas.

Mientras esto sucede, el líder sindical Yesid Camacho llama a la sociedad tolimense e ibaguereña a rodear este hospital y evitar su liquidación y posteriormente su privatización. Aspira a contar este lunes con los ibaguereños, pero también con los campesinos, las organizaciones sociales, sindicales y populares de la ciudad musical de Colombia y del Tolima.

La página web: www.pacocol.org participó de la asamblea y entrevistó a Yesid Camacho y esto dijo:

-         Compañero Yesid Camacho: ¿Qué posibilidades hay de resolver la problemática del hospital regional Federico Lleras Acosta?

Yo pienso que las posibilidades son todas. Desde hace rato se está hablando de un saneamiento fiscal y financiero que le habilitaría al hospital $80 mil millones de pesos de entrada, pero resulta que la negligencia, la irresponsabilidad, la falta de compromiso de la administración del hospital, ha hecho que ese plan de saneamiento fiscal y financiero no se haya podido hacer.

Ese plan de saneamiento financiero y la reestructura de redes en el departamento está planteada hace más de cuatro meses, eso debería haberse hecho a más tardar en el mes de marzo. Sin embargo, este es el momento en que apenas hace un mes lo presentaron, pero según el ministerio de Hacienda, eso que presentaron no sirve para nada. No es un plan de saneamiento y financiero ajustado a las normas sobre esa materia, sino que es simplemente una relación de pago de acreencias sin definir fuentes, sin definir compromisos, sin definir evaluaciones, garantías de cumplimiento y nada de este tipo de cosas que determina un plan de saneamiento fiscal y financiero.

-         ¿Con la ineptitud del gerente José Raúl Reyes se estaría creando las condiciones para el acabose total del hospital?

Es indudable que el gerente es más subgerente liquidador que llegó aquí a crearle problemas y hacer que sea liquidado y nos tiene en una situación absolutamente complicada, porque su ineficiencia es total, la parsimonia para hacer las cosas y mal hechas que es lo que ha profundizado la crisis.

Además, la cantidad de mentiras. Porque primero dijo que eran $120 mil millones de pesos la cartera del hospital Federico Lleras Acosta, pero nunca dijo que esa cartera había provisionado $52 mil millones de pesos y esos $52 mil millones de pesos prácticamente son irrecuperables. Hay $25 mil millones de pesos de las EPS que se liquidaron, pero también hay $27 mil millones de pesos de cartera mal presentada, a la cual no se le contestó las glosas y de la cual no hay soportes en la mayoría de los casos.

-         ¿Podríamos hablar de un gerente privatizador?
  
Yo diría que más que privatizador, liquidador. Va a acabar con el hospital. Ahora, que la consecuencia de la liquidación ¿Cuál es? La privatización posteriormente.

-         Se habla que el gerente no era capacitado para asumir el cargo, que hay vicios serios de corrupción y que hay unas cuantas personas que lo defienden. ¿Qué hay de cierto en todo esto? 

Pienso que el gran culpable de la situación por la cual atraviesa el hospital Federico Lleras Acosta (o uno de los principales culpables), es la Procuraduría General de la Nación, en particular la Procuraduría Departamental del Tolima. La universidad de Antioquia ya sancionó a los profesores que hicieron el concurso porque encontró irregularidades en el procedimiento del concurso, porque los profesores de la universidad de Antioquia le admitieron la falsedad en que incurrió el gerente para llegar al hospital Federico Lleras Acosta.

Sin embargo, la Procuraduría hoy, no ha sancionado al gerente, ni siquiera lo ha inhabilitado temporalmente para que desempeñe el cargo. Es más: El gerente ha seguido haciendo actos de corrupción. Nos hemos encontrado con una cosa: El mismo abogado que defiende al hospital, es el mismo abogado que defiende al gerente. Hay un manto de duda muy grande sobre cómo se financia la defensa el gerente dentro de los procesos que tiene en el Consejo de Estado y en la Procuraduría.

-         Se rumora que casi mil trabajadores del hospital quedarían cesantes a partir de hoy 31 de agosto a partir de las doce de la noche. ¿Qué hay de cierto?

Sí, porque es que la mayoría de los trabajadores pertenecen a una planta temporal, porque no se ha habilitado la planta global totalmente. Entonces, como están en la planta temporal y esta estaba garantizada hasta el 31 de agosto, el señor gerente notificó hace tres días que a partir del primero de septiembre todo el mundo se va del hospital.

-         Ante esta verdadera “masacre laboral”, ¿Qué propone el sindicato Anthoc?

Las propuestas están hechas: Las salidas casi que están acordadas. Estamos de acuerdo que se haga el saneamiento fiscal y financiero; en esa discusión, en esa pelea, ya logramos $80 mil millones de pesos; $50 mil millones que da en un crédito condonable el ministerio de hacienda y hemos logrado que el gobernador se comprometa con $30 mil millones de pesos. Es decir, que ya hay $80 mil millones, más los $50 mil millones de cartera sana que tiene el hospital, estaríamos logrando $130 mil millones de pesos, lo que nos daría la posibilidad de poner por lo menos en equilibrio al hospital Federico Lleras Acosta.

-         ¿Sería clave que renunciara el gerente José Raúl Reyes?

Claro. El ministerio de Hacienda dice que no habilita los recursos del crédito condonable, si no hay una administración que garantice que esos recursos son manejados adecuadamente y considera que el señor Raúl Reyes no reúne los requisitos para manejar adecuadamente estos recursos.
  
Es que aquí nos está administrando…lo único que nos faltó era que en vez del hospital Federico Lleras Acosta nos hubieran colocado: Granja Federico Lleras Acosta, porque es que el hospital lo está administrando es un administrador agropecuario y no un administrador en salud.

-         ¿Qué llamado le hace usted a la comunidad sobre la problemática aguda del Federico Lleras Acosta?

Llamamos a la comunidad del Tolima y de Ibagué para que mañana lunes nos acompañe aquí en el hospital Federico Lleras Acosta. El llamado también es al movimiento campesino, al movimiento popular, a todas las organizaciones sociales, a las juntas de acción comunal y a todos los actores sociales que el día lunes haya una presencia masiva en el hospital Federico Lleras Acosta y que el día lunes exijamos la solución de fondo al problema del hospital. El lunes en la tarde hay una reunión en el ministerio de salud con toda la junta directiva del hospital y con el representante de los trabajadores, el ministerio de salud y el ministerio de hacienda, a ver si le podemos encontrar una salida al problema inmediato del hospital.

-         La protesta sigue firme, ¿Van hasta las últimas consecuencias? 

Nosotros aquí, la mayoría de trabajadores no tienen nada que perder. Ya los echaron. Van a permanecer aquí, sin tener vínculos laborales van a venir a prestarle el servicio a los pacientes. Por eso nosotros estamos diciendo también algo real y concreto: Ya los familiares de los pacientes nos firmaron hoy y los mismos pacientes que están en capacidad mental de firmar, firmaron de que ellos no quieren los trasladen del hospital Federico Lleras Acosta de la ciudad de Ibagué.