miércoles, septiembre 17, 2014

Estudiantes UN se toman el edificio Uriel Gutierrez en defensa de la libertad del pensamiento en la universidad Nacional y en apoyo al profesor Miguel Angel Beltrán




COMUNICADO N°1, BOGOTÁ, EDIFICIO URIEL GUTIÉRREZ
17 de septiembre de 2014

Los y las estudiantes de la Universidad Nacional sin renunciar nunca al debate abierto, a la pluralidad, a la justicia y la democracia nos encontramos reunidos en la rectoría del claustro universitario ejerciendo soberanía sobre nuestra universidad, haciendo uso de nuestro legitimo derecho de transitar por todos los pasillos, oficinas y salones; entre ellas la rectoría. Hacemos presencia con los rostros de esperanza que nunca serán acallados por las voces que desde la procuraduría y la rectoría buscan imponernos el silencio, la oscuridad y la muerte. 

Hemos decidido protestar en contra del modelo único de pensamiento en la Universidad que es útil a un modelo de país que no recoge las necesidades de los y las colombianas. Así pues, el rector Ignacio Mantilla y el vicerrector Diego Hernández, han tomado decisiones de forma arbitraria pasando por encima de la opinión de los y las estudiantes, y demás estamentos de la universidad. El reflejo concreto de este tipo de acciones, es la destitución del profesor Miguel Ángel Beltrán, el desalojo de los viernes, y la imposición antidemocrática en sus cargos.

La destitución del profesor Beltrán firmada por el rector de la universidad nacional, es el acto que nos trae hasta este edificio en busca de respuestas y desacatando estas decisiones de la procuraduría y del rector, quien pasó por encima de la posición, reflejo de los comunicados, de la Representación estudiantil, del Consejo de sede y académico, y de los profesores. 

En ese sentido hoy, en la justa lucha por nuestro derecho a decidir, opinar y pensarnos la universidad Nacional, hemos realizado un acto de soberanía dirigiéndonos a la rectoría, que es nuestra, para exigir una rendición de cuentas publica del Rector Ignacio Mantilla y un espacio de participación amplia y decisoria sobre la universidad. En respuesta a esto, las directivas cierran el Edificio Uriel Gutiérrez rompiendo un vidrio y secuestrando a los y las funcionarias que laboran allí, cerrando a su vez la posibilidad del dialogo y culpando a los y las estudiantes por lo sucedido. Por esto, responsabilizamos a las directivas de la Universidad así como a la DVS de lo que suceda con las y los estudiantes que en el marco del derecho legitimo a la protesta y al uso de los distintos espacios de la universidad nos encontramos en el edifico. Es de aclarar que esta es una toma pacifica (por el momento nos encontramos en el primer piso) y quienes están armados son los funcionarios de seguridad, igualmente es la DVS quien posee las llaves de la puerta que niega el acceso y la salida del espacio en donde se encuentran los y las funcionarias. 

Sabiendo que nos encontramos en el desarrollo de un acto de dignidad y democracia, exigimos:

La salida de la DVS del edificio. 

La rendición de cuentas pública de Ignacio Mantilla y Diego Hernández a toda la comunidad universitaria dentro del campus, en el León de Greiff. 

Un debate abierto sobre el cogobierno y la autonomía universitaria, apostándole a la construcción de un espacio decisorio de la comunidad universitaria sobre el devenir de la UN.

El acceso a Uni-medios para posibilitar la visibilización de nuestra situación en este momento en el Uriel Gutiérrez y nuestros planteamientos.

La presencia de la dirección de Bienestar para garantizar el no desarrollo de procesos disciplinarios, la Defensoría del Pueblo y los Derechos Humanos para la garantía de nuestro bienestar, y finalmente una comisión negociadora. 

Firmado a las 2:15 de la tarde del 17 de septiembre de 2014
SOMOS UN, SOMOS UN GRITO DE LIBERTAD