miércoles, septiembre 24, 2014

PROCURADOR REGIONAL DEL TOLIMA AL SERVICIO DE LAS MULTINACIONALES MINERAS



|Por Nelson Lombana Silva|

Todo parece indicar que el Procurador Regional Tolima para asuntos ambientales y agrarios, doctor Ernesto Cardoso, se encuentra al servicio de las multinacionales y transnacionales, colocando en inminente peligro el sistema ambiental y ecológico en esta ubérrima región de Colombia. Al parecer estaría colocando sus influencias para abrirle camino a la política avara y depredadora de dichas multinacionales y transnacionales, entre ellas, Anglo Gold Ashanti.

Así lo señala el Comité Ambiental del Tolima en el documento No 11 de fecha septiembre de 2014 y que viene siendo distribuido no solo en la ciudad de Ibagué sino en el departamento. El mencionado funcionario estaría colocándole talanquera a la iniciativa de las comunidades de adelantar consulta popular en los municipios de Espinal, Rovira, Ibagué y Cajamarca, sobre la exploración y explotación de los metales preciosos colocando en inminente riesgo todo el sistema ambiental y ecológico, especialmente el agua, el aire, la fauna y la flora.

El documento citado comienza, así: “Es nefasto que la procuraduría niegue derecho a consulta popular”, desconociendo de esta manera el derecho de las comunidades a participar y sobre todo a decidir sobre su territorio cuando hay proyectos mineros con impacto negativo.

Agrega el documento: “De manera incoherente desconoce el concepto que la misma Procuraduría General de la Nación emitió en el proceso de demanda contra el artículo 37 del Código de minas que dio lugar a la sentencia  C -123 de 2014 de la Corte Constitucional”.

“Según la sentencia, el concepto de la Procuraduría refiere el artículo 33 de la ley 136 de 1994, “de acuerdo con el cual los proyectos de naturaleza minera – entre otros – que amenacen con crear un cambio significativo en el uso del suelo o que den lugar a la transformación en las actividades tradicionales de un municipio deberán ser consultados con los habitantes afectados por el mecanismo de consulta popular”. Al parecer la ceguera de los billetes dolarizados de las multinacionales y transnacionales, le impide al doctor Ernesto Cardoso asimilar esta legislación vigente que defiende de alguna manera el derecho de las comunidades a expresarse a través de consultas populares.

Para nadie es un secreto que la megaminería a cielo abierto como se proyecta en la Colosa, territorio de Cajamarca, acabaría no solo con la población considerada despensa agrícola del Tolima, sino que contaminaría la poca agua que quede con cianuro y otros químicos, dejando prácticamente municipios completos sin agua, como Ibagué, Espinal, entre otros.

A pesar de la inminente tragedia ambiental considerada especie de crónica anunciada, al parecer el citado funcionario se empecina en abrir todo el espacio a estas empresas depredadoras del medio ambiente. Afirma el comité ambiental del Tolima: “El Procurador Regional para asuntos Ambientales  y Agrarios, doctor Ernesto Cardoso, defiende intereses de empresas mineras, en contravía del interés general de la comunidad. En su ejercicio no escatima esfuerzos para matonear, desinformar y confundir a concejales, alcaldes y comunidad en general”.

Los ambientalistas le recuerdan al funcionario de marras que el ambiente es patrimonio común de la humanidad. En ese sentido, afirman: “El derecho colectivo a un ambiente sano es superior al derecho privado de las empresas mineras”. 

Les recuerda que el agua y la vida valen más que el oro. “Doctor Cardoso, la minería que pretenden desarrollar en la Reserva Central Forestal de Colombia, en ecosistemas alto andinos, en regiones naturales de la alta riqueza hídrica, biodiversa y agroalimentaria es un exabrupto”.

Agrega el documento: “La Colosa es un proyecto insostenible, un atentado directo contra el derecho colectivo a un ambiente sano. Es irracional que pretendan extraer menos de un gramo de oro por una tonelada de roca, que tengan que utilizar  entre 500 y 1000 litros de agua, utilizar cianuro, desaparecer montañas y paisajes, generar contaminaciones milenarias producto del drenaje ácido de mina y la contaminación por metales pesados”.

Causa escozor que ante esta gravedad de vastas proporciones el citado Procurador regional, cierre los ojos y se ponga al servicio de las multinacionales y transnacionales. Es una traición al departamento y a la patria, que merece toda la repulsa y descalificación.

Claro qué se puede esperar de estos funcionarios sin conciencia social ni de clase, cuando el presidente Santos en su reciente visita al Tolima dijo que la Colosa iba porque iba.

Se hace necesario retomar la propuesta del Partido Comunista Local Ibagué de trabajar en comunión en un paro cívico contundente capaz de poner en jaque esta política monstruosa del gobierno nacional. Solo el pueblo organizado y combativo es capaz de echar para atrás esta ignominia contra la madre tierra en esta sección de Colombia.