lunes, octubre 27, 2014

|30-10-14| Lanzamiento Salmón Bakatá en la Universidad Nacional de Colombia




¡Alerta, kamaradas!

No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Federico García Lorca, Ciudad sin sueño.

Cuanta mayor sea la necesidad de reproducirse del salmón, mayor es la lucha a contracorriente para llegar a su destino. Hoy el SALMÓN URBANO vence las hostilidades del camino río arriba, desde el Valle del Magdalena hasta el altiplano cundiboyacense, para llegar triunfante a desovar a la antigua capital de los muiscas, Bacatá (Bogotá), donde los salmones de todos los colores siguen luchando desde todas las barricadas de la vida para sobrevivir, existir y resistir, calentando sus aletas en el fragor de la protesta social, a pesar del frío de las madrugadas. Y porque todo desove es una celebración de la vida, en esta ocasión, el SALMÓN URBANO quiere celebrar la lucha del pueblo palestino por existir y mantener la resistencia ante la ofensiva genocida del sionismo israelí. En nombre de todos aquellos que han muerto en los bombardeos del nuevo Guernica del siglo XXI: Gaza, a todos los hombres, mujeres, niñas y niños que han caído como mártires, ofrecemos nuestras palabras de vida y nos unimos a ese grito global que exige el cese al fuego y el levantamiento del bloqueo a la franja.

También queremos reivindicar la admirable lucha de los defensores de la pachamama en el Tolima, quienes han tenido que enfrentar la desigual pelea contra los leones gigantes de la megaminería que llegan de todas partes del mundo por el Colosal tesoro del Dorado. Su lucha por resguardar la verdura de las montañas y la transparencia de sus ríos es un ejemplo para todo el país, junto con otras luchas, en defensa de la vida y el buen vivir. También nos unimos a su consigna de SI A LA VIDA, NO A LA MINA.

Por último, rendimos un homenaje a Daladier Arismendi, ‘Dala’, fundador del grupo de reggae Alerta Kamarada, quien fue asesinado vilmente por los cuchillos de la intolerancia. Su memoria y sus acciones de vida que promovieron la paz y la toma de consciencia por un mundo mejor seguirán en nuestros oídos y en nuestros cantos, porque somos “guerreros en la vida/ guerreros en la vida por la vida / guerreros en la vida por justicia”.

Esperamos seguir nadando a contracorriente con ustedes. Hasta la próxima estación.