miércoles, octubre 22, 2014

ALBA acuerda plan de acción contra el ébola en Cumbre en La Habana


 
|Por Rosa Miriam Elizalde|

En una Cumbre armada en tiempo récord –diez días-, los países de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) han dado una muestra de fuerza y unidad ante la propagación del virus del ébola al acordar de forma unánime una declaración de 23 puntos para prevenir la enfermedad en la región y generar recursos económicos y humanos que puedan ser enviados a los países africanos azotados por la epidemia.

Los países del bloque acordaron este lunes en La Habana, entre otras medidas urgentes, establecer mecanismos para diagnosticar y aislar casos de infección, diseñar y ejecutar campañas de educación pública, contribuir a la formación de personal especializado en países del ALBA y del Caribe, y crear grupos para capacitación en temas de bioseguridad y en uso de equipos ante casos sospechosos y confirmados.

En la cita participaron representantes de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud, y se transmitió un videomensaje de Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud, con un llamado de atención dramático -“este es un virus implacable que no perdona ni el más mínimo error” y el reconocimiento de que el encuentro en La Habana “significa una esperanza” frente al “espantoso brote”.

La Cumbre reunió a los presidentes de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, San Vicente y las Granadinas y Santa Lucía, y a los ministros de Salud de Ecuador, Dominica y Antigua y Barbuda, todos miembros del ALBA. El mandatario de Haití asistió en calidad de invitado, y también dignatarios de Granada y San Cristóbal y Nieves, naciones que solicitaron su ingreso al bloque.

El presidente Raúl Castro anunció la partida este martes de un grupo adicional de colaboradores de la Isla a Liberia y Guinea, que se suman a los 165 médicos y enfermeros que ya están en Sierra Leona para contribuir a combatir la epidemia. Recordó que más de 4 mil cooperantes cubanos de la salud laboran en 32 países africanos, que se incorporan al esfuerzo preventivo contra el ébola.

El mandatario cubano pidió no politizar la lucha contra el ébola y ofreció a Estados Unidos trabajar en común para combatir la epidemia.

“Tengo la convicción de que si esta amenaza no se frena y resuelve en África occidental con una respuesta internacional inmediata y eficaz con recursos suficientes, coordinada por la Organización Mundial de la Salud y la Organización de Naciones Unidas, puede convertirse en una de las pandemias más graves de la historia de la humanidad”, dijo al inaugurar la reunión.

Los esfuerzos de Cuba recibieron la felicitación de todos los oradores de la Cumbre, incluida la del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, quien envió un mensaje en el que reconocía que “el ébola es un gran problema global que exige una respuesta global masiva e inmediata”.

Desde que Cuba formó una brigada médica para ayudar a las víctimas de un fuerte terremoto que azotó Chile en 1960 –en medio de la deserción masiva del 50 por ciento de los del país que marcharon a los Estados Unidos– hasta el pasado año, el país envió 836 mil 142 civiles a 167 naciones diferentes como ayuda para enfrentar graves carencias, especialmente en la esfera de la salud. De esa cifra actualmente permanecen trabajando más de 64 mil 362 especialistas en 91 países, unos 48 mil 270 como personal de salud, incluyendo alrededor del 20% de los médicos del país, de acuerdo con datos oficiales.

En la reunión se recordó la declaración de la OMS, que ha pronosticado que dentro de dos meses podrían presentarse cada semana 10 mil casos nuevos de ébola en África occidental, un aumento dramático respecto de los 9 mil  totales reportados hasta ahora.

No se han reportado casos de ébola en América Latina y el Caribe, pero organismos de salud mundial reiteraron en la Cumbre que ningún país está exento de la enfermedad mortal.

Foto Ismael Francisco / Cubadebate / La Habana/Resumen Latinoamericano/ La Jornada/