domingo, octubre 12, 2014

CORTE CONSTITUCIONAL ORDENA A LA POLICÍA RETRACTARSE POR VIOLAR DERECHOS FUNDAMENTALES A JÓVENES EXHIBIDOS EN MAL LLAMADO "CARTEL DE LOS VÁNDALOS"



La Fundación Lazos de Dignidad celebra la decisión de la Corte Constitucional Colombiana emitida mediante Sentencia T-358 de 2014, a través de la cual declaró que la Policía Nacional de Colombia consumó un daño con la violación de los derechos fundamentales a laHONRA y el BUEN NOMBRE de los jóvenes CRISTIAN DARÍO ARANGO y MARÍA ANGÉLICA ARIAS, a quienes exhibió como peligrosos delincuentes con los números 37 y 38 en el mal llamado “cartel de los vándalos”  publicado el 30 de agosto de 2013, sin existir una investigación previa que corroborará su partición con algún delito, por lo cual el alto tribunal le ordenó a la institución policial PUBLICAR en un diario de circulación nacional un aviso en el cual manifieste que los jóvenes no se encuentran vinculados a ninguna investigación penal.
 
Los hechos que motivan el fallo se produce en marco del Paro Nacional Agrario y Popular desarrollado en el mes de agosto de 2013, en el cual se presentaron abusos de poder por parte de la Policía Nacional contra las y los campesinos declarados en paro y sus líderes, por lo que el 29 de agosto de ese año, en Bogotá, se realizó una multitudinaria marcha en solidaridad con el Paro, la cual fue reprimida por la fuerza policial y estuvo afectada por hechos de violencia; muchos de los participantes en la marcha fueron registrados por cámaras de la policía y a pesar de haber mantenido un comportamiento pacifico fueron exhibidos en el mal llamado cartel de los vándalos, como sucedió con los jóvenes CRISTIAN DARÍO ARANGO y MARÍA ANGÉLICA ARIAS, por los cuales se ofrecía la suma de 100 mil hasta 5 millones de pesos y absoluta reserva.

El director general de la Policía, general Rodolfo Palomino, en declaraciones públicas solicitó ayuda para individualizar a las personas que aparecían en el cartel, a quienes acusó de incitar desmanes y agresiones, afirmando tener vídeos e imágenes que probaban su acusación, sin que a la fecha se conozca el juzgamiento de persona alguna con base en las supuestas pruebas mencionadas por el general, Por el contrario, lo que se probó con la Sentencia T-358 de 2014 fue la violación a los Derechos Humanos por parte de la Policía Nacional al someter al escarnio público a los jóvenes sin existir investigación penal.
 
Los jóvenes CRISTIAN DARÍO ARANGO y MARÍA ANGÉLICA ARIAS acudieron de inmediato a la Fundación Lazos de Dignidad, donde les ofrecimos atención jurídica en cabeza de la abogada JULY HENRÍQUEZ SAMPAYO, profesional del derecho que proyectó la acción tutela presentada el 30 de octubre de 2013 ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca que negó las pretensiones, razón por la cual subió a la Corte Constitucional Colombiana, donde el tema llamó la atención de la Sala Séptima conformada por los Magistrados Jorge Ignacio Pretelt Chaljub, Alberto Rojas Ríos y Luis Ernesto Vargas Silva, quienes eligieron la tutela para revisión y profirieron la Sentencia T-358 de 2014, logrando así el referente jurisprudencial que busca resolver en parte la arbitrariedad cometida contra los jóvenes victimizados, pero en mayor medida aporta al Pueblo Colombiano una herramienta más para frenar los abusos de poder por parte de la Policía Nacional.
 
Adicionalmente, por ésta violación a los Derechos Humanos consumada por la Policía Nacional, nuestra abogada en representación de las victimas presentó denuncia formal ante la Fiscalía General de la Nación desde el 9 de septiembre de 2013, razón por la cual se abrió investigación penal contra el General Rodolfo Palomino y el ex comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.
 
La Fundación Lazos de Dignidad exhorta a la Policía Nacional para que dé cumplimiento inmediato a la Sentencia T358/14 y ofrezca las respectivas disculpas públicas en favor de los jóvenes CRISTIAN DARÍO ARANGO y MARÍA ANGÉLICA ARIAS en los términos ordenados por la Corte Constitucional, así mismo, hace un llamado para que dicha institución en marco de lo establecido por el Estado Social de Derecho tome los correctivos necesarios para erradicar el abuso de poder y transforme la mentalidad de odio de sus funcionarios por una mentalidad respetuosa de los Derechos Humanos y de la Protesta Social.
 
La lucha social no es un delito, es un paso hacia la libertad!
 
Bogotá, octubre 8 de 2014