martes, octubre 21, 2014

La Pobreza, reducción con cifras amañadas





|Escrito por Cambio Total |

La pobreza sigue azotando a los colombianos. A pesar de los anuncios del gobierno, a través del DANE, de haberla reducido a punta de maquillaje de las cifras y de nuevas formas de medición (IPM).

En Colombia –según cifras oficiales- hay 13´121.000 personas que viven en la pobreza y 3´866.000 personas que viven en la pobreza extrema, lo cual nos arroja un total de 16´987.000 pobres en total (repetimos con las fraudulentas cifras manipuladas del gobierno), que nos daría un 37,74% de pobres. Así que las cifras no le cuadran a los anuncios gubernamentales, a menos que coloquen otro artificio o un “as bajo la manga”.
El IPM-Colombia, el índice de pobreza multidimensional, presentado por el gobierno colombiano como una medición pionera, no tiene en cuenta la individualidad de los componentes de una familia. Por ejemplo, si una familia de cuatro trabajaban en 2011 lograba salir de la pobreza si ganaba más de 778.784 pesos. Si uno de ellos ganaba la mitad de un salario mínimo, y otro ganaba más de ese salario mínimo, esa persona quedaría por fuera de la medición como pobre porque el promedio de la familia estaría por encima de la cifra definida. Se invisibiliza así una situación de pobreza de un miembro de la familia y, lógicamente, su solución. En otros artículos hemos señalado el eufemismo del IPM-Colombia.

Sabido es que si una familia de cuatro trabajan, cada uno de ellos tiene que apañárselas con lo que gana por cuanto “lo que yo gano es mío” y nunca, por el contrario, entra a un arca colectiva. Cada uno tiene que contribuir de manera igual a los gastos comunes y lo que queda –si le queda- le serviría para sus gastos personales.

Además la cifra fue reajustada y si antes con un ingreso de 195.000 al mes se dejaba de ser pobre, ahora es con un 4% menos, es decir, 187.063 pesos (artificio).

Igual sucede con la pobreza extrema. Quienes están en ese rango tienen que tener un ingreso de 87.672 pesos, o sea, 6.233 pesos diarios.

Mirando éstas cifras, entendemos que el gobierno presente como un gran logro las cifras de reducción de la pobreza, cuando en realidad no son más que artilugio matemático que sólo existe en la manipulación de las cifras, pero en la realidad el problema sigue sin solución, y cada día se agrava más al ser arrojadas más de 200.000 personas/año a la pobreza por la política de desplazamiento forzoso aplicada por el régimen a través de las fuerzas militares-narcoparamilitares.

Como si fuera poco se esconde la totalidad del fenómeno al presentar consolidados de pobreza extrema y pobreza por separado. Según el gobierno, entre junio de 2013 y junio 2014 casi 1,2 millones de personas salieron de la pobreza, o sea, la pobreza se “redujo” del 32,2% al 29,3%, mas la simple sumatoria de pobreza y pobreza extrema nos arroja 37,74% de personas en la pobreza y la pobreza extrema.

Esta desigualdad queda mucho más en evidencia si se tiene en cuenta las otras variables: Educación- Infancia y juventud- Salud- Servicos públicos y condiciones de habitabilidad, y no solamente la variable trabajo.

El problema a nivel departamental




Otro indicador es que la pobreza tiene cifras disímiles en los departamentos.

Como vemos en el gráfico de arriba, 17 departamentos están por encima de la media nacional, o sea, tienen más pobres que la media total, los cuales oscilantan entre el 35% de Atlántico y casi el 70% en el Chocó. 

Los departamentos que están por debajo es la media –los menos pobres- son Meta, Risaralda, Valle del Cauca, Antioquia, Cundinamarca y Santander. Ahí colocan a Bogotá. Estar por debajo de la media no significa no tener pobreza. No. Solo que tienen menos pobres, pero que los hay, los hay.

La desigualdad

La desigualdad manifiesta unos datos que develan la realidad de las cifras gubernamentales. El coeficiente Gini no ha presentado variación en los últimos años y estuvo “estable” en 2012 y 2013, en 0,539.

Con razón Colombia ocupa el deshonroso 3er lugar entre los países más desiguales de Suramérica.
…………………..
La realidad de la pobreza no se acaba con cifras manipuladas