miércoles, octubre 15, 2014

SALUDO A LAS PRISIONERAS Y PRISIONEROS POLÍTICOS COLOMBIANOS




Hoy 15 de Octubre, saludamos y enviamos nuestro mensaje de esperanza a los más de 9.500 hombres y mujeres que se encuentran privados y privadas de la libertad en condición de PRISIONERAS Y PRISIONEROS POLÍTICOS, por pensar diferente, oponerse a la opresión, luchar y actuar de manera altruista para construir una Colombia incluyente, democrática y en paz con justicia social.
 
Reiteramos nuestro rechazo a la calificación de  “delincuentes” que tanto el establecimiento como sectores de derecha y ultraderecha y medios masivos de comunicación le atribuyen a las y los Prisioneros Políticos, puesto que ellas y ellos son una consecuencia más del Terrorismo de Estado que vive el país desde los años 40’s y que tiene por antecedente la invasión y el despojo a la que nos sometió la corona española desde la época de la colonia. 
 
Las técnicas atroces e irreparables del Terrorismo de Estado como la demonización del opositor, la política de tierra arrasada, el asesinato y encarcelamiento de dirigentes de la oposición política, el abuso de poder, la operación conjunta con grupos paraestatales, la tortura, la muerte lenta, la exposición de cuerpos sin vida con mensajes simbólicos de sevicia, la violencia sexual sobre los cadáveres de las víctimas, las mutilaciones atroces y la desaparición forzada, los asesinatos selectivos y colectivos con fines de exterminio de la oposición a través del genocidio y la masacre, el despojo, el desplazamiento forzado, entre otros crímenes, han sido la causa del levantamiento popular y la rebelión, que durante las últimas seis décadas alcanzó su expresión armada y hoy cobra la libertad de más de un millar de luchadoras y luchadores sociales y populares. 
 
La prisión es otra de las armas que se usa para anular el derecho a la resistencia y a la rebelión ante la tiranía; es el arma “civilizada” que el Estado usa para sancionar de manera ejemplarizante cualquier levantamiento popular, pues a través de ella no sólo limita el derecho a la libertad sino que también ejerce otras formas de violencia contra las y los opositores políticos, entre ellas la aplicación del derecho penal de enemigo, falsos positivos judiciales, el irrespeto a la dignidad humana con el sometimiento a condiciones de reclusión crueles y degradantes, el abuso de la detención preventiva, el sometimiento a la justicia especializada con fines de alargar el tiempo de reclusión, el sometimiento a regímenes de alta seguridad, distanciamiento familiar, la extradición, cadenas perpetuas y penas de muerte de facto con la omisión médica. 
 
Hoy más que nunca se hace necesaria la movilización alrededor de la exigencia de la Libertad de nuestras Prisioneras y Prisioneros Políticos, por ello, la Fundación Lazos de Dignidad se sumó a la Campaña Por la Libertad de los Presos Políticos de América Latina, en la que junto con organismos de derechos humanos de Argentina, Chile, México, Honduras, Paraguay, Guatemala y Estados Unidos unimos esfuerzos para hacer posible el sueño de lograr que nuestras Prisioneras y Prisioneros Políticos vuelvan a casa.
 
Aprovechamos esta oportunidad para reiterar a la Mesa de la Habana que i) Incluya como víctimas a las y los Prisioneros Políticos y en reparación a los daños ocasionados se ordene su libertad inmediata, empezando por las y los prisioneros políticos enfermos, y ii) Se acuerde la Amnistía General para todas y todos los Prisioneros Políticos, como voluntad para la construcción de una paz estable y duradera.
 
La lucha social no es un delito, es un paso hacia la libertad…Prisioneras y Prisioneros políticos a la Calle!
 
Fundación Lazos de Dignidad
Colombia, Octubre 15 de 2014