miércoles, octubre 29, 2014

Víctimas del desarrollo, una nueva categoría




|Por  Yira Castro|

Hoy las FARC-EP por medio de su delegación en La Habana presentó otras 5 propuestas mínimas, completando así el paquete de 10 iniciativas concernientes al  reconocimiento de víctimas del conflicto, segundo punto sobre los Derechos integrales de las víctimas para la paz y la reconciliación nacional.

En el documento presentado ante los medios por el Comandante Rubín Morro y posteriormente radicado en la Mesa de Conversaciones, la insurgencia plantea una nueva categoría de víctimas, “víctimas del desarrollo”, en donde el Estado deberá reconocer que “el modelo económico y la política económica han sido factores históricos del origen y persistencia de procesos de victimización política, económica, social y cultural”, aseguran las FARC en el sub-punto 6.

Se considerarán víctimas, con tratamiento especial, a las personas afectadas por la acción devastadora de las transnacionales dedicadas a la explotación minero-energética; de igual manera a quienes han sido “víctimas de los sistemas de financiación especulativa de la vivienda”.

En el mismo sentido, se deberá reconocer a las víctimas como sujetos políticos con derecho a la verdad, justicia y reparación – reza la propuesta 7 -, así como garantizar la no repetición de los hechos de persecución y muerte de  “hombres y mujeres portadores de ideas, programas y proyectos políticos que han buscado cambiar el régimen de dominación y explotación que ha imperado en el país”, de manera especial deberán ser tratadas como víctimas colectivas objeto del exterminio sistemático del Estado a las organizaciones opositoras al régimen.

De establecer una tipología de los hechos victimizantes clasificándolos de acuerdo a los tratados internacionales y la propia juridicidad guerrillera habla el sub-punto 8, ajustados estos a las particularidades del conflicto colombiano. Según las FARC-EP en este punto, como en todos, se aplicará una perspectiva de género.

La novena propuesta mínima trata de la conformación de la “Comisión Nacional del Censo de Víctimas del Conflicto” para objeto de la “cuantificación del universo de víctimas lo más ajustada posible a la realidad histórica del conflicto” que además garantice la realización de “un censo nacional de víctimas dentro de los dieciocho meses (18) siguientes a la firma de un eventual Acuerdo final”.

El décimo sub-punto cierra con la afirmación que “El reconocimiento de las víctimas del conflicto en los términos aquí establecidos constituirá la base para el reconocimiento y materialización real y efectiva de sus derechos...”.

Hoy termina el tercer segmento del ciclo 30 de conversaciones de Paz, el cual arrancó con el ingreso de nuevo personal integrado a la delegación fariana y la presentación del Comando de Normalización designado por las FARC-EP, encabezado por los comandantes Pastor Alape y Carlos Antonio Lozada y apoyado por un selecto equipo de mandos llegados de los diferentes bloques que conforman las FARC-Ejército del Pueblo.