lunes, enero 26, 2015

GRECIA: ESCUPITAJO HISTÓRICO DEL PUEBLO GRIEGO A LA DICTADURA DE LA TROIKA




Resumen Latinoamericano, 25 de enero 2015.-Los griegos dan el poder a Syriza y ponen en marcha el cambio en la Unión Europea.

El partido de Alexis Tsipras ronda la mayoría absoluta en el Parlamento heleno al obtener alrededor del 35% de los votos, frente al 28% de los conservadores de Nueva Democracia.

Grecia inicia el cambio en la Unión Europea. La Coalición de la Izquierda Radical, o Syriza (según su nombre en Griego), ha ganado las elecciones parlamentarias helenas y , se encuentra al borde de lograr la mayoría absoluta en las elecciones al Parlamento, de acuerdo con los primeros datos oficiales. [Fotogalería de la victoria de Syriza].

El partido de Alexis Tsipras obtiene el 35% de los votos. Los conservadores de Nueva Democracia se sitúan alrededor del 28%, mientras que el tercer se lo disputan el partido de extrema derecha Amanecer Dorado y los centristas de To Potami.

Los primeros datos del escrutinio van confirmando los sondeos a pie de urna que daban a Syriza entre un 36% y un 38% de los votos, a unos doce puntos de distancia de los conservadores del actual primer ministro Antoni Samaras, más de lo pronosticado por las últimas encuestas antes de las elecciones. De acuerdo a los sondeos a pie de urna, la formación de Tsipras roza la mayoría absoluta, situada en los 151 escaños, pues obtendría entre 148 y 154 diputados.

El partido de Alexis Tsipras podría obtener entre 146 y 158 diputados en el nuevo Parlamento (la mayoría absoluta se sitúa en los 151 escaños).

Estos sondeos dan a Nueva Democracia (ND) entre el 26% y el 28% de los votos, o entre 65 y 75 escaños.

El partido centrista To Potami (El Río) y los neonazis de Amanecer Dorado se disputarían la tercera posición en el nuevo Parlamento heleno. Las encuestas a pie de urna dan a ambas formaciones la misma horquilla de votos, entre el 6% y el 7%. Esas proyecciones de voto suponen entre 17 y 22 escaños.

Los comunista de KKE habrían obtenido entre el 5% y el 6% de los votos. Tendría entre 13 a 16 escaños en el nuevo Parlamento heleno.

El partido socialista Pasok, que actualmente forma parte del Gobierno de coalición con los conservadores de ND (su líder, Evandelos Venizelos es el viceprimero ministro), quedaría con el 4,2% y el 5,2% de los votos, lo que represetna de 12 a 15 escaños.

En la cola de partidos quedan los Griegos Independientes, de tendencia derecha nacionalista, con entre un 4% y 5% (10 a 13 escaños). Y el recién creado partido socialdemócrata Movimiento de Socialistas Democráticos, fundado por el exlíder de Pasok y antiguo primer ministro Yorgos Papandreu, con entre el 2,2% y el 3,2% lo que puede traducirse entre 0 y 8 escaños). De la entrada o no de este partido en el hemiciclo, dependerá si Syriza obtiene la mayoría absoluta.

Las encuestas a pie de urna fueron realizadas conjuntamente por cinco institutos demoscópicos. Los colegios electorales abrieron a las seis de la mañana  y cerraron doce horas después.

Cerca de diez millones de griegos estaban llamados este domingo a votar en estos comicios adelantados que transcurrieron sin incidentes, salvo problemas puntuales relacionados con el mal tiempo en algunas zonas del país.

Para Syriza, el resultado de las elecciones “ss un primer paso para un desarrollo progresista en Europa”.

En una primera reacción, el izquierdista Syriza habló de “una victoria histórica que da esperanza a los ciudadanos griegos que han votado contra la austeridad”. “Es un primer paso para un desarrollo progresista en Europa”, dijo el hasta ahora principal partido de la oposición para añadir que el “nuevo gobierno implementará el programa de Salónica para acabar con la crisis humanitaria y empezará la negociación con los acreedores”.

Nueva Democracia, por su parte, reconoció que Syriza es “la primera fuerza política del país”, aunque precisó que las encuestas a pie de urna “no son resultados”. Fuentes de la formación conservadora, citadas por la televisión pública Nerit, afirmaron que Nueva Democracia ha tenido que “aplicar una política difícil en un periodo muy difícil” y que seguirán “siendo una garantía del futuro del país”.