jueves, enero 08, 2015

Ocho apuntes de urgencia sobre el atentado terrorista en Francia



|Escrito por  Pedro Antonio Honrubia Hurtado|

Que estas cosas no muevan al odio, sino a la reflexión, para entender que el sufrimiento que hoy viven en Francia, se vive a diario en muchas partes del mundo, incluidas nuestras propias fronteras, y parece que solo cuando no toca "a nosotros" es noticia de impacto...

1) Mi condena sin paliativos al atentado terrorista en Francia. Una salvajada, incomprensible e injustificable, que pone en bandeja de plata la cabeza de los franceses a manos del FN, entre otras muchas cosas. Mi máxima solidaridad con las víctimas y sus allegados. Mi apoyo total a la revista afectada y a la libertad de expresión.

2) Van 12 muertos. Todavía son tres menos de las 15 personas que el estado español ASESINÓ en la frontera de Ceuta, disparando pelotas de goma contra pobres que simplemente trataban de llegar a nado a una playa en busca de una vida mejor. Entonces no hubo tanto escándalo, claro. Incluso trataron de taparlo con mentiras y engaños, negando los disparos y llegando a responsabilizar a las propias víctimas de tales muertes. Tan asesinos los terroristas de hoy, como los de entonces. Aunque moleste.

3) Cuando un fanático, rubio y fascista, entró en una pequeña isla Noruega y asesinó a decenas y decenas de personas, jóvenes y adolescentes en su mayoría, argumentando razones ideológicas y religiosas para ello, nadie acusó al cristianismo por ello.

4) En 2014 casi 5000 personas perdieron la vida en "tragedias" migratorias, causadas de forma directa por las políticas migratorias propias de los estados capitalistas. A pocos de los que hoy tanto se escandalizan y claman al cielo contra el Islam, les importa, y si hablamos de las diferentes coberturas en los medios, mejor ni hablamos.

5) Las bombas siguen cayendo y matando gente en Iraq, Siria, Afganistán, Pakistán, etc, etc., cada día, con la complicidad, entre otros, del gobierno francés, responsable directo de la masacre de miles y miles de libios, entre otras. Tampoco impacta tanto e incluso hay quien dice, cuando tales bombas caen de aviones "aliados", que es en nombre de la "libertad" y la "democracia". Sin olvidar que las propias potencias occidentales han financiado engendros como el ISIS y/o mantienen relaciones excelentes con gobiernos autoritarios que los amparan y financian. Fanatismo.

6) Las religiones no matan, matan las personas. Mi máxima solidaridad con toda la comunidad musulmana que no apoya ni apoyará jamás que estas barbaridades se cometan en su nombre, que son la inmensa mayoría, de la misma manera que la mayoría de personas en los estados occidentales no apoyamos las barbaries que se cometen en nuestro nombre a diario allende nuestras fronteras.

7) Mi máximo desprecio por el fanatismo irracional que, valga la redundancia, desprecia el valor de la vida humana, sea en nombre de una religión, sea en nombre de la "democracia" o sea en nombre del Dios-Mercado y sus leyes migratorias.

8) Que estas cosas no muevan al odio sino a la reflexión, para entender que el sufrimiento que hoy viven en Francia, se vive a diario en muchas partes del mundo, incluidas nuestras propias fronteras, y parece que solo cuando nos toca "a nosotros" es noticia de impacto.