martes, febrero 24, 2015

Anglo Gold Ashanti lucha por abortar la consulta popular en Cajamarca (Tolima)



|Por Nelsón Lombana|

La transnacional Anglo Gold Ashanti viene utilizando todo su poder económico para impedir que se realice la consulta popular en el municipio de Cajamarca (Tolima). Para eso, utilizaría al parecer métodos innobles como la amenaza y la compra de concejales y algunos líderes de la región.

Se pudo establecer que al comienzo de este año, cuando el alcalde había convocado al concejo para que discutiera la pregunta, cartas amenazantes se dieron a conocer. Además, las distintas amenazas “oficiales” de que los concejales caerían en error jurídico al proceder a aprobar dicha consulta, al parecer los hizo entrar en pánico, rechazando la iniciativa, solo con el voto favorable de un concejal. Sin embargo, hay versiones de ambientalistas que señalan que dichos concejales habrían recibido una fuerte suma de dinero por parte de Anglo Gold Ashanti para que la iniciativa de la comunidad no prosperara.

Se dijo también que al parecer en los próximos días visitarían este municipio cinco ministros del presidente Santos, cuya misión central es apoyar decididamente la política arrasadora de la transnacional. Así las cosas, está en inminente peligro la considerada “despensa agrícola del Tolima” y 489 nacederos de agua.

La organización Pax Holanda estuvo por estos días en la zona participando de una audiencia en aras de sustentar jurídicamente la realización de la consulta popular para que la comunidad libremente diga si está o no de acuerdo con la explotación de la mina de oro La Colosa. De la comitiva hizo parte el asesor de esta, doctor Rodrigo Rojas Orozco. La página web: www.pacocol.org habló con él sobre diversos temas relacionados con la megaminería a cielo abierto:

-         La semana pasada se realizó en Cajamarca (Tolima) una audiencia sobre el tema de la megaminería a cielo abierto. ¿Cómo se desarrolló este evento?

El objetivo era darle la información jurídica, sociopolítica y técnica de la viabilidad de la consulta popular en Cajamarca sobre el tema de la minería. El alcalde presentó desde el mes de noviembre proyecto de acuerdo que autorizaba la consulta popular. Hasta este momento ha tenido una serie de dilaciones. Se logró que el concejo convocara una serie de abogados para que fijaran su posición sobre la viabilidad o no.

-         ¿Cuál fue el concepto generalizado después de la discusión?

Vino el director de Justicia de Pax Holanda, Cesar Rodríguez y una investigadora especializada en consulta popular que es Diana Rodríguez. Ellos dieron todos los elementos jurídicos para decir que sí es viable esa consulta.

Los “amigos” de Anglo Gold Ashanti, llevaron a un abogado que se llama Guillermo Reyes para decir que no era viable la consulta porque el gobierno en estos momentos se está oponiendo a que se realicen consultas sobre los temas mineros y petroleros.


Y, por el otro lado, nosotros presentamos una ponencia diciendo que sí es viable en el sentido de que es un derecho constitucional y que inclusive, para financiación de proyectos de esa magnitud, porque sería tal vez la segunda o la tercera mina de oro más grande del mundo, esa financiación requeriría el apoyo financiero del banco mundial y en este banco se está pidiendo consultas populares para la aprobación de este tipo de proyectos.

-         ¿Quién es Guillermo Reyes?

Fue viceministro de justicia del gobierno de Uribe, que participó activamente cuando era ministro Sardi en el proceso de desmovilización de los paramilitares. Es una persona reconocida porque también fue vicepresidente del consejo nacional electoral; es un abogado de muy alto nivel en el país.

-         ¿Todo indica que la transnacional Anglo Gold Ashanti está moviendo sus fichas en el alto gobierno para evitar la consulta popular en el municipio de Cajamarca?

Sí señor. Anglo Gold Ashanti a través de sus personas cercanas han planteado que no quieren una consulta ahoritica, sino que se tramite primero entregar un estudio, el cual estamos esperando hace años y nada. Según ellos, la mina comenzaría en el 2018, entonces que esperemos que ellos presenten esos estudios y luego que sí se haga la consulta, una vez ellos hayan hecho la consulta ante el ministerio del medio ambiente.

Así las cosas, no habría posibilidad de debate, ni diálogo, ni de concertación con la comunidad, sería prácticamente legitimar un hecho que ellos han tramitado.

-         ¿Cómo analiza usted la resistencia popular frente a esto de la mina de oro La Colosa?

En el área rural la oposición es completa. Ellos han tratado de ganarse a las comunidades con proyectos de siembra del aguacate, el fríjol, pero la comunidad es consciente que la aprobación de un proyecto de esta naturaleza es, prácticamente, la destrucción de la agricultura, porque la gran mentira que se ha querido vender es que agricultura y minería son compatibles. Y, eso, en ninguna parte del mundo (nosotros hemos visitado muchas minas) es posible.

Ellos saben que el consumo de agua va a ser tan grande que el agua se irá para la minería y no habrá agua para la agricultura.

-         ¿Qué percepción tiene Pax Holanda sobre los efectos que generaría la explotación de la mina de oro La Colosa?

Nosotros hemos traído expertos internacionales y consideramos que en esta zona los impactos ambientales y sociales van a ser muy grandes para el campesinado. La afectación sobre varios municipios de la región incluyendo Ibagué, Espinal, Coello, toda la cuenca del río Coello van a ser severamente afectados por el proyecto de esta magnitud.

-         Se dice que prácticas de esta naturaleza genera desarrollo. ¿Qué lectura hace Pax Holanda sobre el particular?


Realmente la minería, sobre todo a gran escala altamente intensiva en tecnología, no genera mucho empleo. La experiencia que nosotros vemos es que trae personas de otras partes del mundo y del país. El empleo es mínimo. Es decir, una mina de esas con menos de 300 personas la explotan y como le dije la mayoría no serán de la zona, ni siquiera del Tolima.

-         ¿Es tan catastrófico los efectos de la explotación minera como se viene denunciando?

Es más, incluso. En el caso de Cajamarca ellos van a desarrollar el proyecto más o menos entre los 800 y los 1600 metros, que es la zona de los nacimientos de agua. Segundo, hay una zona de páramo que es una fábrica de agua. Eso páramos recogen el agua, la humedad y a través de las raíces retienen el agua. Son zonas de nacimiento de agua muy importante. Tiene 489 nacimientos y esos, gran parte van a ser afectados.

-         Eso es una política nacional del gobierno. ¿Cómo salirle al paso?

El gobierno a través del Plan de Desarrollo legitimó sin una mayor consulta, sin una mayor discusión en el país el modelo de la locomotora minero – energética. El tema se ha convertido en la principal fuente de ingresos y de divisas del país, lo cual ha generado la reprimarización del país, desmonte de toda la parte industrial, desmonte de la agricultura con severas consecuencias. Inclusive, para la seguridad alimentaria del país. Esto hay que llevarlo a gran debate nacional y sobre todo que se garantice en toda la nación el derecho a la Consulta Popular. Es la reivindicación más importante en estos momentos. Que sea el pueblo el que decida su vocación de trabajo: Si quieren seguir siendo agricultores, ganaderos, defendiendo los bosques. Nos oponemos a la imposición, consideramos que si el gobierno no maneja bien esta situación, este es el germen de una nueva ola de violencia y el reciclamento del conflicto social que ha habido en el campo.

-         ¿La megaminería a cielo abierto tiene sintonía con el proceso de paz que se adelanta en la Habana (Cuba)?

Nosotros como organización y movimiento de paz, apoyamos las negociaciones en la Habana, apoyamos el cese bilateral al fuego, apoyamos que ELN y el EPL estén en ese proceso de paz que debe ser un proceso incluyente. Creemos que uno de los elementos fundamentales es el tema de la reparación de las víctimas, la reconciliación. Estas multinacionales deben ser responsables y ayudar a construir paz, a que se den procesos de conciliación con las comunidades campesinas y no pasar por encima de ellas.

-         ¿Cree usted que Cajamarca, considerada la despensa del Tolima e incluso, de Colombia, está en peligro de desaparecer?

Tiene graves riesgos, porque Cajamarca en estos momentos está siendo afectada por el túnel de la línea, la doble calzada que arrasaría prácticamente todo el centro de la ciudad, la zona comercial y, si a ello le agregamos, el peligro latente del volcán Machín, la situación resulta más compleja. Esta es una zona sismológica muy delicada. No sabemos si crear una mina en la cercanía del volcán pueda ayudar a generar una explosión de este. Es el gran riesgo en estos momentos la realización de esta minería porque se van a utilizar unas cantidades muy grandes de dinamita. Nadie puede predecir las consecuencias que tendría una explotación minera en la cercanía de un volcán tan peligroso como es el Machín.

-         ¿Qué percepción tiene Pax Holanda sobre los Derechos Humanos?

Nosotros tenemos una gran preocupación por el tema del codirector de la revista “Bios y Ecos” y a su vez, asesor de Ecotierra y de otras organizaciones ambientales en Cajamarca (Tolima), Luis Carlos Hernández, porque una Ong cercana a Anglo Gold Ashanti, que se llama “Promica”, uno de sus miembros le puso una denuncia por injuria y calumnia. Llevamos cuatros años y medio tratando de resolver la situación y es el momento que no lo hemos podido.

A nosotros nos parece que ese tipo de presiones frente a la dirigencia es una forma de criminalizar la protesta social, vemos con enorme preocupación que no se haya podido resolver la situación del compañero. Hemos venido a varias diligencias y nunca se concreta nada. Nosotros estaremos pendientes y le haremos seguimiento a cualquier acción que se pueda desarrollar de una manera directa o indirecta por parte de Anglo Gold Ashanti en cualquier agresión contra los Derechos Humanos en Cajamarca o en el Tolima.


Doctor Rodrigo Rojas Orozco. Foto Nelosi