jueves, abril 23, 2015

680 HOSPITALES PÚBLICOS ESTÁN EN RIESGO LIQUIDACIÓN POR PARTE DEL MINISTERIO DE HACIENDA


Según la Asociación Nacional de Trabajadores Hospitalarios ANTHOC, el gobierno, a través del Plan Nacional de Desarrollo está destinado a acabar con los hospitales públicos, puesto que la figura de las “cuentas maestras” manejaría los recursos de liquidación de aquellas instituciones que están en alto o mediano riesgo financiero. En el año 2000 Colombia tenía 1380, en 2015 solo hay 948 de los cuales 680 están en mediano y alto riesgo financiero.

El gobierno no ha hecho nada por que las Entidades Promotoras de Salud paguen las deudas a los hospitales, puesto que varias de las que más le adeudan al sistema son entidades afines al gobierno o que están intervenidas por el gobierno como SaludCoop, Nueva EPS, Caprecoom entre otras, denuncia Ocampo. Además afirma que en el PND se contempla la re-capitalización durante 7 años, es decir, 7 años en que no se debe pagar la deuda al sistema público.

Hay otro problema que menciona Ocampo, que ha sido propiciado por la reciente ley estatutaria de la salud, y es la posibilidad de que las urgencias médicas deben ser atendidas en cualquier entidad de salud, sin embargo, el problema radica en que los hospitales o clínicas privadas están cerrando sus servicios de urgencias y pediatría, puesto que muchas veces es la propia EPS la que decide si una urgencia está o no dentro del Plan Obligatorio de Salud, haciendo que el negocio no sea rentable. Uno de los casos críticos es la ciudad de Ibagué en donde solamente hay 3 hospitales públicos para atender todas las urgencias de la ciudad.

Aunque las reivindicaciones de los trabajadores de la salud no son un tema laboral, Yesid Ocampo afirma que el sector de la salud es uno de los peor remunerados e informalizados, según Ocampo en los hospitales públicos hay 250 mil trabajadores por contrato de prestación de servicios y los salarios se han reducido en un 20%.

El próximo lunes habrá una “toma de Bogotá” por parte de los trabajadores y trabajadoras de la salud, esperando que el gobierno nacional responda y no siga tomando el derecho a la salud como un problema financiero sino del sistema.