sábado, mayo 23, 2015

ENTREVISTA A LADYZUNGA, DJ Y ARTISTA PERFORMÁTICA



Por: Tatiana Moreno

Quiero presentarles a ABCDEFG HIJKLMN OPQRST UVWXYZ su seudónimo es LadyZunga. Ella se encuentra en constante construcción y deconstrucción. En 2008 renuncia a títulos profesionales, etiquetas y demás dispositivos de control social. Desde 2002 realiza acciones, conferencias, seminarios, conversatorios y talleres (performances) en galerías y museos de arte, la calle, fiestas y lugares no convencionales. Es DJ y productora de música electrónica, performer, Dominatriz profesional, Diseñadora gráfica, Especialista en Post.Producción de imagen digital y fx - Escuela DaVinci – ArgentinaEspecialista en Game Art - Image Campus – Argentina. Ella es una perra bendecida.

¿Qué piensas del cuerpo y que discursos has ido elaborado a través de tu carrera?

El cuerpo es una vía de expresión, es un médium y permite que lo intangible del pensamiento se vuelva o haga material. No veo solo al cuerpo, para mí es importante el cuerpo pero es muy importante el vestido del cuerpo. El género no es cuerpo porque tu no andas mostrando el pene o la vagina todo el tiempo, muestras la cara. Entonces el cuerpo es un médium de comunicación. En la performance muestras las vivencias y te expresas.

¿Cómo te preparas para tus acciones, tienen ritos, qué pasa antes de la acción?

He sentido muchas veces que no puedo hacer la performance sino siento lo mágico, si no aparece no lo hago. A mí me pasa algunas veces que necesito de la magia para hacerlo. Así ocurrió en la performance de mi cambio de nombre fue algo espontaneo que no tenía planificado. Hay una preparación para mi performance, pienso mucho sobre lo que hago y trabajo desde lo que me ha pasado y siento. Mi proceso no es mecanizado por el contrario es espontaneo. El público y el lugar me hacen generar otras posibilidades que no planeo.  

´Cuánto cuesta ser´ es una performance en la que trabajé con un texto, ese texto lo envíe a un señor que me grabó la locución, había una estructura y un discurso que son las cicatrices de mi cuerpo que yo las llamo los tatuajes de mi vida. Cuando muestro las cicatrices me parece que es directo, porque es la historia de mis cicatrices, allí no depende del público depende de mí. 

En la acción de Magia negra yo tenía un rito pensado en el que llegaban algunas personas a participar, no era una acción hermética porque yo no soy hermética, sin embargo tenía en cuenta si llegaba la policía, un católico o religioso ferviente. Yo no estaba maquinando lo que sucedería dejé que todo fluyera. Esa acción surgió a partir de mis intereses sobre las leyes y radicalismos contrariando la libertad de cultos ¿pues porque no se puede practicar la magia negra sin censura?

¿Tus acciones están diseñas pero también están sujetas al azar, qué sucede con el azar y cómo manejas situaciones que alteran o quiebran la normalidad y la moralidad? Cuéntanos algunas situaciones.

La acción ‘Cuánto cuesta ser´ la realicé afuera del centro internacional Tequendama. En mi acción hay un discurso sobre el dinero y la hice allí porque es un lugar donde se manejan grandes negocios del país. Mi equipo iba preparado con cámaras escondidas, por seguridad y además para que la gente no actuara distinto frente a las cámaras.

Es muy raro y tonto ver al vigilante y la policía militar (que están afuera del Tequendama precisamente porque es un lugar donde se reúne gente de mucho poder) decirme que no podía estar allí dos minutos después de iniciada la acción, para mí se demoraron, se sintieron intimidados pues yo solo estaba allí con mi acción. Me sacaron prohibiendo que accionara entonces yo cambie mi acción y me fui para el andén, allí también me molestaron diciendo que no podía seguir lo cual discutí por que no podían quitarme de un espacio público, así que no pudieron hacer nada más. Cuando terminé mi acción me enviaron un investigador privado a interrogarme con grabadora y filmadora pequeña. A mí esto no me asusta por que no estoy haciendo terrorismo aunque puede serlo porque son mensajes que van directo a la gente y puede tocar muchas personas y se van cuestionando. La acción debe tener algo de improvisación y debe estar abierta y preparada a lo que pueda suceder porque alguien puede venir a golpearte o agredirte como lo que le ocurrió a Signe Pierce la chica de los Ángeles con su performance American Reflexxx (1), a mí me paso algo similar pero bonito (risas), yo llevaba un Sentai (Traje rojo), no se me veía nada todo estaba cubierto, llevaba tacones e iba por san Victorino un 31 de Octubre entonces una chica viene por detrás y me coge las tetas y dice: ¡hay si son de verdad! Yo no dije nada, no quise que me sacará de lo que me había transformado. Imagina lo difícil que es para un extraño que te abrace, ahora bien esta chica se arriesga a tocarme sin importarle nada. Me parece importante lo que ella hizo.

Cuando leí tu portafolio hablabas de los procesos de construcción y deconstrucción del cuerpo ¿a qué te refieres?

Como te había dicho antes a mí me interesa mucho el vestido y los accesorios, no es lo mismo que te pongas una trusa o algo muy ancho, el cuerpo es una materia en bruto y cuando le pones y le pones cambias, si le pones algo fucsia o tacones no es lo mismo que ponerle botas militares. Lo importante para mí es como lo vistes, el vestuario es un arma de doble filo con lo que puedes atacar. Ahora que uso la simbología nazi la gente se siente atacada, mi vestuario es elegante. Una vez estaba en la diecinueve con séptima en Bogotá y un señor me hacía un saludo nazi me decía mis respetos y yo no entendía, y cuando yo le hice el saludo nazi se fue, yo tenía un brazalete que hice para un toque que uso en magia negra y es simbología nazi que la gente casi no conoce y cuando lo uso la gente me mira, el vestuario es un arma y el desnudo es un arma. Tu puedes vestirte para pasar desapercibida o para atacar, para molestar al otro/a, porque te gusta, porque quieres ser bella y hacer parte de los estándares de belleza o no, puedes comunicarte con el vestido y la desnudez. Unos tacones blancos te configuran como loba y yo los uso porque soy una perra.

¿Por qué los usos de imágenes, símbolos, seudónimos que hacen parte del fascismo y que tienen una carga histórica del horror, qué te interesa de esto?

La simbología llego a mí por algo tonto, sin embargo me interesan mucho estos símbolos y he venido investigando sobre simbología y ocultismo hace años. Yo Ladyzunga tomé la decisión de anular todo tipo de discurso nazi, no me interesa. De hecho ParisHitler nació como un seudónimo para los toques de EBM industrial y electro Punk, abuso del desconocimiento de mucha gente, yo toco música antifascista y uso símbolos nazis, esto no quiere decir que sea nazi, confronto la música con el símbolo. Si usara el símbolo y la música nazi sería nazi, pero hago lo opuesto. Yo anulo la simbología fascista y racista, soy mestiza y sería contradictorio tener un discurso Nazi.

Tu interés de cambiarte el nombre me parece algo muy performativo porque destruye la tradición del nombre y  tiene una sonoridad distinta. ¿Cómo fue el proceso?

Yo me cambie el nombre en enero de 2013. Mi idea era cambiarme el nombre por “Yo soy una puta” y que la gente pensara cuando me iba a llamar, pero luego cambie de parecer y quise mezclar nombres que hiciera que la gente pensara para pronunciarlo. Me ha llevado treinta años pensarme, interrogarme, autoanalizarme y he ido cuestionando mis intereses que se oponen entre ellos. Así que dije: yo no puedo definirme en ningún sentido, soy muchas cosas estoy entre ser el todo y la nada no me interesa un futuro ni un pasado. Pensé en nombres de hombres y mujeres, nombres que pueden usar mujeres y hombres y concluí que a mí no me representa ningún nombre quería un nombre sin género. Así que quise crear un nombre que me identificara. Empecé a irme hacía atrás en los nombres y llegué al alfabeto y el alfabeto como tal no es nada, pero al mezclarse es el todo. Mi nombre es atemporal es vanguardista pero también muy básico.

¿Háblanos de tu labor de dominatriz profesional?

Tiene que ver con el cuerpo y el placer, no con el sexo vainilla, el sexo como lo llamé en una obra: de autodigitalización. Hay muchas formas de tener placer y diversas formas de explorar el cuerpo: masturbación, con fetiches, prácticas BDSM, es algo mental y corporal. Volviendo al vestido este se convierte en una forma de reflejar lo erótico de cada cuerpo. Entonces, el placer depende de quien lo ejecuta porque no es lo mismo pasarte un hielo por la piel y pasarlo para proporcionarte placer, o echarte agua con una manguera porque tienes calor, ahí el cuerpo siente de otra manera.   

¿Cómo es LadyZunga en escena, cómo es el trabajo: cuerpo y dj?

No soy un cuerpo meramente, soy un ser que usa un vestuario o está semidesnuda en escena. Yo empecé a hacer una serie de acciones en Halloween con un vestuario y la no identidad usando una máscara. Yo estaba en Buenos Aires y sentí la necesidad de sacar todo lo que llevo dentro, así que puse música y usé un vestuario, para mí la música y la escena es un rito, es una misa donde la gente está frente al dj y yo quería mostrarme y mostrar mis monstruos, los seres que están en mí. El cuerpo se convierte en un portador donde exteriorizo estos seres. Tengo vestuarios con una prótesis de un seno, una caja que cambia de caras, he creado dispositivos, máscaras, no para ocultar mi identidad sino por el contrario saco esas múltiples formas y seres que son posibilidades de yo ser.   

Notas:
(1). American Reflexxx