viernes, junio 26, 2015

CAMPESINOS DEL CATATUMBO DIRIGEN CARTA A SANTOS CON 12 MIL FIRMAS EXIGIÉNDOLE CUMPLIMIENTO



Después de ocupar pacíficamente la sede de la Defensoría del Pueblo en Bogotá, de denunciar el incumplimiento del gobierno ante el Congreso de la República, la Corte Constitucional y la Fiscalía General, el campesinado del Catatumbo radicó una carta con doce mil firmas en la Presidencia, exigiéndole a Santos el cumplimiento de los compromisos que asumió para que el campesinado levantara el paro campesino del Catatumbo en 2013.

El gobierno no le dio la cara a los 300 campesinos que arribaron a Bogotá desde el Catatumbo, reiterando su actitud negligente y desconsiderada, el gobierno no asistió a la última sesión programada de negociación en Cúcuta y su vocero, el viceministro de agricultura Juan Pablo Díaz Granados, repite el libreto de la dilación declarándose incompetente a veces o veces asumiendo limitaciones presupuestales o de ley para no firmar acuerdos.

ASCAMCAT continuará cumpliendo el mandato de la Constituyente Regional por la Paz del Catatumbo, la carta fue radicada evidenciando el incumplimiento, se realizó una primera acción de hecho en Bogotá, seguirán más acciones escalonadas y finalmente un nuevo paro campesino si Santos insiste en hacerle conejo al Catatumbo.
  
El siguiente es el texto de la carta a Santos:

Bogotá 29 mayo de 2015

Respetados:

DOCTOR JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN Presidente de la República de Colombia

SALA PLENA DE LA CORTE CONSTITUCIONAL Magistrados y Magistradas

CONGRESISTAS DE LA REPÚBLICA Senadores, senadoras y representantes a la Cámara

EDGAR DE JESÚS DÍAZ CONTRERAS Gobernador de Norte de Santander

Referencia: FIRMATÓN POR LA VIDA, LA DIGNIDAD LA TENENCIA DE LA TIERRA, LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO Y LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL: PRESIDENTE SANTOS, SU GOBIERNO SIGUE INCUMPLIÉNDOLE AL CATATUMBO

Señor presidente, en esta carta, los campesinos y campesinas organizados en la Asociación Campesina del Catatumbo–Ascamcat, y más de once mil firmas (11.000) de coadyuvantes, de 240 veredas de la región y de más de 109 organizaciones, queremos señalar públicamente los recientes incumplimientos, la negligencia y la actuación irresponsable de su gobierno para con el campesinado de nuestra región. Del mismo modo dirigimos esta carta al señor Gobernador Edgar de Jesús Díaz Contreras pues los compromisos que se adquirieron en la mesa por parte de la gobernación han sido deshonrados de manera permanente.

También queremos enviar esta misiva a la Sala Plena de la Corte Constitucional y al Congreso de la República en pleno, como una forma de ponerlos al tanto de la actuación de estos gobiernos que incrementan en nosotros los campesinos y campesinas la incredulidad en las instituciones civiles del Estado: Santos no cumple la Ley 160 de 1994; ni él, ni el gobernador Díaz cumplen los acuerdos signados en la MIA y ustedes como miembros de las otras dos principales ramas del poder público deben aportar a la construcción de una paz que por mandato constitucional tiene que integrarnos a los campesinos de forma democrática y pluralista a la sociedad nacional.

El balance de la actuación del gobierno en esta mesa es desalentador, ya que después de casi dos años de negociaciones en el Catatumbo, la delegación de gobierno ha accedido a firmar sólo 5 acuerdos, los cuales ha incumplido en su ejecución en un 90%. Más gravedad constituye, que todavía queda por abordar más del 80% de los temas del pliego de exigencias de 14 puntos.

En este contexto y por convocatoria del proceso de Constituyentes por la Paz con Justicia Social, durante los días 5 y 6 de diciembre de 2014 nos reunimos en el municipio de El Tarra, departamento de Norte de Santander, más de 1200 personas, quienes como delegados de 60 sectores sociales y más de 200 juntas de acción comunal, discutimos y deliberamos durante dos días alrededor de los principales problemas que aquejan la región del Catatumbo, en esta tarea nos acompañaron los alcaldes municipales de San Calixto, Hacarí, Teorama, Convención y El Tarra.

Fruto de esta jornada constituyente, el pueblo Catatumbero allí reunido mandató tres acciones: la primera es la realización de una gran jornada de “firmatón” por la vida, la dignidad, la tenencia de la tierra, la permanencia en el territorio y la paz con justicia social del Catatumbo, que respalde esta misiva; la segunda, es la movilización pacífica que expresa nuestra inconformidad, y en última instancia, la realización de un paro para exigir nuestros derechos:

Puntualmente, a través de esta jornada de firmatón señor Presidente, señor Gobernador, respetados Magistrados y Senadores, los campesinos del Catatumbo les informamos que de continuar con el incumplimiento de los compromisos que a nombre del Estado ha asumido la delegación del ejecutivo, nos veremos obligados por este gobierno a pasar a la segunda y tercera fase; que van desde la movilización escalonada hasta la realización de jornadas de paro durante el año 2015.

Ante este mandato popular nos preocupa que después de once meses de inasistencia a la Mesa de Interlocución y Acuerdo - MIA del Catatumbo, la delegación del gobierno se reunió finalmente con los voceros del paro campesino, los pasados 26 y 27 de marzo de 2015 en la ciudad de Cúcuta, sin que de ésta reunión se obtuvieran avances concretos en la ejecución de los compromisos firmados o en la firma de nuevos acuerdos.

Aquel 27 de marzo la delegación de gobierno pidió que se le diera tiempo para preparar respuestas contundentes a nuestras exigencias, según los funcionarios allí presentes. Era preciso posponer la sesión del mes de abril, garantizando con ello que se pudieran realizar las “consultas internas” dentro del gobierno nacional. Frente a esta solicitud aceptamos que se realizaran dos reuniones en mayo, la primera del 6 al 8 y la segunda del 20 al 22 de ese mes; sin embargo, pese a las más de 5 semanas de espera, durante la sesión del 6 al 8 de mayo las delegaciones gubernamentales no presentaron ningún avance claro en los compromisos adquiridos, por el contrario, pretendieron engañarnos con maniobras dilatorias que nos distrajeran del hecho de que carecen de mandato para firmar nuevos acuerdos o para cumplir los ya signados.

Fruto de la misma falta de voluntad y pese a lo acordado, la delegación gubernamental decidió no asistir a la sesión prevista para los días 20 al 22 de mayo de este año aduciendo congestión en la agenda de algunos funcionarios.

Sumado a estos incumplimientos, en esta última sesión de la MIA el gobierno persiste en cambiarle unilateralmente el carácter a la mesa; queriendo convertirla en una supuesta “mesa de seguimiento, diálogo y cooperación”, alegando que los temas de esta mesa se negociarían en la Mesa Única Nacional de la Cumbre Agraria. ¡No más engaños señor Presidente!, recordemos que el Decreto 870 de 2014 firmado por su gobierno que regula a la Mesa Única de Nacional con la Cumbre Agraria es muy claro: “Dentro del marco de sus competencias constitucionales y legales el Gobierno Nacional respetará e implementará los compromisos acordados en las mesas regionales conforme a su metodología y dinámica propia”.

La intención del gobierno de replantear los alcances de la MIA del Catatumbo es inaceptable y demuestra la intención del gobierno de faltar a los compromisos con los que se puso fin al paro del Catatumbo y se reinició la negociación el 2 de agosto de 2013. Señor presidente no se olvide del compromiso asumido con los campesinos del Catatumbo en la Aduana, municipio de Tibú. Ese compromiso está consignado en el “Acuerdo Social por el Catatumbo” y aquel acuerdo fue firmado por el vicepresidente de la república entre otros funcionarios.

La MIA del Catatumbo, como su nombre lo indica es una mesa de negociación producto de un paro de 53 días que tuvo como víctimas a 4 campesinos asesinados por la Fuerza Pública, centenares de heridos y decenas de detenidos de manera arbitraria. Dentro de estos, actualmente se encuentran nuestros compañeros Elivaneth Uribe, Edgar León Sanguino y Ramón del Carmen Ortega quién fue condenado de manera injusta a más de 11 años de prisión.

Santos no cumplió como Presidente de la República su palabra empeñada, se burló de los compromisos asumidos con el campesinado, continúa por el camino de la retórica y el incumplimiento sistemático; no cumple la Ley 160 de 1994 al negarse a constituir la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo; mantiene en el ostracismo, la exclusión y la guerra a decenas de miles de pobladores de esta región. Es imposible que haya paz verdadera sin el reconocimiento formal de la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo. Señor Presidente, los campesinos necesitamos que se empiecen a ejecutar los acuerdos alcanzados en el marco de los diálogos de paz que se están desarrollando en la Habana, Cuba.

Presidente Santos: no habrá paz para el campesinado si Ud. persiste en entregarle los baldíos a las élites, su Proyecto de Ley 233 de 2015 sobre ZIDRES que cursa en el Congreso de la Republica, no es una muestra política de voluntad política de incluirnos económica y culturalmente a la nación, al contrario, propone seguir entregándole los baldíos a las mismas élites. Presidente Santos: su Plan Nacional de Desarrollo desconoce los anhelos del campesinado colombiano de acceder a la tierra mediante el reconocimiento de las Zonas de Reserva Campesina; a su vez, se convierten en un golpe a lo acordado en el primer punto de la agenda de las negociaciones de paz en cuanto al desarrollo rural con enfoque territorial.

¿De qué paz nos habla el señor Presidente? Usted ha tenido la oportunidad histórica de convertir al Catatumbo en un referente de construcción de paz para todo el país; sin embargo, lo que recibimos son engaños, mentiras y dilaciones. ¿Cómo creer ahora en el jefe de Estado? ¿Cómo creer que existe una institucionalidad civil y democrática? ¿Cómo creer en el discurso oficial de la paz?

Presidente Santos queremos exigirle que honre su palabra:

1. Reconozca el carácter jurídico político y vinculante para su gobierno, de la mesa en tanto que Mesa de Interlocución y Acuerdo del Catatumbo (MIA-Catatumbo) y convoque a una sesión extraordinaria de manera inmediata. 2. Cumpla con los acuerdos de confianza firmados en la Mesa de Interlocución y Acuerdo del Catatumbo. El compromiso de llevar infraestructura, salud, educación y oportunidades productivas al campesinado catatumbero no se puede posponer más. 3. Constituya la ZRC del Catatumbo: no siga obstaculizando de manera ilegal un trámite administrativo al que tenemos derecho por Ley. 4. Avale a sus delegados en la mesa para que se alcancen acuerdos prontamente en materia de financiación del Plan de Desarrollo Sostenible de la ZRC, Sustitución de Ingresos Derivados de la Coca y proyectos del casco urbano de Tibú.

La respuesta a esta crisis que el gobierno nos plantea, la encontrarán, sin duda, el campesinado de manera organizada y sabia, mediante la movilización, la lucha y el reclamo de nuestros derechos, nosotros somos dignos y merecemos respeto. A Usted y a el Estado lo que le toca es cumplir!

CORDIALMENTE CAMPESINOS Y CAMPESINAS ORGANIZADOS EN LA ASOCIACIÓNCAMPESINA DEL CATATUMBO – ASCAMCAT

C.C. Alcaldes del Catatumbo Garantes de la MIA – Catatumbo Mesa de Diálogos de la Habana Cuba

Fuente: http://prensarural.org/spip/spip.php?article17060