lunes, junio 22, 2015

¡Hay que parar el Quimbo!



El Gobierno del Huila nos comunicó que reiteradamente ha solicitado Audiencia Pública Ambiental a la ANLA para abordar la problemática generada por el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo. La respuesta ha sido un NO ROTUNDO tal como ocurrió con las tres solicitudes formuladas por Asoquimbo desde el 2012.

La respuesta de la ANLA confirma su subordinación a Emgesa con hechos probados: 1) Ha modificado la Licencia Ambiental con relación a los compromisos y ampliación de los plazos de cumplimiento de las obligaciones sociales y ambientales (un solo ejemplo, la  resolución 0395 del 02 de mayo del 2013). 2) Se ha negado a responderle a la CAM las "medidas preventivas". No cumplió con el Plan de Mejoramiento solicitado por la Contraloría frente a 14 graves hallazgos que atentan contra la vida de los colombianos. 4) Frente a los Informes de Cumplimiento Ambiental -ICA-, acepta y acomoda las "verificaciones de campo" a lo dispuesto por Emgesa" expresando que SI ha cumplido con todos los compromisos de la Licencia Ambiental.

¿Por qué se subordina? Primero, porque se trata de favorecer los intereses de las transnacionales de las cuales hacen parte como accionistas miembros del Estado, empresarios, políticos, entre otros. Y segundo, porque se trata de proteger a los funcionarios del Ministerio de Ambiente y de la ANLA ante los cuestionamientos formulados por las comunidades víctimas del Proyecto, la Contraloría, la CAM, y posibles demandas, razón por la cual no sorprende la respuesta de los abogados cuando se les pregunta ¿por qué no actúan conforme a lo establecido en la Licencia Ambiental garantizando el cumplimiento de las obligaciones sociales y ambientales ?.

La respuesta común de todos los abogados contratados para que responden las demandas de los ciudadanos es la misma: “Emgesa está cumpliendo. Para nosotros los asesores jurídicos lo único importante es proteger a todos los funcionarios de la institución de posibles demandas. Para eso nos han contratado. Es la orden del Ministro de Ambiente y de la ANLA. Y la mejor forma de protegernos es reafirmar que tanto Emgesa como el Ministerio y la ANLA han cumplido estrictamente con la Licencia Ambiental”. Expresar lo contrario es aceptar los cuestionamiento de los órganos de control y exponernos a procesos judiciales”

Es claro que el tan mencionado “Estado Social de Derecho” no está para proteger a los ciudadanos sino a los funcionarios y a las transnacionales.

La Contraloría lo ratificó después de realizar visitas de campo: "la ciudadanía no ha encontrado en la ANLA, el interlocutor público que atienda los presuntos incumplimientos a las obligaciones dispuestas en la Licencia Ambiental de la hidroeléctrica El Quimbo, limitándose a darlas a conocer a los representantes del proyecto, sin ningún tipo de seguimiento y evaluación, lo que se valida en que los afectados tuvieron que recurrir a la justicia colombiana, que a su vez reconoció sus derechos por fallas en los procedimientos del censo, según consta en Sentencia T-135 de 2013”

MILLER ARMÍN DUSSÁN CALDERÓN
Profesor e Investigador Universidad Surcolombiana.
Doctor Educación y Sociedad. Universidad Autónoma de Barcelona.
Investigador  Asoquimbo
@millerdussanc