martes, junio 30, 2015

LA "MANO DURA" DEL CENTRO DEMOCRÁTICO DE URIBE SE SINTIÓ EN CÚCUTA




Diez personas heridas, entre ellas una de gravedad; una periodista golpeada y un sinnúmero de intoxicados por el efecto de los gases, fue el saldo que dejó la presencia del expresidente Álvaro Uribe en la ciudad de Cúcuta. Colombia Informa entrevistó a Camilo Guerrero, de la Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios, quien terminó hospitalizado con una fractura en la nariz tras la represión de la Policía Nacional. Pasados los hechos, recibió amenazas.

El pasado domingo 26 de enero, durante su visita a Cúcuta, el ex presidente y actual candidato al Senado de la República por el partido Centro Democrático se encontró con un centenar de manifestantes que lo abucheaban y tildaban de "asesino, genocida y paramilitar". El reducido número de seguidores uribistas no pudieron acallar las voces de los opositores, pese a las permanentes agresiones y palabras de grueso calibre que usaron para repelerlos. Simultáneamente, en otro punto cercano, agentes de Policía lanzaron gas pimienta y gases lacrimógenos de manera indiscriminada. Camilo Guerrero relató los hechos que lo llevaron al hospital.

Colombia Informa: ¿Qué sucedió durante la protesta en rechazo a la presencia de Álvaro Uribe en la ciudad?

Camilo Guerrero: Lo que demuestran los hechos de ese día es que, definitivamente, donde llega Álvaro Uribe Vélez llega la guerra, la arremetida contra el pueblo, contra los sectores que salimos a manifestar nuestras inconformidades. Concretamente lo que sucedió es que, justo en el momento en que Uribe, Oscar Iván Zuluaga y los demás candidatos a la Cámara y al Senado por parte del Centro Democrático se retiran del lugar, la Policía arrojó gas lacrimógeno y gas pimienta a los que allí nos encontrábamos, sin tener en cuenta que estábamos en un espacio público como la Avenida Libertadores y el Malecón, en pleno domingo día de ciclovía donde había niños, madres, trabajadores presentes. Todo eso quedó grabado en los videos. La reacción inmediata que tomamos todos los que allí nos encontrábamos fue correr ante los gases para protegernos. En ese momento, la policía lo que hizo fue perseguir a todo el que corría y al que lo alcanzaban, le pegaban. Yo fui en protección de un compañero al que iban a agredir unos diez policías, y cuando logro acercarme ya era demasiado tarde porque los policías estaban encima; me golpearon con el bolillo en la cara y en distintas partes del cuerpo, posteriormente no recuerdo mucho porque yo quedé inconsciente y fui trasladado a la clínica Santa Ana.      

C. I.: ¿Qué consecuencias le trajo el golpe por parte de la policía?
 Me dieron una semana de incapacidad; el diagnóstico luego de los exámenes fue que me dejaron una fractura en los huesos de la nariz, me dejaron una herida en la ceja derecha, alrededor de 5 puntos y múltiples lesiones en el resto del cuerpo. En este momento todavía me quedan algunos dolores. Ya me hicieron la cirugía de la nariz, pero mas allá de eso a mí me queda una sensación de que todo queda impune porque siguen sucediendo ese tipo de cosas. Yo en este momento incluso estoy afectado psicológicamente, yo siento paranoia, siento que me persiguen.

C. I.: ¿Fue identificado el policía que lo golpeó?
C. G.: Eso quedó registrado en los videos. Esperamos que en el mismo proceso de la denuncia se logre identificar al policía, a quien se ve claramente. 

C. I.: ¿Cómo va el proceso de la denuncia?
C. G.: Está en la fase inicial. La denuncia se estableció al día siguiente, en este momento ya me fue asignada la Fiscalía donde se va a llevar el proceso. El lunes se van a llevar las pruebas en videos, en fotos, los testigos y demás para empezar a documentar el caso y ver en qué medida avanza.

C. I.: ¿Qué lo motivó a participar de la manifestación?
C. G.: Mi motivación fue la de muchos que asistieron, y fue la indignación frente al hecho de ver cómo se pasea campante por las distintas ciudades del país un sujeto, un expresidente que lo que hizo fue traerle miseria, hambre y dolor al pueblo de Colombia. Porque no olvidamos los falsos positivos, porque no olvidamos la arremetida contra el agro colombiano, contra el campesino que día a día lucha por su tierra para alimentar al resto del país, porque no olvidamos lo que pasa hoy con la salud, lo que pasa con los distintos programas que dejo Álvaro Uribe, porque no olvidamos el favorecimiento al paramilitarismo, gran parte de su gabinete fue procesado por ser parte de la parapolítica. Toda esa indignación produce ese rechazo general del pueblo Colombiano, en todos los lugares donde ah ido Álvaro Uribe ha sido abucheado y se han manifestado los distintos pobladores.

El joven agregó que, mientras estuvo recluido en la clínica, un hombre que no se identificó le tomó fotos y le hizo preguntas intimidadoras. Según registraron los videos de los incidentes, dicha persona se encontraba observando a los participantes de la protesta en las inmediaciones de la movilización.

Fuente original: Colombia Informa