viernes, agosto 14, 2015

Colombia. Continúa “cacería de brujas” y “show mediático” frente al caso de los 13



Resumen Latinoamericano / Miércoles, 12 Agosto 2015 .

Transcurrido algo más de un mes desde que 13 personas pertenecientes al movimiento social fueron detenidas y enviadas a las cárceles Buen Pastor y Modelo de Bogotá, la fiscalía en su afán de robustecer su material probatorio, continúa buscando en cada acción de estos jóvenes una posible evidencia. Esta vez utilizaron varias visitas realizadas por tres de los detenidos al Congreso de la República, hechas con el aval de congresistas del Polo Democrático Alternativo y la Alianza Verde.

Como una gran noticia nacional han presentado los medios de comunicación las visitas que Gerxon Yacumal, Andrés Rodríguez Parra y la abogada activista de los derechos de las mujeres, Paola Andrea Salgado Piedrahita, hicieron a las instalaciones del Congreso de la República. La fiscalía, en su afán de mostrar el historial de estos líderes que actualmente se encuentran privados de su libertad, han emprendido una especie de cacería, pretendiendo ahora relacionar las actividades propias del quehacer del activismo social con los delitos imputados a los detenidos, así como vincular a los congresistas del Polo Democrático y Alianza Verde.

Las entradas al recinto del Congreso, se generaron en varias oportunidades con el aval de los senadores del Polo Iván Cepeda y Alexander López y de la congresista de la Alianza Verde, Angélica Lozano. Sobre este hecho presentado como sospechoso por la prensa nacional, el senador Cepeda salió al paso a los comentarios malintencionados y no sólo reconoció que en su momento autorizó la entrada a Paola, sino sigue atento a los procesos que actualmente están en curso y señaló: “No sólo autorice la entrada al congreso, sino que visité a Paola Salgado y las otras muchachas en la cárcel del Buen Pastor, donde se encuentran recluidas, para verificar su actual estado”.

Por su parte la congresista Angélica Lozano, se refirió al hecho de haber dado la autorización para que Paola Salgado ingresara al congreso y participara de un foro público sobre salud sexual y reproductiva, tema en el que Salgado es experta. Ante la insistencia de la fiscalía y los medios de comunicación para que aclare los hechos, Lozano se refirió al asunto e invitó a los medios y la fiscalía a: “Calmarse sobre los hechos, no deben buscar pruebas donde nos las hay; además, le indicó a la fiscalía que si debe ofrecer disculpas por las equivocaciones lo haga”.

El tercer congresista señalado de permitir los ingresos fue el senador del Polo Alexander López quien señaló que: “Yo no recuerdo, porque como yo recibo tanto ciudadano en mi oficina, yo no sé qué clase de personas entren al Congreso ni con que intenciones”. Ante estas explicaciones, bastante diferentes a los argumentos de los dos primeros congresistas, la fiscalía no se mostró muy convencida y anunció que realizará una pesquisa exhaustiva de los vídeos en donde aparecen los ahora detenidos que en su momento visitaron el Congreso. Esto con el fin de verificar días, horas, fechas y oficinas que los tres detenidos visitaron.

Por ahora, no se sabe si dichas visitas serán una prueba que la fiscalía utilizará en los juicios condenatorios, pero de lo que si hay claridad, es que las visitas obedecieron a actividades de conocimiento público, como foros y actividades que obedecieron a su quehacer de líderes y lideresas sociales.