martes, septiembre 15, 2015

ATACARON A MANSALVA AL PRISIONERO DE GUERRA DE LAS FARC-EP



El 3 de julio de 2001 los paramilitares, con complicidad de las autoridades carcelarias, atacaron a los pabellones de los guerrilleros prisioneros de las FARC y ELN en La Modelo con el saldo de 30 guerrilleros muertos. Se repite ahora la historia. Foto: Dick Emanuelsson.

El 9 de septiembre en horas de la mañana un grupo de reclusos pertenecientes a grupos paramilitares que pagan condena en el patio 15 del Eron Picota en Bogotá, con el apoyo de los custodios del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, INPEC que estaban de turno y al parecer con la tolerancia del señor César Augusto Ceballos, director del establecimiento; atacaron a mansalva al prisionero de guerra de las FARC-EP, Álvaro Henner López, más conocido como John Jairo o JJ, que es su nombre de guerra.

La pronta reacción de otros guerrilleros de la organización y de amigos y simpatizantes entre los presos sociales, evitaron un fatal desenlace, sin embargo, el compañero Harvey Torres Velásquez, resultó herido al ser alcanzado por una granada lacrimógena lanzada por la guardia penitenciaria.

JJ. había sido propuesto el año pasado ante la comisión de escogencia integrado por la iglesia católica, Naciones Unidas y el Centro de Pensamiento de la Universidad Nacional, para que viajara a La Habana, Cuba, en representación de los prisioneros de Guerra de las FARC-EP a exponer la aberrante situación que enfrentan nuestros prisioneros y el conjunto de la población carcelaria del país.

Requerimos una inmediata investigación para esclarecer los hechos ocurridos en ERON PICOTA, Bogotá, y tomar las medidas necesarias para castigar a+ los culpables y evitar la repetición de estos hechos a futuro.

Una de las reivindicaciones permanentes de prisioneras y prisioneros de guerra y presos políticos, es que se restablezcan los patios y pabellones para ellos. Esto aminora los riesgos personales y evitaría caer en las continuas provocaciones montadas por los enemigos de la paz que buscan dinamitar el proceso de La Habana. Es hora que el gobierno haga algo en ese sentido.

Exigimos al gobierno nacional totales garantías para el conjunto de combatientes, amigos y simpatizantes de las FARC-EP, y de otras organizaciones guerrilleras que se encuentran recluidos en las diferentes cárceles y penitenciarías del país.

La Habana, Cuba, septiembre 11 de 2015