miércoles, noviembre 25, 2015

Desaparición de la quebrada Guaguarco en la vereda Palma Alta, municipio de Natagaima-Tolima


DENUNCIA PÚBLICA AMBIENTAL


El manejo y uso privilegiado de las aguas del rio Saldaña y la implementación del proyecto Distrito de Riego del Triángulo del Tolima deja como resultado la desaparición de fuentes hídricas y desabastecimiento de agua a la comunidad pijao  del sur del Tolima.

El comité de impulso pro defensa de la cuenca del Río Guaguarco, del municipio de Natagaima, hace  denuncia pública de la grave situación social y ambiental que atraviesa su comunidad ante la falta de acceso al agua para el consumo y producción agrícola en sus territorios; en consecuencia de la disminución progresiva del rio Guaguarco y la consecuente desaparición del caudal principal fuente de abastecimiento hídrico de la comunidad que al día de hoy se ve reducida a sedimentos y espejos de aguas contaminadas.

La comisión de derechos humanos de la Corporación REINICIAR invitada por la comunidad afectada, verifica y pone en evidencia ante CORTOLIMA y los entes municipales responsables de la protección ambiental, la problemática que está generando en principal instancia, la canalización del rio Saldaña, y su cruce por la vereda Palma Alta, en el sector de Arizona, lugar de paso de la quebrada y anteriormente rio Guaguarco, sin que se tuviera en cuenta dejar la libre salida de aguas para estas veredas o como lo exponen sus habitantes: “a través de una compuerta en el canal del triángulo para el mantenimiento y conservación de la quebrada” que irriga el territorio para la producción de alimentos de pancoger.

Situación que se presenta como una violación a los derechos humanos, colectivos y ambientales consagrados en la Constitución Política de Colombia, capítulo 3 del Título II que comprende entre otros el “Deber del Estado en planificar el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales para un desarrollo sostenible” Artículo 80, que ha sido transgredido por el Consorcio Triángulo Coyaima 2006, al igual que el INCODER como ente coordinador  y ejecutor del proyecto al no cumplir con los objetivos primarios del  riego equitativo a las tierras de indígenas y campesinos del sur del Tolima, pues el tránsito del rio pasa de manera subterránea y se excluye a la quebrada Guaguarco del beneficio del paso de canal del Rio Saldaña.

A partir del acompañamiento por parte de la Corporación Reiniciar, la comunidad manifiesta que “ante el desconocimiento en el momento de la construcción del canal, la socialización con poca claridad del proyecto y las falsas expectativas que tenían del Distrito de Riego, como  beneficio común para sus tierras y comunidades, se ha hecho un  aprovechamiento indiscriminado por parte de las empresas constructoras y de manejo del Distrito” pues como dicen “está quebrada antes del triángulo del Tolima en temporadas de verano mantenía un afluente entre dos y tres pulgadas", lo cual demuestra que no solo las condiciones del cambio climático son responsables de este desastre ambiental. Las diferencias se pueden manifestar en gran medida cuando la comunidad da cuenta que en este mismo lugar lleno de piedra, agua sucia y contaminada…fue sitio turístico de las comunidades aledañas.

La condición de desabastecimiento de agua en esta zona ha llevado a la gente a la subsistencia a partir de la excavación de pequeños posos o manas para recoger algo de agua para el suministro diario.  En suma a esta problemática,  la comunidad manifiesta la inquietud  de “que en la parte alta se está represando la quebrada para  aprovechando particular de una finca” situación que supuestamente Cortolima estuvo vigilando,  y sin embargo “en este momento se sigue presentado la utilización privada del recurso”.

Este desastre ambiental debe ser vigilado y controlado de manera inmediata, pues constituye no solo el detrimento a la calidad de vida y la seguridad alimentaria de estas poblaciones, sino una afectación directa al equilibrio biológico de las especies nativas de esta zona que a falta del recurso hídrico tienen que migrar o desaparecer. Condición de riesgo y desventaja del proyecto de canalización del triángulo, que al quedar fuera del territorio de estas  poblaciones, ya había sido advertido podía presentarse a favor de unos pocos ganaderos y agricultores de monocultivos y transgénicos a favor de los Tratados de Libre Comercio, como se manifiesta en la Cartilla“Distrito de Riego Triangulo del Tolima- ¿una oportunidad o un reto para las comunidades indígenas y campesinas del sur del Tolima?

Es necesario recordar  la finalidad del Distrito de Riego del Triángulo del Tolima, del cual el municipio de Natagaima,  hace parte de su área total de 24 mil hectáreas, el cual fue identificado por el gobierno como una zona de alto potencial de desarrollo agrícola,  de manera que para el logro de dichos intereses productivos y económicos, se planteó y construyo el proyecto de riego más grande del país. Dichos objetivos del proyecto se dirigen a “frenar la desertificación de los suelos y la infertilidad de la tierra que genera graves problemas económicos, productivos y sociales en la región, impidiendo el desarrollo provechoso de la agricultura y ganadería en los municipios de Coyaima, Natagaima y purificación”, a través del riego equitativo para todas las tierras de campesinos, indígenas y agricultores del Tolima.

Sin embargo la realidad de algunas comunidades indígenas y campesinas que son beneficiadas del riego del afluente del río Guaguarco, como lo es la vereda Palma Alta, se encuentran en una situación delicada de desabastecimiento hídrico, como también es el caso de las comunidades cercanas a la quebrada Balocá, Barqueta, entre otras, como se pone en evidencia a través de materiales audiovisuales recolectados en el recorrido de la quebrada,  por tanto evidenciamos que dichos objetivos no se han desarrollado de manera efectiva y equitativa como se esperaba. De igual manera dentro del proyecto se menciona la reforestación prioritaria como parte de la puesta en marcha de la recuperación de suelos, pero “al día de hoy no hay muestra de dicha iniciativa y si mientras tanto la gente ve cómo crece el desierto y mueren sus tierras”.

En suma a los conflictos ambientales que atraviesa el Tolima, queremos dejar en evidencia la gran preocupación que empieza a extenderse en regiones como Huila y Tolima frente al proyecto Tapir Oleoducto al Pacífico, que se pretende llevar a cabo por Pacific Rubiales y  Ecopetrol, en el que se contempla construir un oleoducto para trasportar crudo desde los Llanos hasta el puerto de Buenaventura y sacarlo hacia los países de Asia. De llevarse a cabo dicho proyecto como se plantea para el 2016 generaría impactos sociales y ambientales a ecosistemas estratégicos de conservación sobre las cordilleras, al igual que a los territorios ancestrales del Tolima, como fue puesto en conocimiento en uno de los encuentros de la II Asamblea nacional por la Paz realizado en la ciudad de Neiva, de manera que se hace un llamado de alerta a la población nacional  sobre la gran afectación que se vislumbra en dicho  proyecto.

Por lo tanto la negación histórica de los derechos fundamentales a la comunidad del sur del Tolima que ha sido víctima del conflicto armado en Colombia, hoy se hace vigente a través de otro tipo de violencia y exclusión. La privatización de los recursos hídricos, la falta de seguridad alimentaria de estos pueblos, la afectación ambiental y ecosistemica, de la mano a la entrada de las grandes corporaciones y multinacionales que persiguen la  dominación del territorio colombiano, facultado en los tratados de libre comercio y políticas de explotación y crecimiento económico del sector privado, configuran acciones de violencia y detrimento  a la calidad de vida contra la comunidad indígena y campesina.

Por lo tanto,  se hace un llamado urgente  al señor gobernador del Tolima Luis Carlos Delgado Peñón,  El director de Cortolima Jorge Enrique Cardoso, El defensor del pueblo regional Tolima Miguel Ángel Aguiar Delgadillo, La Secretaria de Ambiente y Gestión del riesgo, La Procuraduría Ambiental y Agraria, y demás entes competentes con el propósito de que se haga el debido control y se brinde la solución oportuna y definitiva al desabastecimiento de agua y deterioro de las fuentes hídricas del sur del Tolima.

Corporación para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos REINICIAR.
Y
Comité de impulso a la defensa del rio Guaguarco - Resguardo indígena de la vereda Palma Alta, municipio de Natagaima-Tolima