martes, febrero 02, 2016

SEÑOR RECTOR JOSÉ HERMAN MUÑOZ, SI APRECIA LA UNIVERSIDAD DEL TOLIMA: RENUNCIE



Cordial saludo:

Durante casi todo el año 2015, y lo que ha transcurrido del 2016, la Universidad del Tolima va de zozobra en zozobra debido a una crisis que se agudiza cada vez más, crisis que usted y su equipo Directivo se negaron a aceptar reiteradamente. Es necesario empezar por recordar que los profesores somos un estamento siempre dispuesto a la construcción y defensa de la Misión de la universidad pública, en este caso el Alma Máter de los tolimenses en donde decidimos construir un proyecto de vida para la sociedad y para nuestras familias.

En ese sentido, no entendemos cómo no se construyeron alertas y alternativas a la desfinanciación que hoy lleva a la Universidad del Tolima a una sin salida, privando con ello la posibilidad de formación de miles de jóvenes colombianos, pues entendemos que nuestra universidad hace presencia, no solo en la región, sino en muchos departamentos del país. Hoy es imposible aceptar que una crisis de tal magnitud no fuera posible de antecederse, que no se tomaran las acciones correspondientes para evitarla o aminorarla, y que su equipo de asesores y directivos no hubiese planificado y ajustado el gasto a las realidades institucionales.

De igual manera, no podemos aceptar las afirmaciones en torno a que fuimos los docentes los causantes de tal desbarajuste fiscal y que se pretenda ahora, mediante planes desesperados de ajustes, hacer recaer la crisis en los trabajadores de base, los estudiantes, los docentes y la academia en general. No son aceptables las medidas que propone, como el desesperado intento por llevar a la Universidad del Tolima a concurrir en la Ley 550, la cual por experiencias como la Universidad del Atlántico resulta nefasta y a la larga no solucionan la crisis estructural; por el contrario, la ahondan en el tiempo. Igual situación se avizora en una posible aplicación de la Ley 1740, mediante la cual la Universidad del Tolima sería el conejillo de indias del Ministerio de Educación Nacional.

Frente a este panorama adverso, y valorando que sus respuestas a la crisis no han sido concertadas con la comunidad, y menos diseñadas con un espíritu altamente universitario, los docentes reunidos en Asamblea Permanente habíamos manifestado no respaldar su gestión en días anteriores; pero hoy, viendo los nuevos escenarios planteados por usted y entendiendo su responsabilidad en todo este caos desatado, consideramos que no cuenta con nuestro respaldo, ni con la gobernabilidad en la comunidad académica, y que además es hora de que en un acto de dignidad dé un paso al costado.

Señor rector José Herman Muñoz Ñungo, si usted aprecia la Universidad del Tolima: RENUNCIE, los profesores así lo exigimos.

Profesores Universidad del Tolima,
Asamblea Permanente, febrero 1 de 2016