lunes, marzo 07, 2016

ASPU UPTC - Comunicado a la comunidad universitaria



La Asociación Sindical de Profesores Universitarios (ASPU), seccional UPTC, a raíz de la nulidad decretada por el Consejo de Estado de la irregular reelección de Gustavo Álvarez Álvarez, como rector de la institución, se permite manifestar a la Comunidad Universitaria lo siguiente:

1.      SOLICITAR el pleno acatamiento del fallo proferido por el máximo tribunal de lo contencioso administrativo. En una decisión de fondo y ajustada a derecho, el Consejo de Estado “DECRETO la nulidad del Acuerdo 042 del 26 de noviembre de 2014, a través del cual se eligió a Gustavo Orlando Álvarez Álvarez como rector de la UPTC para el período 2015-2018”;

2.      INVITAR a la comunidad universitaria a la lectura juiciosa de la totalidad de la sentencia proferida por el Alto Tribunal. Con argumentos de fondo que van mucho más allá de la “interpretación semántica” aducida por la administración de la Universidad, el Consejo de Estado acogió los argumentos de los demandantes y profirió el fallo en cuestión. Es particularmente importante conocer que la administración de la Universidad, al contestar las pretensiones contenidas en la demanda, no desestimó ninguno de los cargos formulados. Su defensa, ella sí, está basada en interpretaciones semánticas que se ocupan, no de la realidad de los hechos sino de la formalidad de los mismos.  Un caso ejemplar lo constituyen las recusaciones por conflicto de intereses contra miembros del Consejo Superior. La administración de la Universidad al pronunciarse expresamente sobre este hecho, nunca demostró que no hubieran familiares de los consejeros vinculados a la Universidad, lo que les generaba impedimentos para votar en la designación del rector. Su alegato se centró en mostrar, que por autonomía los mismos consejeros señalados por conflicto de intereses, tenían que resolver sus propias recusaciones. Un pequeñísimo problema ÉTICO, al parecer poco importante para quienes “controlan” nuestra Alma Mater;

3.      EXHORTAR a los gobiernos nacional y departamental, a que ejerzan una atenta vigilancia sobre los procesos derivados de la vacancia rectoral, como es la designación de un rector encargado. Es necesario intervenir sobre los asuntos de fondo abocados por el Consejo de Estado en su fallo y no sobre las “interpretaciones semánticas” alegadas por la administración de la universidad, como se lee en su respuesta a los cargos señalados en la demanda;

4.      LLAMAR  a la sensatez al Consejo Superior Universitario en esta etapa crucial de la vida universitaria. La sentencia del Consejo de Estado hace referencia a que este organismo de gobierno universitario desbordó sus competencias, avalando el irregular proceso que condujo a la reelección del rector, cuyo punto de partida fue la reforma al literal e del artículo 19 del Acuerdo 066 de 2005, la cual contó con el apoyo de varios de los consejeros con claros conflictos de intereses derivados de ser beneficiarios de favores dispensados por quien fungía como rector de la Universidad. Es un imperativo ético que el Consejo Superior restablezca el literal e del artículo 19 del Acuerdo 066 de 20105 y derogue el Acuerdo 008 de 2014 y que, además, se imponga la participación de la comunidad, como principio fundante de la UPTC según el Estatuto General, en la toma de decisiones por parte de sus organismos de dirección;

5.      CONVOCAR a estudiantes, profesores y personal administrativos a una reflexión abierta y pública sobre el presente y el futuro de la UPTC. Seremos nosotros, como estamentos fundamentales de la vida universitaria, quienes debemos trabajar y construir una Universidad que gire alrededor de profundos valores éticos, académicos, meritocráticos, capaz de desterrar el clientelismo y la politiquería de su quehacer cotidiano.

ASOCIACIÓN SINDICAL DE PORFESORES UNIVERSITARIOS (ASPU), seccional UPTC
Tunja, campus universitario, marzo 7 de 2016