sábado, marzo 05, 2016

Comunicado de los representantes de los egresados de los consejos de facultad de la Universidad del Tolma



Rechazamos públicamente todo tipo de decisión que se tome en nombre de la comunidad de egresados de la Universidad del Tolima como la optada por el representante al Consejo Superior, Arturo Osorio, en sesión del pasado 26 de febrero, donde en un acto de emulación a los sectores externos a la Universidad del Tolima, principalmente del gobierno nacional y departamental, votó en favor de un autoritario recorte presupuestal para el año 2016.

Declaramos que tal decisión no solo careció de la más mínima consulta a la Junta de Consejeros y Asociaciones de Egresados de la UT, sino que además contradice a ultranza los principios de defensa de la autonomía de la Universidad Pública, que caracteriza el espíritu de todas las organizaciones de egresados, supeditada a los intereses de la visión y la misión de la Universidad del Tolima.

Consideramos que la fuerza de los argumentos que soportaron tal decisión de nuestro representante en  el Consejo Superior, para votar, estarán siempre muy por debajo del sentir de la comunidad universitaria, en tanto que cualquier razón expuesta,  por más justa que parezca, se encuentra secuestrada por la politiquería y el clientelismo al interior y exterior del Alma Mater, más aún, cuando su voto acompañó al de los defensores en primera línea del desfinanciamiento y la privatización de la Universidad del Tolima.

El espíritu de la Junta de Consejeros y las Asociaciones de Egresados, es y será siempre, acompañar de manera incondicional la posición de estamentos, que desde un honesto y profundo compromiso con el derecho a la educación superior para los sectores menos favorecidos de la sociedad, propendan por la defensa de la Universidad del Tolima. Así, en las circunstancias actuales de nuestro único centro de educación superior público, consideramos que nuestro compromiso deberá estar dirigido hacia la comunidad estudiantil, quienes de manera justa reclaman el derecho a la educación.

Finalmente, rechazamos los actos politiqueros, populistas, y oportunistas del gobernador del Tolima, quien ha saturado los medios de comunicación con la entrega de un recurso cercano al 3% del presupuesto que la ley le obliga, pero que en casi nada ayuda al problema estructural del desfinanciamiento paulatino que la Universidad tiene y que se representa en la actual crisis.

Febrero de 2016