viernes, marzo 04, 2016

Comunicado del representante de los egresados al Consejo Superior Universitario CSU



Estimados integrantes de la comunidad universitaria:

Respecto a mi participación en la decisión de reducir el presupuesto de la Universidad del Tolima correspondiente a la vigencia 2016, quiero hacer las siguientes precisiones:

1.    En el consejo realizado el día de 26 enero de 2016, las exposiciones hechas por el equipo financiero de la Universidad del Tolima, presentan presupuestado un crédito por la suma  de 13.358.millones de pesos el cual no fue puesto en consideración ni aprobado por el CSU, como también presupuestan 9.487.110.318 correspondiente a matrículas de 2016, valor del cual han gastado un valor aproximado a 5.400 millones para pagos del año 2015.

2.    Por lo anterior la delegada del señor Gobernador manifiesta que el presupuesto año 2016 está desbalanceado en aproximadamente 19.000 millones de pesos, lo cual se convierte en una falta gravísima (ley 734, código disciplinario, art. 23-24) y la representante de presidencia propone ordenar al señor rector reducir el presupuesto en dicha suma.

3.    Considero que  ajustar el presupuesto 2016 a cifras que reflejen la realidad financiera de la Universidad no es una causa o lleve a la Universidad a un estado de inviabilidad financiera, o que ello implique la suspensión del inicio de semestre; la garantía del  inicio es una responsabilidad de la administración Universitaria y determinación del Consejo Académico de la Universidad del Tolima con base en los recursos y posibilidades financieras actuales y una respuesta al derecho que los estudiantes tienen al haber cancelado sus matrículas. Si la administración gestiona nuevos y reales ingresos ellos pueden ser incorporados por el CSU al presupuesto; luego la estabilidad económica no depende de la cifra del presupuesto sino de su realidad  financiera y la gestión administrativa.

4.    Sin desconocer las causas estructurales en la crisis de la educación pública en general, la actual crisis de la Universidad del Tolima es causada por la falta de gerencia y toma de decisiones de la actual administración y el incumplimiento de los compromisos de los gobiernos departamentales.

5.    Rechazo la actitud del Doctor German Calderón representante de los administrativos al Consejo Superior Universitario y Decano de la facultad de Ciencias Humanas y Artes,  quien sin que se hubiese terminado el consejo superior, salió lanzándome gritos, injurias y amenazas, y además en la tarima ubicada en el parque Murillo Toro esa noche, lanzó arengas en mí contra, responsabilizándome ante los trabajadores del cierre de la Universidad; es una actitud temeraria e irresponsable; no sé cuál sea su interés en mentirle a la comunidad Universitaria y buscar un chivo expiatorio a la crisis.

6.    Debemos unirnos para por encima de intereses políticos y personales, hacer uso de la autonomía universitaria, auto regularnos, exigiéndole  al gobierno nacional y departamental, hacer los aportes financieros y garantizar el derecho a la educación de los estudiantes Tolimenses; exigir a la administración Universitaria tome acciones concretas especialmente en la reducción del gasto burocrático y todos aquellos que menos afecten la calidad de la académica, en busca de la garantía del derecho a la educación de los jóvenes Tolimenses.

ARTURO OSORIO AREVALO