sábado, marzo 12, 2016

Filtración de información y acciones militares: obstáculos para pedagogía de paz



Pese a lo informado por El Gobierno Nacional el pasado 3 de marzo de 2016, mediante comunicado público llamado “Ajustes para la pedagogía de las Farc con sus integrantes” [1] en el que manifestó que “Por razones de seguridad la información de quiénes viajan y las zonas a dónde llegarán no se dará a conocer”; en esa misma fecha el ex presidente y congresista Álvaro Uribe Vélez, en su cuenta de Twitter publicó: “BuenosAires, Cauca, Farc convoca a reunión masiva, anuncian a Pacho Quinto y Catatumbo, cerca sitio asesinato 30 soldados”

Posteriormente algunos medios masivos de comunicación se dirigieron hasta el corregimiento El Roble del municipio Buenos Aires y se desató una polémica por la presunta restricción a la libertad de prensa señalando, entre otros comentarios, lo siguiente: “Cauca: líderes de las Farc están en zona montañosa y no permiten acceso a medios.

Por su parte el alcalde de Buenos Aires, Urdely Carabalí, reportó que hubo tranquilidad en las comunidades luego de la llegada de los jefes negociadores de las Farc a zonas rurales de ese municipio ubicado en el norte del departamento del Cauca.

En medio de la discusión mediática el 4 de marzo de 2016 el Gobierno Nacional mediante Comunicado “Sobre inquietudes por reanudación de visitas de pedagogía de FARC a sus campamentos” [2] entre otros aspectos señaló “En la revisión de los protocolos para las visitas pedagógicas de las FARC a sus campamentos, las delegaciones en la Mesa de Conversaciones acordaron: ´No debe haber ningún tipo de divulgación, tampoco edición de productos audiovisuales con fines de difusión ni presencia de medios de comunicación regionales, nacionales e internacionales´”.

El 8 de marzo de 2016 la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano Francisco Isaías Cifuentes recibió reportes sobre situaciones que han percibido las comunidades afrodescendientes, campesinas e indígenas que habitan la zona en donde presuntamente las Farc-EP están realizando acciones de pedagogía de paz con sus integrantes, según lo acordado entre el Gobierno Nacional y la insurgencia de las Farc en La Habana, de los cuales se destacan:

  1. Acciones militares de integrantes de la Brigada móvil No. 17 del Ejército Nacional en las veredas Brisas de Marilopez y La Vetunia en el municipio Buenos Aires, Cauca, en donde un grupo de militares instalaron retenes, realizaron controles de movilidad y adelantaron patrullajes constantes.
  2. La presencia militar en dirección al lugar en donde se encuentra ubicado un grupo de periodistas en el centro poblado de la Vereda El Roble.
  3. Incremento de acciones militares ofensivas en zona rural de los municipios de Suarez y Buenos Aires, Cauca, al igual que en zona rural del municipio Jamundí, Valle del Cauca, en una zona ubicada en las inmediaciones de la vereda El Roble.
  4. Sobrevuelos periódicos de helicópteros en inmediaciones de la zona rural del municipio Buenos Aires incluida el área de las veredas El Ceral y Los Robles.
  5. Presencia constante de medios masivos de comunicación en el centro poblado de la vereda Los Robles.

Partiendo de la situación de constante zozobra e intranquilidad que en la actualidad padecen los pobladores de la zona, pues consideran la inminencia de un enfrentamiento armado en el territorio y con la preocupación por lo que podría convertirse en el detonante de una afectación al proceso de paz adelantado entre la insurgencia de las Farc y el Gobierno nacional, la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano:

  1. Alerta. Por la situación de eminente de riesgo en que se encuentran las comunidades de la zona por el posible accionar militar de la fuerza pública y la insurgencia armada.
  2. Insta. Al Gobierno Nacional y a la insurgencia de las FARC-EP a mantener la observancia de los protocolos de seguridad acordados para el correcto desarrollo de estas actividades.
  3. Considera. Que más allá de utilizar los medios de comunicación que se tienen a su alcance como tribuna para desarrollar acciones militares unilaterales se debe mantener la serenidad y sensatez y a través del diálogo trazar de forma conjunta la ruta para blindar el proceso en curso.
  4. Solicita. Que se adelanten las investigaciones pertinentes a fin de establecer la filtración de información sobre el sitio de ubicación de la jornada de pedagogía de paz acordada en la mesa de conversaciones.

Así mismo, continuando con el compromiso con la promoción, la exigencia de respeto y de garantía de los derechos humanos y consientes que la paz es el camino, la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano persistirá en su labor de Pedagogía de Paz y espera que se logre la generación de espacios conjuntos donde se le dé la oportunidad al pueblo colombiano de conocer los avances del proceso contando con sus protagonistas y no sólo una de las partes del mismo.

Vía: Prensa Rural