jueves, abril 21, 2016

Amazonia colombiana amenazada por 43 bloques petroleros



A los municipios Paujil y Doncello en el departamento del Caquetá, ya llegaron las maquinarias necesarias para adelantar la perforación de pozos petroleros los cuales tendrían un impacto negativo en el delicado ecosistema amazónico y en sus fuentes de agua.

Las empresas interesadas en adelantar actividad petrolera en Caquetá son: Meta Petroleum, Pacific Stratus, Canacol, Emerald Energy, Monterico, Hupecol, C&C Energy, Optima Range y Ecopetrol.

Desde la mesa Departamental por la Defensa del Agua y el Territorio la comunidad informó que desde el pasado domingo empezó a ingresar maquinaria pesada a la empresa Monterrico.

La coordinadora de la Mesa Departamental por la Defensa del Agua y el Territorio, Mercedes Mejía,  señaló que además de la maquinaria desplegada en los municipios ya citados, la comunidad reporta una situación similar en el municipio de Puerto Rico.

Por su parte la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, informó que en el departamento llanero se planea poner en marcha 43 bloques petroleros. la última licencia concedida se le otorgó a la empresa Monterrico S.A. Dicha empresa desarrollará el proyecto de exploración petrolera en el área conocida como  Portofino Sur, la cual abarca los municipios de Puerto Rico, El Paujil y San Vicente del Caguán, ubicados en una zona productora de agua que representa el 18,67% de la región Amazónica, por el delicado equilibrio ecológico de esta área se requiere altos estándares de protección ambiental, lo que va en contravía con la exploración petrolera en la región.

“La función de esta región debe ser producir agua. Las fuentes hídricas empezaron a disminuir sin haber entrado la locomotora minero-energética, cuando ésta ingrese con toda su fuerza, esta condición de productor de agua cambiará y perderemos la cantidad de agua que se produce”, señaló Mercedes Mejía.

Por su parte las alcaldías de los municipios que se verían afectados están solicitando información a las empresas petroleras para que brinden explicaciones sobre el verdadero impacto ambiental, tal y como ha sucedido en otras regiones del país frente a la presencia de las multinacionales, la población se encuentra dividida entre los que rechazan la presencia de dichas empresas y los que la defienden argumentando la grave situación social que enfrentan los habitantes de esta zona del país.

La comunidad indicó que con la llegada de la maquinaria pesada, también llegó el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (Esmad), de igual manera la comunidad denunció que a raíz de la llegada de las petroleras se vive un conflicto socioambiental que ha derivado en una serie de  amenazas contra algunos concejales y líderes sociales que se oponen a los proyectos minero-energéticos en el departamento del Caquetá.

Mientras tanto los habitantes del municipio de Valparaíso adelantan desde el 2014 procesos de resistencia.  La comunidad representada en La Mesa Departamental por la Defensa del agua y el Territorio sigue trabajando incansablemente en la labor de sensibilizar a la población, por esta razón se implementó una comisión accidental de hidrocarburos que trabajará de la mano con los consejos municipales para socializar en las juntas de acción comunal las consecuencias de la extracción y explotación petrolera en la región.

Los estudiantes la Universidad de la Amazonia en Florencia, realizarán el 22 de abril un plantón cultural para rechazar la destrucción ambiental generada por las petroleras.