domingo, abril 24, 2016

Ayotzinapa: la mentira oficial como “verdad histórica” y la defenestración del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes

Los hechos muestran que el gobierno mexicano es incapaz de llevar una investigación imparcial que nos lleve a la verdad y a la justicia.
 
Comunicado de la Secretaría de Defensa de Derechos Humanos
Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), México

Desde Copenhague y en el contexto de su enésima gira internacional, Enrique Peña Nieto ha confirmado lo que desde tiempo atrás se sabía: que el gobierno de México no quiere en México al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y que éste saldrá del país a finales de este mes de abril. Las razones del encono son muchas, la principal que el GIEI propinó un severo golpe a la mentira oficial que se quería hacer  pasar como “verdad histórica”: que  la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa era algo circunscrito a las autoridades del municipio de Iguala y que  los estudiantes desaparecidos habrían sido cremados en un incendio en el basurero de Cocula. Cabe agregar la enorme antipatía oficial que generó la insistencia del GIEI en interrogar con respecto a dichos acontecimientos a miembros del Ejército mexicano. En suma, ha sido la conducta independiente del GIEI que ha hecho tambalear a la mentira oficial, lo que hoy hace que el gobierno mexicano tenga la férrea decisión de hacer salir a dicho grupo el 30 de abril.

Cabe agregar que detrás de declaraciones oficiales de reconocimiento al GIEI hay montada una propaganda negra contra su actuación y una guerra sucia contra sus integrantes en especial a las ex fiscales de Guatemala y Colombia Dra. Claudia Paz y Paz y Dra. Ángela Buitrago. Ambas juristas, las únicas mujeres integrantes del GIEI, son ampliamente odiadas por la ultraderecha de sus países. La Dra. Paz y Paz además de ser una eficaz perseguidora de líderes del narcotráfico guatemalteco aliado con el mexicano, llevó a  un juicio a Efraín Ríos Montt que concluyó con una condena por genocidio al mencionado ex dictador guatemalteco. La condena posteriormente fue anulada por la Corte de Constitucionalidad de Guatemala. La Dra. Buitrago desenterró la matanza ocurrida en 1986 en el Palacio de Justicia de Colombia cuando el grupo guerrillero M-19 tomó sus instalaciones. El resultado de dicho juicio fue la condena de un alto militar colombiano por el delito de desaparición forzada, el cual  hoy ha sido liberado. Los partidarios de la impunidad en México y en otros países hacen causa común contra el GIEI.

La mentira oficial disfrazada de verdad histórica, paulatinamente se está derrumbando. Ha sido puesta en duda  no sólo por las conclusiones del GIEI sino por los dictámenes del Equipo Argentino de Antropología Forense quienes también han puesto en duda el supuesto incendio del basurero de Cocula. Hoy la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha planteado como una línea de investigación en base a las declaraciones de un testigo, la participación de integrantes de la Policía Federal y la policía del municipio de Huitzuco en la detención en otro autobús de entre 15 y 20 de los 43 normalistas desaparecidos. El gobierno sin avisarles a los familiares de los desparecidos arguye  hoy otra investigación que busca corroborar el incendio de Cocula. En suma, los hechos muestran que el gobierno mexicano es incapaz de llevar una investigación imparcial que nos lleve a la verdad y a la justicia. El GIEI debe continuar en México y coadyuvar a una investigación objetiva de los hechos.

¡No a la impunidad en México!

¡No a la salida del país del GIEI!