martes, abril 26, 2016

Los pueblos indígenas del Cauca denuncian el asesinato y tortura de Rubiela Coicue



La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN), informó sobre el asesinato y tortura de Rubiela Coicue, su cuerpo fue encontrado el pasado 17 de abril en la vía que conduce al Municipio de Corinto.
 
En el Norte del Cauca, la guerra no cesa, las amenazas a líderes y lideresas a través de múltiples panfletos son constantes.

Las comunidades indígenas hacen un llamado para que este caso no quede impune como suele suceder con los casos de violaciones a los derechos de las mujeres

Compartimos el comunicado de con el ánimo de romper el cerco mediático impuesto por la prensa oficialista.

Comunicado:

DE NUEVO LA MUERTE Y LOS QUE SE CREEN DUEÑOS DE LA VIDA Y EL TERRITORIO, ASESINAN VILMENTE A UNA MUJER HUMILDE

Las mujeres de la Çxhab Wala Kiwe “Territorio del Gran Pueblo” ACIN, en solidaridad con la familia, amigos y allegados de la compañera indígena Rubiela Coicue, expresamos nuestra voz de indignación y rechazo por el asesinato y tortura de Rubiela como también las violencias que padecen nuestras mujeres, pues día a día somos víctimas de sistemáticas discriminaciones y violencias que evidencian la grave situación que enfrentamos como mujeres al ser víctimas tanto de la violencia social como política al interior de nuestros territorios.

A pesar de que el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, anuncian la paz, en nuestro Norte del Cauca, la guerra no cesa, las amenazas son cada día más constantes a nuestras líderes y lideresas a través de múltiples panfletos intimidantes, la violencia se incrementa contra las mujeres en general e indígenas en particular. El 17 de abril de 2016 fue encontrado el cuerpo sin vida de la compañera Rubiela Coicue, quien fuera decapitada, torturada y arrojado su cuerpo sin vida al lado de la vía que conduce al Municipio de Corinto, en la vereda Guasanó. Rubiela, quien contaba con 38 años de edad, natural de la vereda Chicharronal, Municipio de Corinto y madre de una niña de 17 años de edad quien fue víctima de un artefacto explosivo en el mes de septiembre de 2015, en el municipio de López de Micay.

Los hechos violentos como el de Rubiela Coicue y otras mujeres, niñas y jovencitas, es un acto infame que no solo destruye la vida de una mujer, sino que además pone en riesgo el plan de vida familiar y comunitario, generan una afectación física, emocional y espiritual a las familias, las comunidades y los territorios y a su vez ponen de manifiesto la vulnerabilidad de las mujeres del Norte del Cauca por la constante violencia en el territorio y la necesidad de proteger y garantizar los derechos de las mismas.

Hacemos un llamado para que este caso no quede impune como suele suceder con los casos de violaciones a los derechos de las mujeres. Por ello se solicita a las autoridades competentes que realice la debida investigación y sanción de los responsables. Asimismo, solicitamos que en los diferentes espacios haya más seguridad y protección para que hechos como estos no se vuelvan a presentar.
Por último, exigimos que los derechos de las mujeres sean respetados en su integralidad y que se garantice el derecho al acceso a la justicia y a la judicialización de los casos.

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN)