miércoles, abril 27, 2016

Robledo y su defensa a los empresarios del azúcar



|Por: Juan Andrade|

Desde que el gobierno anunció el proyecto para reducir los aranceles para la importación de azúcar, los dueños de los ingenios azucareros salieron a dar declaraciones sobre el daño que se le causaría a la agroindustria colombiana, también Robledo y la CUT llamaron a la movilización de los trabajadores para evitar la expedición del decreto que transformará el negocio de la azúcar en Colombia.

El 30 de noviembre de 2015 en Cali, los corteros de caña salieron a la calle para decirle al gobierno que escuchará sus reclamaciones que buscan proteger la industria azucarera. Movilizaciones impulsadas por la CUT y los empresarios dueños de los ingenios azucareros, así los empresarios llamaron a los trabajadores a defender sus intereses y la burocracia sindical respondió ágilmente. A principio de diciembre de 2015 el gobierno anuncia el decreto que reduce un 70% el arancel para importar el azúcar.

¿Robledo llama a defender las ganancias de quién?

El sector azucarero nacional está representando por Asocaña que agrupa la producción de los ingenios del Valle del Cauca. ¿Cómo está conformado este sector? Varios grupos empresariales son dueños de los ingenios azucareros, se destaca la Organización Ardila Lule (1) y la vieja aristocracia Valluna con Harold Eder a la cabeza, su tatarabuelo ya explotaba a los campesinos y trabajadores con el negocio de la azúcar desde 1901 (2). En el Valle del Cauca se tienen cultivadas en Caña 225.560 hectáreas (3), los ingenios son propietarios del 25% de las tierras en la cual se cultiva la caña, el restante 75% corresponde a grandes propiedades. Para entender la propiedad de ese restante 75% de las tierras, de se debe saber que en el Valle existe una fuerte “concentración de la propiedad territorial rural con el 5.1% de los propietarios en posesión del 60.9% de la tierra, mientras que el 88,3% de los propietarios solo posee el 22.2%” (4). Los trabajadores son aproximadamente 18 mil hombres, los mismos que en el 2008 lograron paralizar durante dos meses los ingenios Manuelita, Providencia, Central Tumaco, Mayagüez, Pichichí, Castilla, María Luisa, Cauca. Miles de trabajadores contratados por empresas temporales. En resumen, durante la producción de azúcar y alcohol carburante participan miles de corteros de caña, empleados de los ingenios, unos cuantos terratenientes y los dueños de los ingenios. Esa semiesclavitud es la que Robledo y la CUT llaman con ahínco a todos los trabajadores a defender y salvar, como veremos más adelante.

La lucha de los trabajadores en el sector del azúcar

El señor Robledo parece no tener memoria, no recuerda que la historia de los ingenios azucareros es la misma historia de lucha por trabajo digno de los corteros de caña. Casi un siglo de lucha de clases, pero Robledo llama a los trabajadores a respaldar a sus verdugos.

Recordemos un poco esa lucha. Los corteros de caña en 1936 adelantan la primera huelga reivindicativa, en que los trabajadores son reprimidos, despedidos. Luego en 1956, contra el sindicato del ingenio Rio Paila

“toda la Junta Directiva es encarcelada y permanecen 83 días en presidio… Fueron los sindicalistas del dulce en el Valle, principalmente corteros y alzadores de caña, los que iniciaron en 1958-1959, la acción nacional por la estabilidad en el trabajo, cuyo punto culminante fue el paro general del azúcar en 1959, donde los huelguistas fueron baleados, con saldo de dos muertos. Esta participación de los corteros y alzadores se repite en la huelga de 1975-1976.” (5)

También los corteros de caña en 1960,1964, 1966, 1969 realizan huelgas por despidos injustificados. En la huelga de 1976 en el Ingenio Rio Paila

“Según los trabajadores el número de despedidos llegó a 800, aunque la empresa sólo reconoció haber cancelado el contrato a 488 empleados. Eso sin contar los trabajadores de otros ingenios que fueron despedidos aprovechando la ilegalización del sindicato… Las mujeres por su parte pusieron su cuota de sacrificio. De acuerdo al testimonio de una obrera herida, en el hospital San Rafael de Zarzal, vio a Fabio Gómez, directivo del sindicato atravesado por una bala en la nuca y a Velsi Vanegas herida por una bala en la cabeza. Entre las consignas: ¡Contra el Estado de Sitio!, Abajo la explotación capitalista!”, ¡Camilo, Guevara el pueblo se prepara!, ¡Luchar, vencer, obreros al poder!, se encuentra ¡MUJER PROLETARIA APRENDE A LUCHAR POR TU CLASE!´. El Comité Femenino fue decisivo en la organización de toda la huelga.” (Ibídem.)

En los últimos años la lucha continua, en 2005 un conflicto en ocho ingenios, en el que participaron cerca de 11.000 corteros. En el 2008 más de 18.000 corteros de caña en el Valle sostuvieron una huelga desde septiembre hasta noviembre parando 8 ingenios azucareros por estabilidad laboral y contratación directa. En el 2011 se realizan movilizaciones en Cali.

Inclusive en el 2015, 120 corteros de caña se tomaron las instalaciones del Ingenio Risaralda (6) y con la incursión del Esmad resultaron heridos varios trabajadores. La inconformidad laboral sigue vigente, informa un directivo sindical.

“A veces nos hacían trabajar tanto, bajo unos calores tan fuertes, que varios nos tirábamos al suelo y nos tapábamos con los cogollos de la caña para evitar que nos dieran más tajo para cortar… Los [las empresas] contratistas con los que están tercerizados han emprendido una campaña de persecución contra los afiliados que solo tienen contratos de tres meses, y en el último corte a algunos no les fue renovado el contrato sin razón aparente. Entre los patrones hay concejales, dueños de cooperativas de préstamos y exsindicalistas que, intermediando entre el Ingenio y los trabajadores, pasaron del anonimato a ser poseedores de enorme capital en sus pueblos.” (7).

Bandos que manipulan a los trabajadores

Por un lado los ingenios azucareros explotan a los corteros de caña, y los llaman a movilizarse por sus ganancias. En el otro bando, los industriales de los alimentos (Coca Cola Femsa, Bavaria, Nestle, Bimbo, la Compañía Nacional de Chocolates, Galletas Noel, Casa Luker, entre otros) necesitan embaucar a los trabajadores también, la estrategia de ellos es entretener a la mayoría de los trabajadores diciendo que necesitamos azúcar más barata y la Andí lo ha soportado con estudios “los hogares pagarían $1.300 el kilo, a diferencia de los $1.900 que se pagan ahora” (8) ¡Los industriales luchando por el bienestar de las familias colombianas! Tristemente la mayoría de los pobres no perciben los verdaderos intereses de los industriales.

¿Y los trabajadores? la principal Central sindical, la CUT, ha escrito en su periódico “A defender la Producción y el Trabajo nacionales que generan la agroindustria azucarera… Le exigimos a Santos y a su gobierno: deje de perseguir, en favor de multinacionales, al sector azucarero. Estos empresarios [los dueños de los ingenios], y sus gremios, son importantes para el país, pues han generado desarrollo regional y nacional…” (9) Así, la posición oficial de los trabajadores está al lado del señor Ardila Lule y de la aristocracia Valluna.

Un análisis marxista, un análisis de las clases en esta lucha de facciones del empresariado.

Dice Robledo:

“No hay que equivocarse. Quienes defendemos a los trabajadores debemos defender la producción en Colombia, incluida la empresarial. Porque es obvio que quienes más sufren cuando se cierra una empresa son quienes laboran en ella, que pasan de asalariados a desempleados, la peor de las condiciones, o a vendedores de mamoncillos en alguna esquina de Colombia.”(10)

Robledo engaña a los trabajadores diciéndole que se debe defender a los empresarios porque de lo contrario se cierran las empresas y se genera mayor desempleo. Acaso Robledo desconoce que los empresarios siempre han dominado el país, por tanto el hambre, la miseria y el desempleo actual es culpa de la elite empresarial. Robledo posa de defensor de los trabajadores, sin embargo sus acciones dejan a las organizaciones obreras bajo la dirección de los empresarios.

Que aconsejaban Marx y Engels sobre la situación de los trabajadores agrícolas,

“La única categoría en que el problema se presenta sencillísimo es la de los grandes terratenientes. Aquí, estamos ante explotaciones capitalistas manifiestas, y no valen escrúpulos de ninguna clase. Aquí, nos enfrentamos con proletarios agrícolas en masa, y nuestra misión es clara. Tan pronto como nuestro partido tome posesión del poder del Estado, procederá a expropiar sin rodeos a los grandes terratenientes, exactamente lo mismo que a los fabricantes industriales…Echad la semilla de la socialdemocracia entre estos obreros [agrícolas], dadles ánimos y espíritu de solidaridad para que luchen por sus derechos…” (11)

Luchar por los empresarios es el llamado de Robledo y de la CUT, los marxistas desde el principio han explicado incansablemente que la única posibilidad que tienen los trabajadores agrícolas (y todos los explotados en general) es luchar para tomar el control de las empresas, para acabar con la esclavitud asalariada. La anterior es la conciencia de los trabajadores, sin embargo, las ideas de Robledo solo representan a la pequeña burguesía quien se postula como mediadora entre los trabajadores y empresarios. Pero estos mediadores, aquellos que quieren suavizar la lucha entre clases, lo que logran con sus actos es mantener las ganancias de los empresarios y la explotación de los trabajadores. Los corteros de caña no deben combatir solo a los dueños de los ingenios por mejores condiciones laborales, también deben sacudirse de los falsos ideólogos del trabajo, quienes llaman al acuerdo entre las partes para continuar con la explotación.

No faltarán los robledistas que digan por el momento no es tiempo de enfrentar a los empresarios, así que por ahora se debe defender los puestos de trabajo en el país, entiéndase empresarios y terratenientes. Escribía Marx

“No creas, señores, que al criticar la libertad comercial tengamos que defender el sistema proteccionista… el sistema proteccionista es en nuestros días conservador, mientras que el sistema de libre cambio es destructor, corroe las viejas nacionalidades y lleva al extremo el antagonismo entre la burguesía y el proletariado. En una palabra, el sistema de la libertad de comercio acelera la revolución social. Y solo en este sentido revolucionario yo voto señores, a favor del libre cambio” (12)

Ni el proteccionismo, expresado en altos aranceles para la importación, ni el libre cambio, benefician a los trabajadores, solo falsos líderes de los trabajadores pueden llamar a luchar por alguno de esta formas del sistema capitalista. La única salida de los corteros de caña es la lucha, al lado de los demás trabajadores para acabar con el sistema económico que castiga con privaciones a los trabajadores y enriquece a los parásitos empresarios que no trabajan.

Bibliografía

Subgerencia Cultural del Banco de la República. (2015).Grupos económicos de Colombia. Tomado de:http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/ayudadetareas/economia/grupos_economicos_colombia
Montoya D., Gloria I. El paro de corteros de caña en el Valle del Cauca Colombia: Una acción colectiva de cara al modelo económico en Entramado vol.7, enero – junio 2011. Tomado dehttp://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1900-38032011000100007&lng=en&nrm=iso
Sánchez Ángel, Ricardo. Las iras del azúcar: la huelga de 1976 en el Ingenio Riopaila en Historia crítica No. 35, enero – junio 2008. Bogotá PP. 34-57. Se encuentra en http://historiacritica.uniandes.edu.co/view.php/528/index.php?id=528
8.http://www.larepublica.co/la-reducci%C3%B3n-de-aranceles-del-az%C3%BAcar-                  bajar%C3%ADa-el-precio-que-paga-el-consumidor_298001  

9.http://cut.org.co/a-defender-la-produccion-y-el-trabajo-nacionales-que-generan-        la-agroindustria-azucarera-y-panelera/   

Marx y Engels, 1894. El problema campesino en Francia y Alemania. Tomado de https://www.marxists.org/espanol/m-e/1890s/procam94.htm
Discurso sobre el libre cambio pronunciado por Marx el 9 de enero de 1848 en una sesión pública de la Sociedad Democrática de Bruselas. Tomado de https://www.marxists.org/espanol/m-e/1847/miseria/009.htm